Productividad

Cloud Computing, desventajas e inconvenientes

Ayer hablábamos del Cloud Computing, de sus conceptos básicos y de los beneficios que se obtienen al implementarlo como solución tecnológica para el almacenamiento, gestión y administración de los datos de las organizaciones. Entre sus principales, ventajas mencionábamos la facilidad para acceder al servicio cuando sea necesario y el ahorro en términos económicos y logísticos que se obtiene al delegar esta tarea en un proveedor externo, evitando así el desarrollo y mantenimiento de una infraestructura propia para ello.

Sin embargo, así como la implementación de este modelo de almacenamiento virtual trae beneficios, también tiene algunas desventajas o aspectos negativos que han causado muchas dudas en las organizaciones a la hora de adoptarlo, vamos a mencionar los principales:

1. Seguridad

Es la principal preocupación que existe con respecto a esta solución tecnológica y es al mismo tiempo el principal desafío al que se enfrentan las empresas proveedoras del servicio que deben mejorar sus sistemas de encriptación y cifrado continuamente para proteger los datos. El compromiso de las compañías de Cloud Computing es brindar una infraestructura robusta con el mayor nivel de seguridad y confiabilidad posible, pero debemos recordar que este sistema implica necesariamente que la información y los datos almacenados en los servidores externos tengan que estar disponibles en línea para poder acceder a ellos, lo que significa inevitablemente que al circular por internet la información es susceptible de ser interceptada o modificada por terceros que se especializan en ese tipo de delitos informáticos.

2. Privacidad

La privacidad de los datos y la información es uno de los aspectos más sensibles en una organización, los próximos desarrollos, los proyectos a futuro o el lanzamiento de nuevos productos y servicios son ejemplos de asuntos clave para el desempeño de una compañía que al estar alojados en los servidores del proveedor de Cloud Computing evidentemente dejan de ser conocidos sólo por la organización dueña de ellos.

La confianza es la premisa básica cuando se le entregan los datos al proveedor para su almacenamiento, al hacerlo estamos seguros que las garantías que se nos dan evitarán cualquier tipo de filtración o fuga de información, pero debemos ser consientes que al adoptar el servicio la información deja de estar exclusivamente en nuestro poder y que en un mundo completamente abierto como el de internet todo puede pasar, aún más cuando la privacidad es uno de los aspectos más polémicos y discutidos en la red puesto que nunca va estar garantizada al cien por ciento.

3. Conectividad

Entre los beneficios del Cloud Computing mencionábamos la facilidad de acceso a los datos mediante una conexión a internet y un dispositivo apto para ello, pero ésta es al mismo tiempo una gran desventaja puesto que la posibilidad de acceso a la información depende directamente de la calidad y disponibilidad del servicio que preste nuestro proveedor de internet (ISP).

Al estar alojados en servidores externos, los datos no están físicamente en nuestra empresa y sólo se pueden gestionar en la nube por medio de la conexión a internet, que cuando no funcione, situación que puede darse en cualquier momento por muchos factores, podrían provocar problemas o fallas operativas graves si necesitamos la información urgentemente, esto quiere decir que a pesar que los datos están siempre en línea su acceso depende nuevamente de un tercero, la compañía de internet, y no de la organización ni del proveedor de Cloud Computing.

Teniendo en cuenta estas situaciones que pueden afectar la seguridad de los datos, las organizaciones que decidan implementar una solución de Cloud Computing deben analizar a profundidad cada una de las posibilidades, características, servicios, soporte y garantías que incluya la oferta de los posibles proveedores del servicio.  Otro punto a tener en cuenta es la trayectoria y la reputación de la compañía que se elija, con unos buenos antecedentes en el mercado se tendrá más confianza en el proveedor y se le podrá exigir la mayor seguridad y confidencialidad posible en el manejo de la información.

Evalúe las competencias de sus colaboradores y aumente la productividad de su organización

Artículos Relacionados