Recursos Humanos

7 pasos para ser un buen mentor en su empresa

Los beneficios que un mentor trae a la compañía están claramente establecidos. Se encargan de dar feedback valioso y conocimiento institucional a los colaboradores con menos experiencia dentro de la empresa. Sin embargo, llevar a cabo un proceso de mentoring completamente efectivo es complejo ya que no es una tarea prioritaria para todos. Ayudar a los empleados jóvenes a gestionar sus cargos y repasar con ellos acerca de las políticas organizacionales, no es de prioridad para la gran mayoría. Sin embargo, se reduciría mucho el margen de error para los empleados más jóvenes de la compañía.

Recomendamos: 10 pasos para crear un plan individual de desarrollo (PID)

Ser mentor por otro lado trae sus beneficios; se adquiere una visión organizacional fresca, se obtiene un nuevo entendimiento de los diferentes métodos de trabajo que utilizan las nuevas generaciones y termina siendo una forma en la que se asegura una satisfacción y cumplimiento en el aspecto laboral personal.

Por tal motivo, se cree que el mentor debe llevar a cabo su labor de manera meticulosa y cuidadosa, ya que son ellos el ejemplo a seguir de los colaboradores. Los siguientes son pasos para lograr ser un mejor mentor:

  1. Desarrollar y gestionar una relación entre mentor y colaborador:

Inicialmente se requiere elegir primero a la persona a quien se va a dirigir, y en el camino se pretende generar vínculos cercanos con el individuo, establecer metas y realizar seguimiento de lo acordado.

  1. Patrocinar a sus aprendices:

Verse disponible ante el aprendiz, permitirá que este desarrolle más habilidades, aptitudes y gane más visibilidad sus respectivos jefes. Se pueden crear nuevas oportunidades como vincular al aprendiz a la propia red de trabajo.

  1. Observar el estado del clima laboral de la organización:

El mentor deben estar al tanto sobre los aspectos amenazantes que estén perjudicando el entorno laboral y sobre los aspectos positivos que estén influyendo a traer nuevas y buenas oportunidades al aprendiz. Lo anterior con el objetivo de tomar provecho de las oportunidades que existen en la empresa.

Lea más sobre: 5 Consejos para fortalecer el clima laboral

  1. Guiar y aconsejar:

El mentor también puede ser una figura que brinde confianza al aprendiz, de esta forma se le facilita realizar seguimiento, establecer metas y proporcionar feedback al mentor. El mentor puede ayudarle a su aprendiz a enfrentar ciertos problemas del diario vivir del cargo en específico.

Encuentres acá: 3 Métodos para fortalecer las competencias de sus colaboradores

  1. Enseñar:

El mentor debe ser el encargado de impartir conocimiento, compartir lecciones aprendidas de experiencias laborales pasadas, y recomendar asignaturas que puedan servir para su desempeño laboral.

  1. Motivar e inspirar:

El rol del mentor es el de apoyar, validar y alentar a sus aprendices. El mentor debe encargarse de alinear las metas, los valores, y las emociones a las metas organizacionales globales. De esta forma, los aprendices se involucran aún más en su trabajo y en su propio desarrollo profesional.

Encuentre aquí: El agradecimiento: una gran motivación laboral

  1. Valorar la opinión e iniciativa de los demás:

Aquel mentor que toma en cuenta las ideas y trabajo de los demás es considerado un buen miembro de trabajo. Un buen mentor aprecia el esfuerzo de sus aprendices y los empodera mediante feedback positivo.

La eficacia en cumplir el rol como mentor depende en muchas ocasiones de qué situaciones esté manejando. Siempre se debe recordar que el mentoring es un trabajo compartido entre el mentor y el aprendiz. También se necesita de la colaboración, disposición y receptividad por parte del aprendiz en tomar todo tipo de feedback y guía que se esté proporcionando. Las personas que estén a cargo del mentor deben tener la voluntad en tomar acción en cumplir las metas establecidas para cumplir con su rol; invertir tiempo e interés en los planes de acción establecidos por el mentor. El aprendiz por su parte también debe encargarse de dar feedback a su mentor y hablar acerca de los aspectos que considere que no estén funcionando con su relación.

La siguiente pregunta sería: ¿Hasta qué punto va la labor del mentor? Hasta que el mentor lo considere necesario. El mentor por medio de la observación, el feedback y el cumplimiento de metas del aprendiz, debe ser capaz de determinar si él es capaz de cumplir con su rol de manera efectiva y sin un constante seguimiento.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados