Clima Organizacional

4 Usos del coaching de equipos en las organizaciones

Bastante se ha hablado de coaching por estos días. Como muchas otras perspectivas en auge, el coaching ha causado el surgimiento de gran cantidad de escuelas y enfoques que proponen diferentes abordajes. El coaching de equipos es uno de esos enfoques que ha ganando popularidad en las empresas, y que tiene inmensa utilidad para generar equipos de alto desempeño, como lo veremos en este post.

Para comenzar, vale traer la definición de coaching que tiene la International Coach Federation (ICF): “El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas”. Esta definición aplica para el coaching individual y para el coaching de equipos.

Recomendamos: Reconocimiento temprano: la clave para disminuir la rotación laboral

La diferencia fundamental es que, para éste último, el equipo de colaboradores funciona como un sistema que comparte objetivos y metas comunes, y que además desea potenciar su capacidad de rendimiento en conjunto. Realizar una sesión de coaching de equipos tiene dos condiciones indispensables: el equipo tiene un tema por resolver/mejorar y debe darle potestad al coach para que le ayude a solucionarlo.

Si bien cada sesión de coaching es única, y eso complica el hecho de definir un proceso estándar, podría establecerse una estructura básica para las sesiones: Diagnosticar (explorar en conjunto los posibles objetivos de mejora para el proceso), priorizar (elegir un solo objetivo común para el trabajo en las sesiones), intervenir (desarrollo de las sesiones de acuerdo con el objetivo, el tiempo dispuesto y las características del equipo) y cerrar (finalizar formalmente el acompañamiento con los aprendizajes y compromisos requeridos para que los resultados obtenidos se sostengan).

Lea también: ¿Por qué mi talento humano abandona la empresa?

Partiendo de lo anterior, pueden evidenciarse dos grandes diferencias del coaching frente a otros modelos de intervención: es el equipo en conjunto el que debe encontrar las soluciones y, por otro lado, el interés se centra en las dinámicas de equipo y no en las personas que lo componen. Esto hace que los equipos de trabajo adquieran mayor protagonismo y responsabilidad en el proceso y los resultados que se obtengan.

No todas las situaciones por las que atraviesa un equipo exigen una intervención desde la mirada del coaching. Hay que tener en cuenta que el coaching está primordialmente orientado a las relaciones entre los miembros del equipo, por tanto, se sugieren 4 propósitos en los que el coaching de equipos puede funcionar efectivamente. Veamos:

Impulsar el diálogo y la confrontación positiva

En muchas ocasiones, las relaciones entre los miembros de un equipo de trabajo se pueden ver afectadas por rumores o malinterpretaciones. Con la ayuda del coaching, sus integrantes podrán superar las barreras comunicativas y elaborar diálogos constructivos.

Fomentar el orgullo y el sentido de pertenencia 

El coaching de equipos busca que los miembros del grupo se sientan parte de él, pues de otro modo los procesos carecerán de compromiso. Cuando el sentimiento de equipo se vincula a la identidad de cada miembro, puede hablarse de sentido de pertenencia.

Le puede interesar: 4 Pasos para establecer metas motivadoras en su empresa

Lograr cambios en la composición del equipo

Los procesos de salida o de acogida de nuevos miembros en el equipo requieren ser gestionados con ciertos criterios para que se asimilen de la mejor manera posible. Estos momentos de cambio son buenas oportunidades para reinventar las relaciones y reasignar los roles dentro del equipo.

Resolver problemas concretos

Cuando las reuniones no son efectivas, hay dificultades para clarificar los roles de cada colaborador, existe competencia inadecuada para cumplir las metas, entre otros, el coaching puede ayudar a identificar las dinámicas específicas que entorpecen su desempeño y permitirle desarrollar una estrategia adecuada.

Encuentre aquí: 7 Claves para optimizar la comunicación de su equipo de trabajo

Dependiendo del proceso y las necesidades, se pueden programar sesiones individuales como complemento a los miembros del equipo, dando un apoyo extra al desarrollo individual. Además, es recomendable hacer dinámicas de apoyo adicional de coaching para el líder del equipo, que puedan aportar a sus capacidades de liderazgo. En todo caso, el coaching es una excelente opción para solucionar necesidades en las empresas, y sus resultados son claros y visibles en la gestión organizacional.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados