Clima Organizacional

Employee Engagement, creando la conexión entre el Talento Humano y la Organización

Employee Engagement es una estrategia de administración de recursos humanos que está tomando bastante fuerza en las organizaciones y cuyo fin es el incremento de la productividad de los colaboradores. En términos simples, a este concepto lo podríamos definir como un esfuerzo adicional por parte de todos los empleados, incluyendo los directivos, para crear compromiso e implicación real con la organización, que se genera básicamente a partir del bienestar, el entusiasmo y la satisfacción que la compañia le brinde a sus colaboradores.

Hemos sugerido anteriormente la necesidad de brindar las condiciones a los colaboradores de una organización para que su bienestar y calidad de vida sean óptimos y para que la satisfacción que esa situación genera se vea directamente reflejada en sus niveles de productividad. Para nadie es un secreto que un empleado feliz y satisfecho tiene un mejor rendimiento laboral que uno aburrido e inconforme.

El reto está en poder diseñar las estrategias adecuadas para lograr esa conexión emocional de los trabajadores con la empresa, se debe lograr una inclusión de todos los colaboradores para que se apropien de sus compromisos de la mejor manera y se sientan valorados y tenidos en cuenta por su esfuerzo y dedicación dentro de la compañía.

El estudio The State of the Global Workplace, a worldwide study of employee engagement and wellbeing, de la firma consultora Gallup, que fue realizado con una muestra de 47,361 empleados de 120 países, muestra que tan sólo el 11% de los colaboradores están comprometidos con la empresa, que el 69% no lo están y que un 27% de estos no tienen la menor conexión con la compañía dónde trabajan. Estas cifras ponen en evidencia la preocupante falta de compromiso de los empleados con las organizaciones y reflejan la necesidad de poner en marcha los planes e instrumentos necesarios para cambiar la situación y generar el compromiso y apropiación de los colaboradores con la empresa, lo cual aumentará la productividad y competitividad de la compañía.

Teniendo bien definidos los valores y metas de la compañía, aunados a una misión y visión organizacional robustas, debemos enfocarnos en la construcción y el fortalecimiento de una cultura organizacional que fomente esos mismos valores y principios entre los colaboradores. La participación activa de los empleados, el ambiente colaborativo, la retroalimentación y la honestidad en las decisiones y comunicaciones, son factores determinantes para conseguir una vinculación real y un compromiso efectivo de los colaboradores con la empresa.

La premisa está en empoderar a los empleados, esto significa valorar su trabajo y esfuerzo, haciéndoles entender que su aporte es parte fundamental del éxito en la consecución de las metas de la compañía y poniéndoles en el papel de solucionadores de problemas de la compañía, involucrando sus opiniones y fortalezas en la resolución y mejoramiento de dichos inconvenientes.

La flexibilización laboral y el salario emocional son dos herramientas importantes para apuntalar la estrategia de Employee Engagement de las organizaciones, como lo dijimos en una entrada anterior, el salario económico ya no es el único aspecto que determina la permanencia  del talento humano en las empresas. La posibilidad de crecer profesionalmente, las condiciones de bienestar y calidad de vida que ofrezca la compañía, la valoración del trabajo y el sentirse tenido en cuenta son factores que hoy tienen en cuenta los colaboradores a la hora de decidir continuar o abandonar su empleo.

La comunicación interna es un tema fundamental para que todos los colaboradores de la organización se sientan involucrados y comprendan la estrategia de Employee Engagement que ha adoptado la empresa, para que se enteren de las medidas que se han tomado y de los beneficios y actividades nuevas que servirán para mejorar su bienestar y satisfacción laboral. Unos canales y procesos de comunicación de información adecuados van a generar la construcción de una red efectiva de participación, colaboración y compromiso entre los empleados que van a notar la preocupación de la dirección por hacerlos parte activa e importante del funcionamiento de la compañía.

Esta comunicación debe ser moderna, eficaz e interesante para que los empleados la puedan usar cuando la necesiten, las redes sociales y los blogs corporativos son alternativas útiles para lograr que la información corporativa, tendiente al mejoramiento del bienestar, satisfacción y productividad de los empleados, circule y se difunda correcta y ágilmente entre los colaboradores.

El tomar las acciones necesarias, que se adapten a las dinámicas de la organización, va a generar la vinculación y el sentido de pertenencia de los colaboradores por la compañía del que tanto hemos hablado. Valorar los esfuerzos, comunicar las decisiones e involucrar a los empleados en los procesos y decisiones de la compañía serán puntos determinantes para consolidar una verdadera cultura organizacional y apuntalar la efectividad y los beneficios de una estrategia de Employee Engagement.

La evaluación de clima laboral le permite conocer la percepción que tienen sus empleados acerca de su empresa

Artículos Relacionados