Productividad

Business Partner: hacia una gestión estratégica del talento humano

Históricamente en las organizaciones se ha considerado que la función básica, prácticamente única, del departamento de recursos humanos es de tipo transaccional, esto incluye promover las normas de comportamiento, gestionar el pago de salarios, contratar nuevos colaboradores y despedir a otros.

Sin embargo, el tema se ha ido transformando hasta llegar a un nuevo modelo en el cual el departamento de RH se integra directamente a la estructura del negocio para mejorar el desempeño de la organización. La idea según la cual los directores de RH deberían convertirse en fichas estratégicas de las compañías cada día toma más fuerza. (Conozca acá los 7 pecados de un director de recursos humanos)

Este modelo busca aportar un valor agregado al funcionamiento de la organización por medio de la gestión dedicada del talento humano, lo cual incluye lograr que los colaboradores entreguen su mayor potencial, propiciar su satisfacción y compromiso laboral, retener a sus mejores empleados y atraer a los profesionales más destacados para aumentar la productividad y la competitividad en el mercado.

En este contexto ha surgido la figura del Business Partner, una persona que gestiona el talento humano, pero que no trabaja directamente en el área de recursos humanos, sino que se ubica en los diferentes departamentos de las organizaciones. Esta persona se involucra por completo en el día a día del departamento asignado y sirve como soporte para realizar procesos de selección, de desarrollo y de gestión de colaboradores. (Lea acá consejos para un proceso de reclutamiento exitoso)

Los objetivos de esta nueva función son principalmente dos. El primero busca impulsar el desarrollo profesional de las personas y el desempeño de la compañía por medio de planes de desarrollo y evaluación de sus competencias y metas laborales. El segundo se refiere a generar un conocimiento y asumir un rol que funcione como un insumo importante a la hora de tomar las decisiones estratégicas en el desarrollo del negocio. (Lea acá más sobre cómo conectar su empresa con sus colaboradores)

Los Business Partners deben tener un gran dominio de las metodologías, los aspectos prácticos, técnicos y de gestión efectiva del talento humano de la organización. Al mismo tiempo, deben tener un profundo conocimiento de la visión, la estrategia y los procesos de desarrollo del negocio de la organización. Esa doble función les exige alinear el enfoque estratégico de la organización a las necesidades y exigencias del capital humano para conseguir la mayor productividad posible.

El conocimiento y apropiamiento de los objetivos y la estrategia de la organización son un requisito básico para poder alinear al capital humano en busca de las metas corporativas, logrando que dediquen todo su esfuerzo a lo que es realmente importante y a que desarrollen su potencial para evolucionar en sus propias carreras profesionales. (Consulte acá consejos para diseñar una estrategia corporativa exitosa)

La prioridad de estos modelos de gestión es mejorar el rendimiento colectivo por medio de la planificación, el seguimiento y el apoyo permanente a la plantilla. Sin embargo, pasar de ese tradicional modelo transaccional a uno estratégico no es fácil para la dirección de recursos humanos. El proceso debe hacerse gradualmente para que la persona asignada como Business Partner pueda apropiarse de todos los conocimientos y procesos necesarios para desempeñarse en su nueva unidad de trabajo.

Evalúe las competencias de sus colaboradores y aumente la productividad en su organización

La adopción de este modelo estratégico de gestión busca sacar del aislamiento a los directores y personal de recursos humanos, involucrarlos con la actividad cotidiana de la organización, permitir que su conocimiento sirva para mejorar el desempeño general e individual y usar esa información para consolidar las estrategias de la organización.

Los Business Partners sirven además como vehículos para comunicar las políticas y estrategias corporativas en cada departamento y para identificar las fortalezas y debilidades de los equipos de trabajo. Departamentos como los de ventas y atención al cliente se ven muy beneficiados por los Business Partners ya que la contratación, el desarrollo de carrera y la retención de talento en estos es clave para su adecuado funcionamiento. (Lea acá sobre la importancia de la honestidad al momento de reclutar nuevo talento)

Las empresas muy pequeñas y las que tienen sus procesos de toma de decisión exclusivamente centrados en la gerencia no son las más idóneas para adoptar este modelo, que implica abrir un poco más el proceso de toma de decisiones incluyendo el hecho de tener en cuenta una mayor diversidad de opiniones y visiones de negocio.

Sin embargo, no todas las personas pueden desempeñar este papel. Los Business Partners deben contar con competencias muy puntuales y estratégicas como liderazgo, dominio de grupo, conocimiento de los procesos de negociación, apropiación y gestión integral de los procesos productivos del departamento en el que se van a desempeñar o de toda la organización si van a trabajar a nivel general.

En este sentido, muchas organizaciones que han establecido este modelo prefieren que los encargados de esta función tengan absolutamente claro el funcionamiento del negocio antes que ser expertos en recursos humanos. Es un tema que tomará tiempo, es recomendable capacitar a los encargados del departamento de recursos humanos para que se involucren en los procesos de la organización y asuman el rol estratégico del que hemos hablado hoy.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados