Productividad

3 Evaluaciones para medir el desempeño de su talento humano

Una empresa exitosa se caracteriza por la calidad y competitividad de su talento humano. Para alcanzar ese nivel, es fundamental medir el desempeño de sus colaboradores, lo cual incluye evaluar las competencias requeridas para el cargo, el cumplimiento de los objetivos asignados y la ejecución de los planes de capacitación y desarrollo asignados.

Las evaluaciones de desempeño permiten cuantificar la calidad del trabajo ejecutado y el cumplimiento de las metas individuales de cada colaborador, al mismo tiempo que visibilizan sus fortalezas y las oportunidades de mejora, información que permite diseñar y poner en marcha planes de desarrollo encaminados a cerrar las brechas encontradas.

Lea también: 5 Consejos para implementar una evaluación de desempeño exitosa

La información obtenida tras realizar una evaluación de desempeño es un insumo fundamental para tomar decisiones administrativas que promuevan la meritocracia e impulsen el desarrollo profesional de los mejores talentos de la compañía. Los datos verídicos permiten entregar aumentos, bonos, hacer reubicaciones, abrir vacantes, etc, todo ajustado al verdadero rendimiento de los colaboradores.

Teniendo clara la importancia de las evaluaciones de desempeño, hoy vamos a reseñar las 3 principales evaluaciones que deben tenerse en cuenta para ejecutar un proceso de este tipo en cualquier organización. Veamos:

1. Competencias:

Las competencias laborales son la base de la productividad de todas las organizaciones, son las habilidades y conocimientos con los que deben contar todos sus colaboradores para desempeñar las funciones y tareas y alcanzar los objetivos propios de su cargo en el tiempo y la forma esperada.

Las competencias pueden ser de dos tipos: comportamentales, asociadas a la personalidad y necesarias para cumplir las normas de la empresa y convivir con los colegas armónicamente, y las técnicas, correspondientes a los conocimientos y practicas adecuadas para cumplir con el trabajo asignado.

Encuentre acá: 7 Consejos para realizar una Evaluación de Competencias 360 grados

La mejor forma de evaluar las competencias de su talento humano es con una evaluación 360°, en la que se involucran a todas las personas relacionadas con el evaluado y su trabajo: sus colaboradores, sus colegas, sus jefes, además de incluir su autoevaluación.

Esta evaluación implica una visión global del colaborador, se logra un mayor grado de objetividad y un panorama mucho más amplio que identifica mejor las fortalezas y las oportunidades de mejora del evaluado.

2. Metas:

Una organización sin metas individuales y globales es un barco a la deriva. Cada colaborador debe tener claramente definidas unas metas propias que le permitan crear un plan de trabajo y priorizar tareas para cumplirlas. Al final de un periodo, ya sea mensual, trimestral, semestral o anual, la evaluación del cumplimiento de los objetivos permite cuantificar el desempeño individual y global de la empresa.

Lea acá: Cómo alinear el talento humano y las metas de su empresa en 3 pasos

Esta información permite tomar decisiones para replantear estrategias y metodologías cuando no se están cumpliendo con los objetivos esperados. Para obtenerla, es aconsejable establecer KPIs (Key Performance Indicators), estos indicadores cuantifican los objetivos y permiten hacer trazabilidad periódica a su cumplimiento.

Recomendamos: ¿Por qué debería implementar KPIs en su organización?

Las metas permiten impulsar el negocio y realizar un seguimiento dedicado a estas es la clave para no permitir el estancamiento o desorientación en los proyectos en la organización. Es fundamental establecer metas estratégicas (globales) para atarlas a las metas individuales y crear una hoja de ruta completa para todos los departamentos de la compañía.

3. Plan Individual de Desarrollo:

Una evaluación de desempeño proporciona la información adecuada para tomar decisiones informadas con respecto a los colaboradores de la empresa. Una de esas decisiones es la de crear planes individuales de desarrollo, los cuales permiten asignar actividades encaminadas a aprovechar las oportunidades de mejora identificadas tras la evaluación.

Lea también: 10 pasos para crear un plan individual de desarrollo (PID)

Sin embargo, no basta con diseñar el plan y asignar las actividades. Es necesario hacer un seguimiento riguroso al cumplimiento de dichas actividades y evaluar la efectividad de haber implementado las mismas. Para verificar esto, es necesario hacer una nueva evaluación de desempeño y comparar los resultados con la anterior.

Recomendamos: 4 Errores que deben evitarse durante una evaluación de desempeño

En conclusión, las evaluaciones de desempeño deben planearse cuidadosamente, involucrar a todos los colaboradores, hacer seguimiento a la participación y brindar acompañamiento durante su aplicación, divulgar los resultados, entregar retroalimentación al talento humano con respecto a sus resultados y crear planes de desarrollo que permitan aprovechar las oportunidades de mejora identificadas.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados