Productividad

5 formas para contar con un talento humano agradecido

Un talento humano satisfecho y agradecido con la retribución que la organización a la que pertenece le otorga por su esfuerzo hace que los niveles de productividad aumenten, que se incremente el compromiso con el trabajo y que se fortalezca el clima laboral en el que se desempeñan día a día.

Tal y como lo explicábamos en una entrevista hace algún tiempo, la gratitud y el compromiso de los colaboradores se conquista a través de una política de compensación integral, que incluya retribución monetaria y otro tipo de beneficios, que logre entender las necesidades de cada persona con el fin que perciba todos aquellos esfuerzos que hace su compañía para retribuirle los servicios prestados y que impacte en la mejora de su calidad de vida.

Encuentre acá: Entrevista sobre salario emocional y compensación total con Daniel Olaya, Director de Compensa Capital Humano.

Existen acciones que pueden implementarse para motivar al talento humano, lograr el compromiso requerido para desempeñar con éxito su trabajo y conseguir que se sientan agradecidos con la organización para la que trabajan. Estas son 5 de esas prácticas recomendadas:

  1. Agradecer el esfuerzo:

Si queremos que los colaboradores estén agradecidos con la compañía, empezar por agradecerles por su esfuerzo y reconocer sus logros es un buen comienzo. El simple acto de agradecer verbalmente puede tener efectos duraderos y profundos en quienes reciben ese agradecimiento, sentirán a sus jefes más cercanos y los verán como personas cálidas que quieren tener mayor contacto con su equipo.

Un estudio de los psicólogos Adam Grant y Francesca Gino demuestra que las expresiones de gratitud aumentan el comportamiento positivo y les permiten a las personas sentirse valoradas y tenidas en cuenta, lo cual las motiva y hace sentir satisfechas con el esfuerzo que realizan día a día.

Recomendamos: El agradecimiento es vital para la motivación en el trabajo

  1. Cultura organizacional:

Es muy importante establecer una cultura de reconocimiento dentro de la organización, que todos los integrantes sepan que el esfuerzo se valora y que los logros se celebran. Una cultura colaborativa, dónde todos sepan que pueden contar con sus superiores y sus colegas cuando lo necesiten es vital para la motivación.

Una forma de cultivar esa cultura de agradecimiento es seleccionar colaboradores que sean positivos, humildes, respetuosos y constructivos para que lideren los equipos de trabajo. Una cultura organizacional adecuada empieza desde la dirección, todas las acciones encaminadas a fortalecerla contribuirán a que sus colaboradores se sientan agradecidos y comprometidos con su trabajo.

Encuentre acá: 3 Acciones para establecer una gran cultura organizacional

  1. Compensación total:

Las personas solamente ven un número que representa su compensación mensualmente: el monto de su salario. Pero puede que en realidad cuenten con beneficios establecidos por las organización tales como como días libres, auxilios médicos, retribución flexible, etc.

Asegúrese de tener en cuenta todos los elementos que hacen parte de la compensación mensual de sus colaboradores e infórmeselo detalladamente. Así logrará que su equipo vea el panorama completo cuando de retribución se trata y se sienta agradecido por los esfuerzos que se hacen para mantenerlos satisfechos. Si no existe una política de compensación total en su compañía, es recomendable que se informe sobre el tema.

  1. Comunicar los cambios:

Si va a dedicar tiempo para averiguar cuáles son las necesidades de sus colaboradores y establecer planes para ayudarlos, recuerde informar a sus colaboradores acerca de esos cambios y haga énfasis en que se hacen para que alcancen un mayor bienestar y equilibrio laboral.

El establecimiento de una política de compensación que vaya más allá del dinero es una gran noticia que debe ser comunicada a su equipo. También es necesario explicarles cómo pueden acceder a los beneficios y aterrizar cómo esos mecanismos impactarán directamente en su calidad de vida y la de su entorno familiar y personal.

Lea también: Impulse la motivación de su equipo en 3 pasos

  1. Ganarse el agradecimiento:

Antes de preguntarse por qué los colaboradores no se sienten motivados ni agradecidos con su trabajo, la dirección debe asegurarse de averiguar si merece o no el agradecimiento de su equipo de trabajo. Cuando los líderes son capaces de impactar directamente en la vida real de sus colaboradores generan responsabilidades y compromisos ineludibles.

Es necesario preguntar a su entorno más cercano al respecto e identificar sugerencias para mejorar la experiencia laboral de todo el equipo. No es razonable exigir compromiso y gratitud cuando sus colaboradores sienten que no son remunerados justamente y que no reciben el trato adecuado por parte de sus superiores.

Encuentre acá: 5 Consejos para que sus colaboradores sean felices

Como podemos ver, el agradecimiento es un elemento que se construye desde la dirección. Para que una persona se sienta realmente agradecida con su trabajo se debe ser justo con su salario, reconocer su esfuerzo, tomar en cuenta sus opiniones y establecer una cultura organizacional que fomente el trabajo colaborativo, el apoyo mutuo y una política de compensación verdaderamente efectiva.

La evaluación de clima laboral le permite identificar las razones por las cuales sus empleados están desmotivados

Artículos Relacionados