Clima Organizacional

Clima laboral: Seis consejos para librarse de conflictos en la oficina

Es normal que se presenten diferencias entre los colaboradores de una organización, lo que no es normal es dejarlas escalar hasta convertirse en un problema que afecte la productividad y el clima laboral de la compañía. No importa el tamaño de la empresa, un conflicto que no sea atendido puede terminar con la armonía y el buen ambiente de trabajo que desean todas las personas.

Lea acá: 4 Consejos para solucionar conflictos laborales

Las personas pasan la mayoría de su tiempo en la oficina. Esto implica estar en permanente contacto con los compañeros de trabajo, en cualquier momento se pueden presentar conflictos entre colaboradores, lo que puede provocar estrés, ansiedad y traer graves consecuencias para el bienestar físico y emocional de los implicados. (Vea acá: ¿Qué hacer frente a un clima laboral hostil?)

Además, estas incomodas situaciones afectan negativamente el clima laboral de la oficina y pueden causar una disminución de la productividad y satisfacción de los empleados, lo que afectará el desempeño global de la organización.

Lea más: ¿Cómo manejar a las personas negativas en el trabajo?

Cuando estas situaciones pasan a mayores, los encargados deben tomarse el tiempo necesario para analizar objetivamente el caso, escuchar a las personas involucradas, evaluar los argumentos de cada uno y tomar la mejor decisión que permite resolver el problema y beneficiar a la compañía y los implicados.

Por todo esto, hoy traemos 6 consejos prácticos para mantener una sana convivencia con los compañeros de trabajo y evitar los indeseables conflictos laborales. Veamos:

1. Buena actitud:

Antes que criticar las actuaciones de los demás, lo recomendable es evaluar si estamos haciendo lo correcto o no en nuestro trabajo. El negativismo es contagioso y perjudica el clima de trabajo, lo recomendable es tratar de mantener relaciones cordiales con todos los compañeros y construir un ambiente positivo y colaborativo al interior de la compañía.

2. Confianza:

Creer en la buena fe e intenciones de las personas es siempre un buen comienzo de las relaciones personales y laborales. Tranquilizarse y dejar de desconfiar y pensar mal de las actuaciones de los demás hará que podamos enfocarnos en lo que realmente importa: cumplir con nuestro trabajo, adquirir experiencia y desarrollar nuestra carrera profesional.

Evaluar el clima laboral de su compañía hará que sus empleados mejoren su productividad y bienestar

3. Solidaridad:

Tratar de ayudar siempre que sea posible a los compañeros de trabajo es una actitud que ayuda a afianzar las relaciones y el buen ambiente de trabajo. No se trata de hacer el trabajo de los demás, se trata de apoyarse para que todos alcancen sus metas, lo cual aumentará la satisfacción y la productividad en la compañía.

Lea además: 5 Consejos para fortalecer el clima laboral

4. Sinceridad:

En ocasiones las personas toman actitudes que nos molestan o afectan el normal desarrollo de nuestro trabajo, lo ideal en estos casos es hablar directamente con el compañero y comentarle la situación con buena actitud, respeto y claridad. Si se hace de esa manera, seguramente van a encontrar una solución efectiva y los demás sabrán que estamos en capacidad de expresar lo que pensamos sin ningún inconveniente.

5. Lealtad:

Todas las personas quieren ascender laboralmente y para ellos realizan su trabajo de la mejor manera posible, pero no todo en la oficina es una competencia y la ética debe siempre prevalecer. Tratar de afectar la carrera de otra persona para lograr los objetivos personales es impresentable y no hace nada más que afectar el ambiente laboral en el que se desempeñan todos.

6. Compartir:

No todo tiene que ser trabajo, es necesario generar momentos más allá de la oficina para generar confianza e incluso amistad entre los compañeros de trabajo. Compartir momentos importantes como almuerzos o salidas genera lazos sanos y más fuertes entre las personas que comparten trabajo. (Lea también: 5 Consejos para mejorar las relaciones laborales)

Así las cosas, las personas siempre deben estar preparadas para resolver los conflictos o diferencias que puedan presentarse con sus compañeros de trabajo. Sin embargo, existen muchas formas de evitarlos y construir unas relaciones laborales respetuosas, amigables y que permitan consolidar un clima laboral positivo y colaborativo para desarrollar el trabajo de la mejor manera.

La evaluación de clima laboral te permite identificar las razones por las cuales tus empleados están desmotivados

Artículos Relacionados