Clima Organizacional

Conflictos laborales: 4 consejos para solucionarlos

Las diferencias y conflictos laborales entre los empleados de una organización suelen presentarse frecuentemente. En nuestra vida los conflictos pueden servir para cambiar cosas que se están haciendo mal y corregir el rumbo, pero cuando esas diferencias aparecen entre los colaboradores de la compañía, no pueden dejarse pasar sin resolverlas.

Sin importar el tamaño de la compañía, hasta los inconvenientes más pequeños pueden convertirse en problemas con consecuencias negativas para el clima laboral y la productividad de la empresa. Frente a esta situación, los gerentes y encargados de departamento, deben analizar la situación, escuchar a las partes y tomar la mejor decisión para resolver el problema y beneficiar a la organización y sus integrantes.

Por esta razón, hoy traemos 3 consejos prácticos para solucionar los conflictos laborales que se puedan presentar entre los colaboradores de la organización:

1. Reunirse con las partes:

Invitar a una reunión a las personas involucradas en la discusión y escuchar atentamente sus argumentos es un buen inicio para abordar el problema, permitir que discutan entre sí y expongan sus opiniones frente a frente es importante. La idea es que cada una de las partes entregue su visión dela situación y defienda su posición con respeto y con argumentos válidos.

Luego de permitirles hablar y discutir el tema, se podrá analizar con calma la situación y puede que en ese mismo momento, los involucrados se den cuenta que la solución no es tan complicada como parece y lleguen a un acuerdo rápidamente, si no es así, entonces la reunión servirá para que el superior tenga información suficiente para resolver el problema.

2. No tomar partido:

Cuando existan problemas entre los empleados de la compañía, la situación no debe tomarse a la ligera y la solución no debe ser apresurada. Estamos hablando de conflictos entre los miembros del talento humano de la compañía y por ende, de la parte más importante del negocio.

La idea es que los colaboradores trabajen siempre de la mano para alcanzar las metas corporativas. Por esta razón, hay que escuchar las razones de cada uno de los involucrados con el tiempo y la calma necesaria para resolver el problema. Para tomar la decisión, se deben tener en cuenta las razones expuestas por cada quien y verificar la validez de cada argumento.

El mensaje que se debe enviar a la plantilla es que cuando existan conflictos internos, la decisión para resolverlos se toma sopesando la validez de los argumentos y no de acuerdo a la amistad o la confianza que se tiene en unos o en otros empleados. Hay que recordar que las opiniones de cada colaborador son igualmente válidas y hay que detenerse a escucharlas todas.

3. No adelantar la decisión:

Los problemas pueden resolverse de diferentes maneras. Por esta razón, no hay que pensar que una persona tiene la razón y la otra no sólo por la primera impresión. Hay que tener en cuenta que cada una de las partes puede estar acudiendo a argumentos que parecen convincentes con tal de ganar, pero que realmente no son la solución al problema.

Hay que escuchar a cada involucrado y dejarles claro que simplemente se están reuniendo la información para encontrar la solución. Puede que se descubra que el problema es netamente personal y no laboral y que alguna de las partes quiere simplemente afectar a la otra. En todo caso, la decisión final tiene que favorecer los intereses de la empresa y de la plantilla, y no definir quién ganó o quién perdió la disputa.

En conclusión, los gerentes deben estar siempre preparados para resolver los conflictos y diferencias que se presenten entre sus colaboradores. La llave para resolver el tema está en no tomar partido por ninguno, reunirlos y permitirles exponer sus argumentos, escucharlos atentamente y tomar la decisión justa y que no permita un clima laboral hostil para toda la plantilla.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados