Recursos Humanos

3 Consejos para manejar el estrés laboral con inteligencia emocional

El estrés laboral deteriora notablemente el bienestar y la salud de los trabajadores. Aparece por diversas causas, entre ellas la sobrecarga de trabajo y las malas relaciones con jefes y colaboradores. Sus efectos incluyen el aislamiento, la depresión y la falta de compromiso con el trabajo y los compañeros.

Para aprender a manejar estas situaciones, que pueden presentarse frecuentemente, hoy queremos explorar 3 formas de afrontar el estrés laboral a través del desarrollo de habilidades ligadas a la inteligencia emocional. Estas son nuestras 3 propuestas:

  1. Enfrentar situaciones adversas con humor

Las situaciones adversas hacen parte del mundo laboral y es importante saber manejarlas de manera efectiva. En muchas ocasiones las personas se sienten bajo mucha presión y descargan ese estrés de maneras que no solo les hacen daño físicamente sino que también complican la situación y hacen que sea aún más difícil llegar a una solución efectiva.

Lea también: Las 10 causas principales del estrés laboral

El humor es una estrategia de afrontamiento que a menudo logra mejorar la percepción de una situación que no es la más favorable.

Se sabe que el hecho de reír puede mejorar nuestro estado físico ya que estamos inhalando más aire de lo normal y por ende se genera una estimulación del ritmo cardiaco, los pulmones y los músculos. En el cerebro se empieza a liberar unos neurotransmisores llamados endorfinas que hacen que nuestro cuerpo y nuestra mente se sienta mejor y más sana.

¿Para qué nos sirve reír en el ámbito laboral?

Es importante recordar que siempre existirán situaciones complicadas o conflictos difíciles de solucionar, la risa y el humor nos pueden ayudar a disminuir el estrés que generan estas situaciones y nos permite afrontarlo de una manera más tranquila y asertiva.

  1. Conocer señales de activación emocional

Todos tenemos formas específicas de responder a las situaciones adversas o complicadas, en el ámbito profesional es de alta importancia reconocer las señales de alerta que nos da nuestro cuerpo cuando nos quiere indicar que una activación emocional se avecina.

Las personas tienen activaciones distintas y es fundamental que sepamos identificarlos para poder lograr una contención y evitar una confrontación que puede ser desastrosa para las relaciones laborales.

Encuentre acá: 15 Preguntas para poner a prueba la inteligencia emocional

La regulación emocional se lleva a cabo al identificar las señales de alerta, estas pueden manifestarse como una respiración alterada, sudoración, o incluso una cambio en el ritmo cardiaco. Estas señales físicas nos pueden dar una pista de que a continuación viene una activación emocional dándonos el tiempo para alejarnos y re evaluar las respuestas que posiblemente podríamos dar.

Esta habilidad puede ser muy útil para las personas que son impulsivas y tienden a reaccionar en caliente cuando pasan por una situación de alta activación emocional. Si nos damos un espacio para contener los impulsos es posible que los resultados de las interacciones que tengamos sean positivas y se pueda lograr llegar a una solución que favorezca ambos lados del conflicto.

  1. Comunicar de manera asertiva y priorizar los mensajes que se transmiten

En un escenario de conflicto es probable que haya varios sentimientos que inhiben nuestras habilidades de comunicación. Las adversidades complican las capacidades de comunicación ya que la persona piensa en varias problemáticas y posibles consecuencias al mismo tiempo. Esta alta actividad cerebral puede nublar las posibilidades de comunicar de manera asertiva lo que le esté ocurriendo a una persona.

Recomendamos: 4 Estrategias para mejorar la comunicación en su empresa

En el ámbito laboral es importante recordar la importancia de la comunicación ya que esto puede asegurar el progreso en el trabajo y en las habilidades de trabajo en equipo. Los equipos de trabajo normalmente se forman de diferentes perfiles de personas para que puedan funcionar de manera fluida.

El hecho de que las personas sean de diferentes características y tengan rasgos de personalidad diversos puede hacer que los grupos sean aún más constructivos de lo normal. Por esta razón es importante que se sepa identificar las diferentes maneras en las que se comunican las personas y así poder adaptar nuestro estilo de comunicación para que el mensaje se transmita efectivamente.

Consulte acá: Los problemas que implica la adicción al trabajo

Enfrentar las situaciones adversas con humor, regular las emociones y comunicarse efectivamente son formas alcanzables de reducir conflictos, malentendidos y tensiones innecesarias. La inteligencia emocional es una herramienta clave para manejar y evitar al máximo posible el estrés propio de la vida laboral.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados