Productividad

4 Formas de impulsar la productividad de sus colaboradores

Una de las principales labores de los lideres es inspirar a sus colaboradores y orientarlos para que puedan alcanzar su mejor versión. Si esta tarea se hace bien, todos los miembros del equipo serán no solo más productivos y eficientes, sino que también estarán más felices y comprometidos con su trabajo.

Aunque los gerentes lean incontables libros sobre liderazgo, asistan a seminarios sobre el tema o tengan una enorme experiencia dirigiendo equipos, esa es una tarea en la que nunca se termina de aprender y en la que cada día de trabajo trae consigo nuevos retos y desafíos para llevar a los colaboradores en la dirección correcta.

Lea también: 4 Costumbres que reducen la productividad

Aunque no existe un método único y garantizado para convertirse en el mejor líder, hay unos aspectos puntuales en los cuales se puede trabajar día a día para adquirir las habilidades necesarias que permitan desarrollar un liderazgo positivo, colaborativo, motivador, respetuoso e influyente.

Por ello, hoy vamos a reseñar 4 formas de ayudar a que sus empleados sean más productivos y estén más satisfechos con su trabajo. Veamos:

  1. Conocer a cada colaborador

Aunque es difícil saber exactamente lo que pasa en la vida de cada colaborador, hacer un seguimiento sobre esas pequeñas cosas demuestra un interés genuino en el bienestar de su equipo.

Preguntar sobre algo que se sabe que ha estado pasando en la vida de algún empleado o averiguar por qué alguien está desmotivado son acciones que crean conexiones más fuertes entre el líder y sus colaboradores.

Le puede interesar: 4 Comportamientos de los mejores líderes

Esta conexión permite comprender mejor lo que motiva a sus empleados, lo que les gusta hacer y para qué están trabajando. Cuando un colaborador sabe que su jefe se preocupa por su éxito y bienestar, tiene una mayor motivación para trabajar, mejora su productividad y hace un mayor esfuerzo para cumplir con las expectativas que se tienen puestas en él.

  1. Estar a la vanguardia con la tecnología

Las personas suelen pasar mucho tiempo haciendo tareas que pueden automatizarse o acelerarse a través de soluciones tecnológicas. Hoy existen servicios y aplicaciones en internet al alcance de todos para facilitar la realización de casi cualquier tarea en la oficina.

Por ejemplo, en lugar de programar reuniones en un archivo Excel, es más practico tener un calendario automático en la nube al que puedan acceder todos los colaboradores desde su correo corporativo.

Recomendamos: ¿Qué habilidades necesita para ser más competitivo en una economía digital?

Revisar las tareas más comunes de sus colaboradores e identificar especialmente las más monótonas o las que hacen perder más tiempo, permite encontrar las soluciones y aplicaciones adecuadas para automatizarlas. Esto no sólo mejorará la productividad del equipo, sino que también permitirá a todos usar mejor el tiempo y sumarse a la transformación digital que necesita implementar la compañía para mejorar su competitividad en el mercado.

  1. Crear una cultura de transparencia y retroalimentación

Aunque muchos lideres tienen miedo de hacerlo, admitir que también se equivocan en sus decisiones es crucial para construir una cultura de honestidad y transparencia en donde todos los colaboradores puedan sentirse confiados y libres para hacer su trabajo de la mejor manera.

Encuentre acá: 3 Claves para un proceso de retroalimentación productivo

Del gerente hacia abajo, todo el equipo debe aprender a admitir sus errores y convertirlos en oportunidades de mejora. Algunas veces, las personas con roles de liderazgo creen que tienen que demostrar control todo el tiempo y tener siempre la razón.

Sin embargo, es mejor reconocer que a veces no se sabe la respuesta a algo o se cometió un error. Esto cultiva una cultura de transparencia que promueve el aprendizaje y facilita la retroalimentación para encontrar soluciones efectivas a los desafíos que se presentan día a día en la organización.

  1. Contratar a las mejores personas

Aunque suene obvio, nunca debe olvidarse que la clave para tener una organización exitosa y productiva está en contratar a personas verdaderamente apasionadas por lo que hacen, capaces de trabajar en equipo, de manejar las diferencias y de encontrar soluciones en lugar de generar problemas.

Un equipo no tiene que estar siempre conformado por super estrellas. Parte del éxito de una compañía y de sus líderes está saber cómo ayudar a sus colaboradores a desarrollar sus habilidades. Dicho esto, lo importante no es la aptitud, sino la actitud y las ganas de aprender, mejorar y adquirir nuevos conocimientos poniendo siempre el mejor esfuerzo.

Lea también: 7 claves para un equipo de trabajo excepcional

La productividad de una organización y de sus colaboradores está influenciada en gran parte por el comportamiento y los hábitos de sus líderes.

Para convertir a las personas en colaboradores de alto desempeño es necesario involucrarse más a fondo con el equipo, preocuparse por su bienestar y motivación, implementar herramientas tecnológicas agiles y efectivas, promover la transparencia y atraer y retener al mejor talento humano.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados