Recursos Humanos

¿Cómo reconocer a un verdadero líder? Envíele un correo

El liderazgo es una habilidad determinante para alcanzar el éxito en una compañía. Sin embargo, se trata de un conjunto de comportamientos que no siempre son fáciles de reconocer en las personas que trabajan con nosotros. Entonces, ¿cómo podemos identificar a un buen líder? A lo largo de este artículo daremos algunas pistas y señales para lograrlo.

Aunque las pruebas psicotécnicas y las entrevistas pueden ser bastante útiles a la hora de identificar habilidades de liderazgo, el escritor inglés Simon Sinek tiene un método más sencillo: ver cómo usan su correo. En un video publicado en Inc.,Sinek explica que los buenos líderes piden no ser incluidos en los correos de los demás empleados; contrario al estilo de liderazgo tóxico que se inmiscuye en los asuntos tratados en todos los departamentos.

Es una excelente estrategia para identificar a aquellos líderes proactivos, integrales y motivadores de aquellos que no lo son y que sólo ejercen un cargo directivo. Para que pueda reconocer a un buen líder y desarrollar sus habilidades en su organización, aquí le damos algunas señales que le permitirán identificarlos. Veamos:

  1. Tienen un rendimiento sobresaliente

El rendimiento en el trabajo es una característica esencial en cualquier líder. Usualmente sobresalen sobre los demás por su capacidad para proponer ideas innovadoras, alcanzar las metas y lograr los resultados esperados. Además, no existe ningún otro mejor mecanismo de enseñanza que el ejemplo, por lo que los demás colaboradores intentarán replicar el buen trabajo del líder.

  1. Se comunican abiertamente

Los líderes saben comunicar con claridad y precisión la razón de ser de la compañía a cada uno de los miembros de la empresa. Intentan contagiar esa pasión que encuentran en su trabajo a los demás colaboradores para motivarlos a hacer su trabajo de la mejor manera. Para esto tienen que ser transparentes, abiertos y tolerantes.

  1. Confían y delegan tareas

Un líder confía en las personas que lo rodean. Contrario a un jefe que quisiera estar involucrado en la realización de cada una de las actividades adelantadas por los demás. El verdadero líder es un promotor de pasiones que identifica talentos, fortalezas y los tipos de personalidad de sus empleados para optimizar su potencial y llevarlo más allá.

  1. Trabajan por una causa

Un líder notablemente bueno dedica toda su energía primero a la causa por la que está trabajando, luego al equipo y al final, a sí mismo. Nunca asume un proyecto con la esperanza de cosechar solo el beneficio propio, pues reconoce la importancia de sus colaboradores en la consecución de cualquier logro. Por ello reúne a los demás colaboradores en torno a un solo fin.

  1. Se interesan por las personas

Un verdadero líder no pondrá en riesgo el bienestar de sus colaboradores para alcanzar las metas que fueron definidas inicialmente. Su gestión está orientada por el bienestar y el crecimiento de las personas y no sólo de las ganancias. Saben todo lo que necesitan saber sobre cada miembro de su equipo, son agradables y siempre tienen en cuenta sus preferencias cuando delegan actividades.

No importa la situación, los buenos líderes mantienen su espíritu intacto ante los momentos de crisis y asumen los fracasos como lecciones para seguir mejorando. Hacen de cada colaborador a un amigo que confía y cree en la visión de su compañía, y es el primer referente de la cultura organizacional que permite incrementar la productividad de los colaboradores.

Obtenga el eBook: La importancia del liderazgo emocional para el éxito de su compañía

Artículos Relacionados