Recursos Humanos

3 Formas de motivar a través de la Cultura Organizacional

Hoy en día los líderes organizacionales creen fuertemente en la importancia de reconocer la cultura organizacional desde una perspectiva tangible de diseño y construcción. Construir cultura organizacional va más allá de un café gratis en la mañana como parte de los beneficios, se trata de conducir a un grupo de personas y transformarlo en un equipo comprometido con el mismo objetivo, pasión e ideales.

La invitación es a convertirnos en diseñadores conscientes de una cultura organizacional enfocada en la motivación desde los siguientes tres aspectos:

1. Incentivos:

Uno de los artículos más leídos de HBR asegura que la mejor manera de saber qué va a hacer la gente es decidir a qué se les va a incentivar a hacer. Hay toda una variedad de incentivos, que son los motivadores tangibles para que los colaboradores estén direccionados al objetivo claro organizacional.

Recomendamos leer: Tres consejos para fomentar una cultura de reconocimiento en su empresa

Estos motivadores deben variar entre monetarios y no monetarios (salario emocional) como reconocimientos, estatus, promociones y beneficios extra relacionados con lo que se quiere lograr desde el día a día de los colaboradores.

Se debe diseñar el sistema de incentivos desde la expectativa de qué patrón de comportamientos se buscan generar y que así se vaya construyendo cultura, una cultura dirigida y conectada con el objetivo organizacional.

2. Valores:

El objetivo de poner valores a la estrategia organizacional es definir que sí importan los medios para llegar al fin, y así bajo los mismos medios permitidos, llegar de una manera fluida con esfuerzo a los objetivos organizacionales planteados.

Si se diseñan valores específicos para la cultura que se quiere formar, se van a construir los parámetros operacionales de la empresa, por ende demandan revisión constante y promoción, para poder canalizar las funciones de todos lo mejor posible.

Lea también: Servicio y empatía dos valores necesarios en su organización

Los valores organizacionales motivan pues se identifican con los valores personales de los colaboradores, lo que permite intangiblemente conectar a los trabajadores con la manera de llegar al objetivo y con el objetivo en sí, aumentando la productividad.

3. Desempeño:

Finalmente, desde la construcción y diseño de la cultura de la organización, los colaboradores van a mejorar su desempeño conociendo las reglas de juego, el propósito y maximizando su potencial.  La cultura alcanza a determinar el impacto del trabajo del colaborador, las personas trabajan en parte para ver el impacto de su trabajo y valorarlo para motivarse.

Encuentre acá: 3 Evaluaciones para medir el desempeño de su talento humano.

Al diseñar estratégicamente la cultura para que la coherencia en procesos, valores, estructura, incentivos y acciones se mantenga y así se aproveche de la mejor manera el talento, se logra mantener la motivación como un proceso constante, de retroalimentación y crecimiento en pro de la estrategia organizacional y no motivando per se.

Todos quieren ser una parte valiosa de un equipo de trabajo exitoso en una misión inspiradora. Todos pueden ser los arquitectos de una cultura diseñada por y para motivar a los colaboradores y disfrutar de los beneficios que esto implica, incluyendo un gran retorno de la inversión. Construir la cultura de una organización implica arduo trabajo, mente abierta en educación y diseño consciente.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados