Recursos Humanos

4 Recomendaciones para aliviar el estrés laboral

Es inevitable reconocer que uno de los problemas más comunes en las organizaciones, cuyas consecuencias bajan significativamente la productividad, es el estrés laboral. El estrés laboral es un problema que depende de las condiciones de trabajo, de la percepción y de los recursos en tiempo, conocimiento, habilidades y presupuesto. Por esto, entregaremos 4 recomendaciones para aliviar el estrés laboral.

  1. Haga ejercicio por la mañana, su cuerpo necesita energía y ánimo:

No es un misterio que quienes hacen ejercicio tienen ventaja emocional frente a quienes no hacen. Esto se debe a que químicamente, al hacer al menos 20 minutos de ejercicio diario, el cuerpo produce una hormona que se llama la endorfina. Las endorfinas son la hormona de la felicidad, el optimismo y el buen humor.

Puede interesarle: Los costos del estrés laboral para la organización.

Hacer ejercicio permite un mejor manejo de situaciones desde la inteligencia emocional y la psicología positiva, es decir, ayuda a que el cerebro piense en función de soluciones y no en función de problemas, ayudando a la reducción de estrés.

  1. Haga pausas, no se deje quemar en su día a día laboral:

Uno de los errores más comunes de los colaboradores, es sentir que entré más tiempo estén invirtiendo en acabar las tareas que deben hacer, es mejor para su productividad, aunque esto implique trabajar bajo altos niveles de estrés. La realidad es que esto causa “burn-out” y las ideas que se producen durante ese estado son de mala calidad.

Lea también: Las 10 causas principales del estrés laboral.

Haga pausas. Los seres humanos, en términos de aprendizaje y productividad, tienen un tiempo máximo de concentración de 45 minutos en total atención y pico de productividad. Luego de esos 45min es recomendable una pausa de 5 minutos mínimo para descansar el cerebro y poder volver a tener un pico de productividad y cumplir con las tareas con excelencia.

  1. Organice su tiempo y su lugar de trabajo:

Del mismo modo que tus ideas deben estar bien estructuradas y organizadas, para que sean exitosas, debe ser organizado tu lugar de trabajo. Lo anterior funciona como estímulo para el cerebro para tener menos distracciones y poder enfocarse el tiempo necesario en la tarea específica sin disminuir la atención con lo que esté alrededor del lugar de trabajo.

A su vez, haga una agenda, organice sus tareas y su tiempo de trabajo. Esto funciona para sentir tranquilidad frente a ser consciente del tiempo y recursos que requerirá cumplir con las tareas y ser consciente de que se es posible cumplir con las mismas.

Recomendado: Mercado laboral: el top 10 de los empleos más estresantes.

Lo anterior se recomienda, pues dice la teoría que una de las causas del estrés laboral se da cuando la persona percibe como imposible la realización de sus tareas, pues estas superan los recursos de tiempo y espacio que la persona posee. Al organizar el tiempo, disminuye esa percepción de imposibilidad y por ende, el estrés.

  1. Mindfulness: concéntrese trabajando y desconéctese en su tiempo libre.

Se sabe que con la tecnología e inmediatez que se tiene hoy en día es difícil realmente desconectarse de las obligaciones laborales, más aún cuando la cultura laboral es de respuesta inmediata y disposición casi del 100% del tiempo.

Aun así, lo más sano es desconectarse del trabajo y disfrutar el tiempo libre que tengas. Si estas en vacaciones, concéntrate en lo que estés viviendo en las vacaciones. Para esto se recomienda estudiar una técnica de concentración llamada Mindfulness.

Lea también: Cómo organizar las tareas para mejorar la productividad.

Mindfulness, es una técnica que enseña que para poder sacar el mejor provecho de una situación, etapa o momento de vida hay que concentrarse en ese momento, lugar y con las personas con las que se está sin pensar en otros espacios distintos al inmediato presente.

Esto ayuda a optimizar la productividad mientras se está trabajando y a su vez disminuir el estrés por estar pensando en tareas del trabajo en los momentos de tiempo libre, acumulando el estrés de la semana del día a día laboral con el estrés laboral indirecto de los fines de semana.

En conclusión, aunque la responsabilidad frente al manejo de estrés laboral sea tanto de la organización como del colaborador, es importante que los trabajadores sean conscientes de herramientas que estén en sus manos para que su manejo de estrés laboral no dependa de la organización y no dañe considerablemente su rendimiento en el trabajo.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados