Productividad

4 Consejos para utilizar el storytelling en sus comunicaciones internas

El storytelling, o “arte de contar historias”, no es nada nuevo. Ha sido desde siempre una manera de expresión, transmisión y réplica del conocimiento. Esta herramienta se ha popularizado en la actualidad en marketing, oratoria, educación y otras áreas como una manera de conectarse con los públicos objetivos, salirse de la forma acartonada de hablar y lograr mayor empatía.

En un entorno cada vez más saturado de información, el storytelling se reposiciona y toma fuerza. En este post hablaremos de su uso para potenciar las comunicaciones internas de su empresa y generar mayor impacto.

Lea también: 7 Claves para optimizar la comunicación de su equipo de trabajo

La comunicación, como acto de transmisión de información, tiene como base la narración, el relato. Por este simple hecho, los modelos de comunicación interna basados solamente en el uso de medios como carteleras o correos tienden a perder fuerza. En nuestros días, donde nos hemos visto revolucionados por tantos medios para llevar y traer información, es necesario que también nuestras empresas den un vuelco a las estrategias internas de comunicación.

Dejar la comunicación a un área de la empresa que se encarga de diseñar, redactar, divulgar y administrar medios, reduce la función comunicativa a algo operativo y posiblemente de bajo impacto. Si el chisme (rumor, cuchicheo, secreteo…)  llega más rápido que el correo electrónico y tiene mayor recordación en los públicos internos, ¿por qué no enseñar a las organizaciones a conversar?

Encuentre acá: 5 Claves para optimizar su Engagement

Esta es la inquietud principal de quienes han incorporado el storytelling para mejorar sus comunicaciones internas y lograr el compromiso y la pertenencia de los colaboradores. Permite además posicionar la marca interna, promover el orgullo de ser parte de una organización, comprender mejor los cambios de la empresa o simplemente poner a rodar un mensaje clave en las distintas audiencias.

Los expertos dan distintos consejos para implementar el storytelling en las estrategias de comunicación interna. Para este post, se han resumido en cuatro:

  1. Escuchar y escuchar:

Todas las estrategias de storytelling empiezan por escuchar mucho. Es bueno iniciar por un briefing -una idea de lo que la empresa pueda necesitar en términos de mensaje final-, pero es mucho más recomendable investigar y escuchar a las personas para saber qué es lo que ellos esperan.

Busque patrones, valores, mensajes y actores comunes que le darán pistas para definir el tipo de información que va a difundir por esta vía. Esa armonía entre el mensaje deseado y el esperado es fundamental para un storytelling con alto impacto.

  1. Conformar una red de contadores de historias:

Identifique y forme como storytellers a esas personas que tienen capacidad de influencia, liderazgo y movilización, quienes pondrán sus habilidades al servicio de las comunicaciones corporativas. Esta red será la encargada de llevar la información al resto de la organización, y de reinventar las estrategias para llegar de nuevas formas cada vez que se requiera.

Busque que sea lo suficientemente grande y robusta para que su impacto cubra a toda la organización, y motívelas para que este rol sea percibido por ellas como un beneficio y privilegio.

Le puede interesar: 4 Claves para establecer un programa de bienestar en su empresa

  1. Definnir los guiones:

Una vez su red esté formada y consolidada, genere guías periódicas de conversación, con hechos y datos de lo que debe ser historia en ese periodo en la organización: ascensos, ingresos, retiros, transformaciones, novedades, celebraciones, metas cumplidas, retos próximos… la red será su aliada estratégica para difundir el mensaje definido, así como para traer de vuelta las reacciones, inquietudes y sugerencias de las personas. Contar con la retroalimentación de sus audiencias es una diferencia clave del storytelling frente a otras formas de comunicar.

Recomendamos: 3 Consejos para manejar el estrés laboral con inteligencia emocional

  1. Revisar su estrategia habitualmente:

Cuente con su red de storytellers para esta labor. A medida que vaya ganando experiencia con la implementación del storytelling en su empresa, monitoree, evalúe y replantee de ser necesario la forma en que está operando. Esta metodología permite reinventarse de muchas formas, y da espacio a la utilización de diversas técnicas para cumplir con el objetivo de llegar de forma directa a las audiencias.

Lea acá: 4 Pasos para fomentar la diversidad e inclusión en su empresa

Este tipo de metodologías, sin duda, rompen ciertos paradigmas de la comunicación organizacional y su implementación requiere rigurosidad, persistencia y apertura al cambio de parte de toda la empresa. Storytelling es la oportunidad de convertir a los trabajadores de la empresa en los protagonistas de la comunicación, llevando información auténtica, espontánea y oportuna a todos los niveles.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados