Productividad

5 Señales para detectar el micromanagement en su empresa

No son pocos los empleados que afirman haber lidiado con un jefe que intentaba dirigir y participar en cada una de las tareas realizadas por los diversos departamentos y miembros de la compañía. Este tipo de práctica es conocida como micromanagement y es perjudicial para las organizaciones, pues trunca el progreso y mina la confianza de los colaboradores.

El diccionario Merriam-Webster define micromanagement (microgestión) como “dirigir controlando en exceso o poniendo demasiada atención en los detalles”. Por lo tanto, hablamos de un conjunto de prácticas que lleva a cabo cualquier gerente o jefe de departamento con el ánimo de conocer los pormenores de cada una de las actividades realizadas por su equipo de trabajo.

Encuentre acá: Los 3 errores que disminuyen la productividad

A este tipo de gerentes le gusta centrar su atención en los mínimos detalles. Incluso en los procesos más insignificantes.  Además, suele inmiscuirse en temas operativos cuando debería estar pendiente de la estrategia corporativa. Para evitar esto, en esta entrada vamos a nombrar cinco señales que le permitirán detectar esta práctica a tiempo y crear planes de acción:

  • Actitud perfeccionista

Los gerentes que microgerencian pueden ser fácilmente identificados porque no toleran el más mínimo error y se involucran en cada detalle para alcanzar un presunto grado de perfección que se ajuste a sus expectativas. Todo buen jefe debe enseñar a centrarse en los detalles, pero sin estar ocupándose de ellos constantemente, ni tampoco de forma directa.

  • Falta de preparación

A pesar del buen desempeño que pueda mostrar una persona en un cargo, esto no lo convierte automáticamente en un líder. Dirigir implica saber delegar tareas, imprimir motivación en nuestro equipo de trabajo y guiar a las personas en la consecución de las metas trazadas en la estrategia corporativa. En últimas, no contar con la preparación adecuada puede frenar el crecimiento de los miembros del equipo.

Le puede interesar: 4 Razones para promover y desarrollar su talento humano

  • Personalidad

Hay jefes que suelen gestionar más en lo  micro que en lo macro, pues sienten mayor gusto centrándose en los detalles que en el mismo resultado o en la gestión global. Sin embargo, hay que hacerles caer en cuenta que no todo merece la misma atención. Además, no suelen actuar de la mejor manera cuando se presentan problemas imprevistos en la gestión de la organización.

  • Cultura organizacional

Existe una cultura organizacional basada en el control y la constante supervisión y que aún perdura en diversas organizaciones. Esto promueve un ambiente de trabajo estricto en el que los jefes de departamento exigen reportes detallados por cada tarea adelantada por sus colaboradores y creen que son los más aptos para decidir en cada asunto. Además se muestran contrarios a dar mayor autonomía a sus empleados pues no confían en sus habilidades ni en su criterio.

  • Estructura jerárquica

Las empresas con estructuras jerárquicas, y no horizontales, son más propensas a adoptar prácticas de micromanagement. Cuando los procesos de comunicación y la toma de decisiones dependen de una sucesión de niveles jerárquico, todo es más lento y  los empleados no encuentran espacios de participación en los que su opinión sea tenida en cuenta.

Recomendamos: 5 Estrategias para lograr el compromiso de su talento humano 

Hay que legarles confianza a los colaboradores de nuestra compañía y evitar coartar su libertad para evitar afectar su desempeño y desarrollo profesional. De lo contrario, tendremos a un equipo asfixiado por nuestras exigencias, sin confianza en su labor y descontento con el ambiente laboral de la compañía.

No es necesario controlar ni perseguir a nuestros colaboradores. Estamos tratando con profesionales que conocen sus funciones dentro de la compañía. Si se identificó con algunas de estas señales va a terminar empleando su tiempo resolviendo problemas que le conciernen a otro tipo de personas. Por último, recuerde que un buen líder orienta, escucha y motiva.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados