Recursos Humanos

4 Consejos para reducir el tiempo de los procesos de selección

Seleccionar al personal adecuado para ocupar las vacantes de una organización es una de las tareas más importantes del área de RRHH. De su éxito depende cumplir con las metas trazadas, elevar la productividad y promover un clima laboral donde todos los empleados trabajen de manera cordial, proactiva y alineados con la cultura organizacional.

Según la revista The Quarterly Journal of Economics, el tiempo promedio para ocupar un puesto es de 23 días hábiles. Sin embargo, el proceso se puede tardar más de lo proyectado inicialmente pues conseguir al candidato ideal depende de diversos factores como el estado del mercado laboral, el nivel del cargo y el tiempo que conlleva el análisis de currículos y la realización de entrevistas.

Por esta razón, les vamos a dar cuatro consejos para optimizar el tiempo que destina a los procesos de reclutamiento manteniendo altos estándares de calidad:

  1. Definir funciones y requisitos del cargo

Contar con una descripción de cargo para cada uno de los puestos dentro de la organización es una herramienta clave que le permitirá optimizar los tiempos de contratación mediante la identificación de las competencias y la experiencia requeridas para llenar la vacante. La descripción de cargos por cada uno de los niveles (operativo, táctico y estratégico) es la base para lograr coherencia entre las expectativas de un cargo y las personas que lo ocupan.

Recomendamos: ¿Qué debe tener en cuenta para hacer una descripción de cargo?

  1. Incluir a otras personas en el proceso

Es conveniente que el responsable del proceso de reclutamiento trabaje de manera conjunta con el supervisor y el jefe del área del puesto vacante. Reunirse con las personas que van a estar involucradas le puede ayudar a realizar la descripción del cargo, preparar conjuntamente la guía de preguntas para las entrevistas estructuradas y complementar visiones para tomar una decisión acertada cuando se deba escoger al candidato que va a ocupar el cargo.

  1. Optar por dinámicas grupales

Realizar pruebas y entrevistas de manera grupal con todos los candidatos es una buena alternativa para disminuir significativamente el tiempo y los recursos que se destinan en el proceso de selección. A diferencia de cuando se citan individualmente, y el proceso de torna repetitivo al aplicar las mismas preguntas y procedimientos a los candidatos. En este caso, aconsejamos implementar un assessment center, una metodología que combina procesos de selección masivos.

Lea también: ¿Qué es un assessment center y para qué es útil?

  1. Implementar procesos en línea

Plataformas como LinkedIn permiten conocer las competencias de los empleados, su experiencia, sus logros y proyectos en los que ha estado involucrado. Por otro lado, también se pueden administrar y realizar pruebas de competencias y psicotécnicas en plataformas en la nube. También se debe contemplar la posibilidad de realizar las entrevistas de manera remota sin necesidad de desplazamientos.

Si la vacante tarda mucho tiempo en ser ocupada, los procesos del departamento se pueden ver afectados y se puede incurrir en incumplimientos con los clientes internos y externos. Sin embargo, si se contrata a un colaborador con las competencias insuficientes o con el perfil menos apto para el cargo puede generar mayores pérdidas para la empresa en términos de operabilidad, productividad y logro de metas.

Lo mejor es contratar a un candidato que cumpla con todos, o en su defecto, con la mayoría de los requisitos exigidosEn ocasiones el temor por contratar a una persona no idónea pesa más que la posibilidad de reducir el tiempo que se dedica a los procesos de selección. No obstante, es fundamental dimensionar el tiempo que conlleva contratar a un nuevo empleado y tener en mente que se trata de un proceso que se debe desarrollar de forma ágil.

Optimice la gestión del Talento Humano de su organización con Acsendo Flex

Artículos Relacionados