Clima Organizacional

5 Aspectos claves para consolidar el Employee Engagement en su organización

En una entrada anterior hablamos del Employee Engagemente y lo presentábamos como una estrategia de administración de recursos humanos que está tomando bastante fuerza en las organizaciones y cuyo fin es el incremento de la productividad de los colaboradores. Cada día supone nuevos retos para las organizaciones y el de administrar y mantener al talento humano en el mayor nivel de productividad es uno de ellos. Lograr que los colaboradores desarrollen su trabajo a plenitud, con dedicación, entusiasmo, esfuerzo y compromiso con la empresa es el desafío del Employee Engagement.

Alcanzar el éxito en ese desafío para la organización, que supone la creación y mantenimiento de un compromiso real y efectivo entre la empresa y los colaboradores y viceversa, depende de una estrategia bien planificada cuyo único fin sea brindar las mejores condiciones laborales posibles a los empleados para que hagan su trabajo altamente motivados, por supuesto que esto depende de las posibilidades de la organización y del tipo de producto o servicio que ofrezca la misma. Hoy vamos a describir 5 pasos que deberían tenerse en cuenta para diseñar esa estrategia de Employee Engagement y no fracasar en el intento. Veamos:

1. Transparencia:

Informe siempre con la verdad a sus empleados sobre lo que está sucediendo en la empresa, sean aspectos o noticias positivas o negativas. Cuénteles y explíqueles cómo van los resultados de la empresa a nivel financiero y de cumplimiento de objetivos, nunca les oculte situaciones de crisis o de recortes presupuestales que van a implicar el despido de algunos miembros de la plantilla, ya sea por bajos resultados o por simples estrategias de productividad. La verdad es la clave para mantener al equipo motivado y en línea con los retos del día a día en la organización.

2. Desempeño:

Evalué las competencias de sus trabajadores periódicamente y transmítales los resultados de sus evaluaciones de la manera más clara posible. Reúnase con cada miembro de la plantilla e infórmele sobre su desempeño, sus fortalezas para que las mantenga y sus debilidades para que las convierta en oportunidades de mejora. Evaluar a sus colaboradores servirá para incrementar la productividad de su organización y para hacerlos sentir parte activa e importante de la empresa, lo cual incrementará la satisfacción y la motivación.

3. Ambiente:

Establezca el mejor ambiente laboral posible tomando en cuentas las condiciones físicas y emocionales que le brinda a su plantilla. Revise todos los detalles desde el diseño y distribución de los espacios de trabajo hasta la iluminación y la ventilación en su empresa. Permita que sus empleados puedan conversar sin problemas y que puedan intercambiar ideas o aportes libremente, que el clima laboral sea de confianza plena y que sea divertido en lo posible. Permitir espacios de integración y reuniones para afianzar la unión de los miembros del equipo también es una buena estrategia para lograr el compromiso y la fidelidad de los empleados con su trabajo.

4. Agradecimiento:

Reconocer los logros y agradecer sinceramente por un trabajo bien hecho siempre va a ser la mejor manera de motivar a sus empleados. Hay muchas maneras de premiar a los empleados por los objetivos conseguidos pero la mejor es haciéndoles saber que para la organización es valioso contar con personas que alcanzan las metas y aportan día a día a la evolución y mejoramiento de la compañía. Siempre que pueda evite hacer estos agradecimientos por escrito y hágales personalmente, esa cercanía mejorará notablemente la satisfacción del colaborador por el logro alcanzado y lo comprometerá aún más con su trabajo.

5. Confianza:

Si usted ya está seguro que sus empleados tienen claras sus funciones y objetivos dentro de la organización entonces permita que hagan su trabajo libremente y con autonomía. Tenga confianza en sus colaboradores y tome en cuenta que cada uno es muy valioso y capaz de hacer bien su trabajo porque usted mismo ha decidido contratarlo. Permita a su plantilla tomar sus propias decisiones y confíe en que el trabajo será realizado eficientemente siempre y cuando se esté desarrollando dentro de las reglas de funcionamiento y comportamiento de la organización.

Tome en cuenta estos aspectos que están al alcance de su mano y convierta a su plantilla en un equipo comprometido y en línea permanente con las metas de su organización. Employee Engagement puede lograrse siempre y cuando usted como gerente se comprometa a brindar las mejores condiciones laborales a su plantilla y la respalde incondicionalmente. Si lo logra recibirá mucho más de lo que tendrá que dar. No espere más para poner su estrategia de Employee Engagement en marcha!

[hs_action id=”12165″]

Artículos Relacionados