Productividad

El agradecimiento: una gran motivación laboral

Hoy se celebra en Estados Unidos el tradicional día de acción de gracias, la fiesta nacional en la que las familias norteamericanas se reúnen para compartir la cena y dar gracias por los éxitos cosechados durante el año. Valiéndonos de esta celebración, hoy vamos a hablar de la importancia de la gratitud en las empresas como método para lograr la motivación laboral la y satisfacción de los empleados.

La mayoría del tiempo suceden cosas por las cuales deberíamos sentirnos agradecidos, tanto en la vida personal como en la laboral y casi nunca aprovechamos esas ocasiones para demostrar agradecimiento a la persona o personas que hicieron esas cosas posibles.

Una encuesta de la Fundación John Templeton encontró que el trabajo es el lugar en el que menos demostramos gratitud y además que nuestro trabajo ocupa el  último lugar en la lista de cosas por las que estamos agradecidos.

Esa incapacidad para demostrar gratitud nos está haciendo perder muchas oportunidades de mejorar laboralmente. Agradecer a las otras personas nos permite disfrutar mucho más las experiencias positivas en la oficina, afrontar mejor circunstancias estresantes o que causan ansiedad, fortalecer las relaciones sociales con los compañeros y ser más persistentes frente a los desafíos del día a día.

Una investigación de las Universidades de Miami y California realizada por los psicólogos Robert Emmons y Michael Mc Cullough, encontró que agradecer por las cosas buenas que nos pasan sube nuestro estado de ánimo y contribuye a mejorar la salud y el bienestar.

Los psicólogos notaron que las personas que apuntaron durante 10 semanas únicamente las cosas por las que estaban agradecidos, dejando de lado las situaciones negativas o conflictivas, presentaban un mejor estado de ánimo y estaban más conectados con sus compañeros de trabajo que quienes no agradecían por nada de lo que les pasaba en el trabajo y en la vida cotidiana.

El simple acto de agradecer puede tener efectos duraderos y profundos en quienes reciben el agradecimiento. Otro estudio de los psicólogos Adam Grant y Francesca Gino demuestra que las expresiones de gratitud aumentan el comportamiento prosocial y les permiten a las personas sentirse valoradas y tenidas en cuenta, lo cual las motiva y hace sentir satisfechas.

La gratitud y el reconocimiento por los logros y metas laborales alcanzadas son dos estrategias altamente efectivas que los colaboradores reciben con mucha satisfacción al darse cuenta que su esfuerzo es valorado por la organización y que su trabajo es importante para alcanzar los objetivos de la empresa.

Como ya hemos dicho antes, la gratitud no implica siempre reconocimientos económicos. El salario emocional es una excelente manera de premiar y agradecer a los empleados por el buen desempeño de sus funciones en la compañía.

Con motivo del día de acción de gracias, tenemos una buena oportunidad para reflexionar acerca de la gratitud que tenemos con nuestros compañeros de trabajo, los esfuerzos diarios que ellos hacen para ayudarnos con nuestras labores y los que hacemos nosotros en la organización merecen ser reconocidos y agradecidos para continuar motivados y enganchados con nuestro trabajo.

La gratitud y el reconocimiento son componentes fundamentales para tener un buen clima laboral que permita mantener satisfechos a los colaboradores en la organización, mejorando así su rendimiento, que se verá reflejado notablemente en la productividad y competitividad de la compañía.

[hs_action id=”12168″]

Artículos Relacionados