Key Performance Indicators

4 Pasos para establecer metas motivadoras en su empresa

Establecer metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con plazos específicos de entrega es el primer paso para motivar al talento humano de cualquier tipo de organización. El establecimiento y difusión de las metas permite a los colaboradores trabajar mejor, exigirse mucho más y crear estrategias para alcanzarlas en el tiempo y la forma adecuadas.

Lea también: ¿Por qué debería implementar KPIs (metas) en su organización?

Sin embargo, definir las metas equivocadas se puede convertir en un enorme problema para la productividad de la organización y en un obstáculo para la motivación de las personas. Por esta razón, hoy vamos a entregar 4 consejos para definir objetivos funcionales, motivadores y, sobre todo, verdaderamente alcanzables. Veamos:

  1. Centrarse en el sentido del objetivo:

Los objetivos verdaderamente motivadores tienen que ir más de allá de simplemente cumplir con una tarea. Las metas deben apasionar al encargado de cumplirlas, deben centrarse en el sentido individual y grupal que implica el hecho de estar involucrado en un proyecto y deben hacer sentir a los colaboradores como parte imprescindible para que la empresa alcance el éxito.

En muchas ocasiones los jefes imponen metas a su equipo haciéndolas ver como una obligación y no como un reto que requiere de toda su capacidad para cumplirlo. La clave está en mostrarles a los colaboradores que cada consecución de una meta es algo realmente importante para ellos y representa vivir nuevas experiencias y adquirir mayor conocimiento, lo cual fortalece su carrera y optimiza su productividad.

Encuentre acá: Cómo alinear el talento humano y las metas de su empresa en 3 pasos

  1. Poner un plazo fijo a cada objetivo:

Cualquier meta que sea eficaz e inspiradora debe tener una fecha límite. Si realmente se quiere lograr un objetivo, es necesario asignarle un plazo de tiempo razonable. Esto permite mantenerse enfocado en la meta y crear una estrategia adecuada para optimizar los recursos y el tiempo disponible para completar la tarea.

La fijación de plazos fijos tiene un gran impacto en el desempeño de las personas. No se trata de establecer periodos de tiempo irreales y que no permitan cumplir con las tareas pendientes, la clave está en tomar en cuenta las variables que inciden en el cumplimiento de la meta y asignar un tiempo razonable para cumplirla. Otro aspecto aconsejable es fijar los plazos en días y no en meses, decir 60 días y no 2 meses hace la diferencia.

Recomendamos: 4 Consejos para cumplir sus metas laborales

  1. Establecer metas intermedias:

Los grandes objetivos están compuestos por unos más pequeños y se componen de varias fases. Los colaboradores deben asumir sus metas y dividirlas en unas más pequeñas para tener mayor control de la situación. Las pequeñas victorias saben mejor y los grandes objetivos pueden asustar a quién debe completarlos.

Siempre se debe pensar más allá del objetivo final y establecer metas intermedias para hacer un seguimiento que permita saber si se va a cumplir con el plazo final o si se deben hacer cambios en la estrategia. Adicionalmente, las pequeñas metas permiten elegir entre lo urgente de lo importante, un gran diferenciador a la hora de optimizar el tiempo disponible.

Lea además: 3 Consejos para definir metas en su organización

  1. Evaluación continua:

Una meta no se alcanza por sí sola, implica un proceso para su cumplimiento. Por esta razón, es necesario realizar un seguimiento constante y no esperar al final para hacerlo. Esto permite aprender de los errores y canalizar esfuerzos para cumplir el objetivo final.

La evaluación al final del proceso es igualmente importante. El aprendizaje obtenido a lo largo del camino debe ser recogido para identificar las fortalezas y consolidarlas y convertir los errores en oportunidades de mejora.

La retroalimentación tras la evaluación es vital para completar el ciclo productivo. El jefe debe reunirse con su colaborador y revisar juntos los resultados, discutirlos y generar planes de acción para mejorar el desempeño.

Encuentre acá: 5 Consejos para implementar una evaluación de desempeño exitosa

Diseñar, ejecutar, hacer seguimiento y evaluar el cumplimiento de unas metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con plazos específicos de entrega es la mejor forma de generar y mantener la motivación de su talento humano. El acompañamiento durante el periodo establecido para alcanzar los objetivos es vital para el desempeño y aprendizaje de los colaboradores.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

 

Artículos Relacionados