Clima Organizacional

4 Consejos para tratar al talento humano insatisfecho

Liderar un equipo de trabajo no es una tarea fácil, requiere de habilidades y competencias específicas que no tienen todas las personas. Incluso cuando se cuenta con las capacidades propias de un líder, en algún momento se presentarán desafíos que lo obligarán a enfrentarse con colaboradores inconformes y desmotivados con su trabajo.

Si una situación como esas se maneja correctamente, es posible convertir a una persona infeliz con su trabajo en un colaborador sobresaliente que necesitaba simplemente un poco de atención. Si no es así, ese empleado potencialmente destacado podría convertirse en un problema para la productividad de la compañía y afectar el clima laboral de toda la plantilla.

Descargue acá el eBook: Estudio de Clima Laboral en América Latina 2013 – 2014

Para afrontar esas situaciones, que pueden presentarse en cualquier momento, es importante poner en práctica rápidamente buenas prácticas de gestión de talento humano. Esto lo ayudará a lidiar con el caso y ayudará a prevenir que se presenten nuevos en el futuro.

  1. Tomar en serio la situación:

 Antes de sacar conclusiones apresuradas, dedique el tiempo necesario para averiguar exactamente qué es lo que está pasando con esa persona. Puede que esté inconforme con usted, con su trabajo o con alguno de sus compañeros, también puede que la causa sea ajena al trabajo. En todo caso, el consejo es no asumir las cosas sin obtener la información suficiente.

Si el problema está dentro de la empresa, analice las causas y decida cuál es la mejor solución. Aunque se trate de una situación causada por un tema externo a la compañía, no lo pase por alto simplemente porque no tiene que ver con la oficina. Aproveche la oportunidad para demostrarles a sus colaboradores que son algo más que una simple pieza del rompecabezas.

Recomendamos: El Talento Humano es la clave para el crecimiento en el siglo XXI

  1. Actuar de inmediato:

 El mejor momento para actuar frente a la situación es ahora. Cuanto más tiempo espere, más escalará el descontento. Es cierto que la conversación con su colaborador no será el plan más divertido para los dos, pero tiene que suceder más temprano que tarde.

Tras resolver el asunto, podría ser aconsejable hablar con el resto del equipo de trabajo para que una situación así no vuelva a suceder. Esto servirá para evitar rumores, una declaración sencilla para informar la situación a los otros colaboradores puede ahorrar tiempo y evitar problemas a largo plazo.

Lea también: 5 Consejos para equilibrar la vida personal y laboral

  1. Tratar el caso individualmente:

Tratar una situación de este tipo individualmente es necesario para no exponer públicamente a los involucrados. Una conversación personalizada genera una mayor confianza a las personas y les permite expresar libremente sus objeciones, la clave es atenderlas con respeto y encontrar las soluciones adecuadas.

Encuentre acá: 6 Acciones para impulsar el liderazgo en su organización

Como lo decíamos antes, si se considera necesario, el grupo de trabajo puede ser informado de la situación luego de resolverla. Pero al principio lo mejor es reunirse con los colaboradores descontentos uno por uno. Esto permite recibir las quejas de la persona sin que todo el mundo se entere y le da seguridad al empleado para hablar con tranquilidad.

  1. Dar tiempo a la solución:

Los encargados de la empresa quieren arreglar cualquier inconveniente inmediatamente. Aunque esta es una actitud positiva, no siempre funciona. Hay que tener en cuenta que si algún miembro de su talento humano ha estado insatisfecho con su trabajo durante un largo tiempo, la solución no va a llegar en media hora.

Esto puede ser incómodo para los líderes que están acostumbrados a encontrar soluciones rápidas para los problemas de la compañía. Hay que actuar de inmediato, pero también hay que darle tiempo suficiente a las acciones tomadas para que se solucione la situación.

Lea también: Las 5 señales de un liderazgo tóxico

 Sin embargo, todos los consejos que hemos dado anteriormente pueden no resolver la situación de un empleado insatisfecho y no siempre las acciones tomadas terminan encontrando la solución que se quisiera. Si eso sucede, podría ser necesario diseñar un plan integral para la mejora del rendimiento del implicado o, en el peor de los casos y luego de hacer todo lo posible por remediar el caso sin éxito, sentar las bases para buscar una salida consensuada.

Recomendamos: 3 Acciones para desarrollar una gran cultura organizacional

El talento humano es el capital principal de cualquier organización, es la base de la cadena productiva. Es necesario tener esa máxima siempre presente y atender cualquier inconveniente o insatisfacción que se esté presentando con alguno de los miembros del equipo, un descuido en ese aspecto puede fracturar el clima laboral, generar rumores y aumentar la rotación laboral.

La evaluación de clima laboral le permite identificar las razones por las cuales sus empleados están desmotivados

Artículos Relacionados