Productividad

4 Comportamientos de los mejores líderes

El liderazgo puede llegar a ser una tarea compleja, difícil y agotadora, pero en muchas ocasiones y sin darse cuenta, por el afán, el estrés y la presión, los líderes hacen que esa tarea se complique aún más y olvidan algunos conceptos básicos que pueden ayudarles a liderar sus equipos con tranquilidad y efectividad.

El talento humano del siglo XXI, especialmente los millennials, exige contar con líderes capaces de adaptarse a los cambios, dirigir las transformaciones, flexibilizar los procesos, eliminar los obstáculos, permitir la participación, delegar responsabilidades, reconocer el esfuerzo y premiar los logros alcanzados.

Lea también: 5 Formas de aumentar la satisfacción de sus colaboradores

Por todo ello, hoy queremos reseñar 4 comportamientos que un líder debería empezar a desarrollar para cultivar un liderazgo más positivo, productivo e inspirador que pueda ayudarle a sus colaboradores a aprovechar sus capacidades, alcanzar las metas esperadas y crecer profesionalmente.

  1. Acompañar al equipo en todos los momentos

El liderazgo no se trata sólo de dar órdenes y limitarse a esperar que las personas las cumplan. El liderazgo exige poner a sus equipos en una posición ganadora, esto implica planificar cuidadosamente las fases de los proyectos, repartir las cargas de trabajo, alinear las expectativas, eliminar los obstáculos, solucionar los problemas y, sobre todo, estar siempre disponible para cuando los colaboradores fallen, tengan dudas o estén desmotivados.

Le puede interesar: 4 Consejos para optimizar el liderazgo

El trabajo de un líder no termina cuando da las indicaciones, es en ese momento cuando apenas empieza. Los colaboradores necesitan respaldo, consejos y orientación para cumplir con sus tareas con éxito. No se trata de estar encima de cada detalle, la idea es convertirse en el respaldo de los equipos, confiar en ellos y ayudarlos cuando no encuentren soluciones efectivas.

  1. No castigar los errores

Los errores son una parte normal de cualquier proceso, esa es la manera como la gente aprende, entiende sus fallas y las corrige para que no vuelvan a suceder. Si un líder castiga a cada persona de su equipo que cometa un error, lo único que va a lograr es que el resto de colaboradores dejen de intentarlo y sientan temor por cada decisión que tomen.

Encuentre acá: 4 Razones para promover y desarrollar su talento humano

Un líder exitoso debe ser capaz de identificar si un error se cometió por negligencia o si fue por alguna otra razón. Si fue por negligencia, entonces debe hablar con el responsable y tomar las medidas para corregirlo. Sin embargo, esos no son casos comunes y lo que necesitan las personas es un ambiente seguro en el que puedan innovar sin miedo a represalias.

  1. No decirles a las personas cómo hacer sus tareas

Una organización cuenta con expertos en cada una de las áreas que la conforman. Los colaboradores de cada sección probablemente sepan mucho más sobre cómo hacer su trabajo que el líder. Por esta razón se les debe dar la libertad y autonomía para tomar sus propias decisiones, elegir las metodologías de trabajo y que puedan responder por sus acciones.

Descubra acá: 3 Recomendaciones para tener reuniones de trabajo efectivas

El líder no tiene que ser un experto en todo, tiene que serlo en liderazgo, gestión y estar en capacidad de obtener lo mejor de sus equipos. La mejor forma de hacerlo es decirles con claridad lo que se quiere lograr, exponerles los resultados que se buscan y luego permitir que entre ellos y sus supervisores determinen la ruta y estrategia adecuada para alcanzar las metas propuestas.

  1. Planificar y poner los recursos a disposición

Si un líder asigna un trabajo a las personas que no cuentan con las habilidades para desarrollarlo, no da el tiempo necesario para realizarlo o no facilita la información y los recursos adecuados para ellos, entonces es enteramente su culpa si las cosas no salen como se esperan.

Un líder debe reunirse con sus directores de equipo, planificar cada proyecto cuidadosamente, realizar un presupuesto, tomar en cuenta los posibles imprevistos, asignar cada una de las tareas a las personas indicadas para realizarlas y poner a su disposición todos los recursos, materiales, logísticos y monetarios necesarios para completar las tareas en el tiempo y la forma esperadas.

Recomendamos: 4 Consejos para mejorar las relaciones entre sus equipos de trabajo

El liderazgo es una tarea que implica un enorme compromiso, sacrificio, dedicación, disponibilidad y exige un acompañamiento continuo a los colaboradores. El mejor líder no es aquel que manda y exige, el mejor es el que planifica, escucha, encuentra soluciones rápidas a los problemas y se asegura que todos puedan contar con las herramientas y recursos adecuados para alcanzar las metas esperadas, además de mantener la motivación, compromiso y bienestar de sus colaboradores.  

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados