Competencias

5 Competencias necesarias para optimizar el liderazgo

El liderazgo es la capacidad de conducir equipos de trabajo con éxito para alcanzar las metas en el tiempo y la forma esperadas. Optimizar esa capacidad de orientación de personas toma tiempo, requiere práctica y su éxito depende del desarrollo de ciertas competencias blandas que permitan lograr la sensibilidad y el manejo de grupo adecuado en situaciones positivas y adversas.

En nuestra entrada de hoy, proponemos una lista de 5 competencias que las personas deben desarrollar y profundizar para estar en capacidad de ejercer un liderazgo robusto, colaborativo, propositivo e incluyente que permita sortear los obstáculos y desafíos que se presentan en la organización.

  1. Comunicación fluida:

La comunicación de un líder con su equipo debe ser tan fluida, transparente y consistente como sea posible. De ello depende que las tareas, los procesos y los proyectos de la empresa permanezcan en orden, cumpliendo con los objetivos esperados en los tiempos establecidos y que los colaboradores tengan sus funciones y objetivos claros desde el principio.

Le puede interesar: 7 Consejos para mejorar la comunicación de un líder

Son muchos los escenarios cotidianos en los cuales un líder requiere habilidades comunicativas que permitan transmitir el mensaje adecuado a sus colaboradores: para compartir la misión y los valores, para motivar al equipo, para anunciarle a alguien su despido o reubicación, para entregar feedback, para manejar las crisis, para hablar con inversionistas y directivos, etc.

  1. Saber delegar:

Esta es una  de las habilidades que requiere mayor esfuerzo. La mayoría de personas quieren mantener el control sobre todos los procesos y les cuesta delegar responsabilidades en otros. Sin embargo, los integrantes del equipo necesitan ganar autonomía y confianza para sentirse valorados, desarrollar todo su potencial y ponerlo al servicio de la compañía.

Lea también: Por qué es importante delegar en su empresa

Para delegar es necesario entender que una persona no puede tener las respuestas para todas las situaciones y que los miembros del equipo deben estar en capacidad de responder ante los desafíos que se presenten. La confianza en el equipo es fundamental y preparar a los colaboradores para que asuman tareas y proyectos por su cuenta es clave para motivarlos y alcanzar los objetivos esperados.

  1. Transparencia:

Un líder debe ser transparente con su equipo, no debe ocultar información y debe comunicar a tiempo cuando surjan novedades o situaciones que puedan afectar o mejorar el bienestar y el desempeño de los colaboradores.  Contar la verdad al equipo es fundamental para consolidar un buen clima laboral y mantener alineados a los colaboradores en busca de los objetivos.

Encuentre acá: Autonomía y transparencia: claves para la motivación laboral

Ocultar situaciones complicadas tales como reducciones de presupuesto, de personal o resultados financieros negativos es perjudicial para la compañía. Esas prácticas traen consecuencias negativas que afectan la productividad, generan especulaciones y disminuyen la confianza de los colaboradores en la organización.

  1. Entregar retroalimentación

Dar retroalimentación a los colaboradores es una de las tareas  más importantes de un líder, pero al mismo tiempo es una de la cosas más difíciles de hacer, puesto que cada persona toma esta información de manera diferente de acuerdo a su personalidad. Desarrollar la sensibilidad necesaria para transmitir estos mensajes es fundamental para el éxito del proceso.

Recomendamos: 3 Consejos para preparar un proceso de retroalimentación

La retroalimentación debe hacerse de manera respetuosa, específica, clara, en tono constructivo y basándose en resultados de desempeño comprobables. Siempre se debe empezar por lo positivo, resaltar las fortalezas y buscar la forma de consolidarlas. Posteriormente, deben exponerse las debilidades para convertirlas en oportunidades de mejora y crear un plan individual de desarrollo que permita cerrar las brechas de desempeño identificadas.

  1. Recibir retroalimentación

Recibir retroalimentación es tan importante como entregarla. Un líder exitoso sabe que debe crecer y mejorar día tras día de la mano de sus colaboradores. Escuchar, valorar y poner en práctica sus comentarios y recomendaciones es la mejor manera de optimizar su desempeño y comportamiento.

Lea acá: 3 Claves para un proceso de retroalimentación productivo

Ese liderazgo debe propiciar los momentos y espacios adecuados para permitir a los colaboradores expresarse libremente  y con comodidad. El líder debe aprender a escuchar con atención, debatir con respeto los argumentos y tomar la información para crear sus propios planes de mejora. No hay nada más valioso que escuchar las opiniones del equipo para entender los errores que se comenten en el día a día de la compañía.

El éxito del liderazgo está en desarrollar la sensibilidad adecuada para manejar las diferentes situaciones que se presentan en el desarrollo de una organización: los éxitos, las nuevas inversiones, las crisis, reestructuraciones, etc. La transparencia y la confianza son claves para crear una relación sólida con el equipo, crecer juntos y alcanzar los objetivos esperados.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados