Clima Organizacional

4 Consejos a tener en cuenta al recibir los reportes de clima laboral

Cuando una organización toma la decisión de evaluar su clima organizacional, es importante que pueda cumplir con las expectativas de todos los involucrados en este proceso.

El primer paso tras recibir el reporte es revisarlo e interpretarlo. Realizar esta interpretación correctamente, como lo explicábamos en una entrada anterior, es vital para el éxito final del proceso puesto que nos permitirá aprovechar todo el potencial de esta herramienta y tener un panorama real y detallado de la situación del clima laboral en la empresa, de las fortalezas, para mantenerlas, y de las debilidades, para convertirlas en oportunidades de mejora.

Luego de realizar la interpretación de los resultados del reporte, la dirección de la empresa debe asumir que si se realizó el proceso de evaluación, ésta no debe simplemente almacenarse en los archivos de la compañía, sino que se deben aprovechar los resultados y actuar en concordancia con estos.

Estos son 4 consejos para sacar el mayor provecho a los reportes de evaluación de clima laboral:

1. Colmar las expectativas

Los colaboradores realizan la evaluación del entorno en el cual trabajan con una gran expectativa, puesto que entienden que al participar del proceso sus percepciones y opiniones serán valoradas y que en la compañía se tomarán las acciones respectivas para mejorar los aspectos que ellos consideran deben replantearse o corregirse.

Por esta razón, la organización deberá analizar y diseñar las estrategias y medidas necesarias que se implementarán para aprovechar las oportunidades de mejora y satisfacer las necesidades de los colaboradores, que dependiendo de los resultados pueden ser laborales, emocionales, de espacios o mobiliario, etc.

2. Difundir los resultados

Otro aspecto importante en el proceso se refiere a la difusión al interior de la organización de los resultados de la evaluación del clima organizacional. Los colaboradores esperan con expectativa que se les muestren y expliquen los resultados y conclusiones que arroja el reporte final de clima para saber cómo funciona el proceso y qué viene a continuación.

La difusión y transparencia de la información de los reportes es un aspecto clave que genera confianza y despierta interés en los colaboradores, puesto que al entender y compartir los resultados y la confidencialidad de la evaluación, tendrán la plena seguridad del carácter anónimo de la evaluación y a la hora de responder la siguiente evaluación de clima organizacional lo harán con la mayor honestidad posible.

3. Hacer seguimiento a los resultados:

Si esta es la primera vez que la organización realiza una evaluación de su clima organizacional, a partir de ahora cuenta con una herramienta para contrastar los resultados que obtenga en la próxima oportunidad que se haga evaluación. Pero si no es la primera vez que se realiza la evaluación, la herramienta podrá tener una mejor interpretación al poder ser comparada con los resultados obtenidos en evaluaciones anteriores.

Comparar la evaluación actual con las que se habían aplicado anteriormente en la compañía permitirá hacer un seguimiento real y efectivo a las medidas y estrategias que se adoptaron en su momento para aprovechar las oportunidades de mejora y para consolidar las fortalezas. Esto permitirá saber si se están cumpliendo las metas que se habían trazado tras la última evaluación y observar si se está o no fortaleciendo el clima laboral de la organización.

4. Ejecutar las oportunidades de mejora

Algunos directivos creen que al realizar la evaluación del clima laboral de su compañía las medidas que se deban tomar tras recibir el reporte van a implicar una gran inversión de dinero. Sin embargo, en muchas ocasiones las soluciones a las inquietudes y sugerencias de los empleados se encuentran en acciones tan simples como poner una mejor iluminación a las instalaciones o mejorar la ventilación etc.

Dependiendo del presupuesto y del tiempo requerido para mejorar los aspectos evaluados en el clima laboral, se deberían fijar cronogramas de ejecución en donde queden claras las metas relacionadas con el mejoramiento de las variables. Esas métricas deben quedar muy claras, lo mismo que el presupuesto asignado.  Dichas metas deben ser realistas y retadoras a la vez. Entre más claro quede la metodología para hacerle seguimiento más fácil será mostrar resultados.  Lo más interesante de la evaluación de clima organización es que es un proceso de gana-gana. Los colaboradores obtendrán un lugar de trabajo óptimo para trabajar a cambio de una mayor productividad en sus resultados beneficiando al empleador.

 

Evaluar el clima laboral de su compañía hará que sus empleados mejoren su productividad

Artículos Relacionados