Competencias

Las 6 competencias comportamentales imprescindibles en la oficina

En las organizaciones existen dos categorías de competencias laborales que son necesarias para desarrollar las tareas asignadas y alcanzar las metas con éxito. Estamos hablando de las competencias profesionales o técnicas, también llamadas duras, y las competencias comportamentales, también llamadas blandas.

Las competencias blandas son rasgos y cualidades de los colaboradores que están ligadas a su personalidad y actitud frente al ambiente de trabajo. La actitud positiva, el respeto y apoyo a los compañeros y la búsqueda de soluciones y aportes para resolver problemas son ejemplos de esas habilidades blandas que hacen de alguien un buen miembro del equipo de trabajo.

Por su parte, las competencias técnicas se definen como acciones específicas que pueden medirse, como por ejemplo la capacidad de desarrollar un software, la cantidad de entregas de producto realizadas o las solicitudes de soporte atendidas. (Lea también: ¿Qué son las competencias laborales?)

Como lo contábamos en una entrada anterior, una encuesta de la compañía de reclutamiento online, Career Builder, realizada con profesionales de recursos humanos en Estados Unidos, indica que el 77% de los participantes están convencidos que las habilidades blandas son tan importantes como las competencias técnicas y profesionales a la hora de seleccionar un nuevo empleado.

Hoy tenemos una lista con las 6 competencias blandas más importantes que deberían poseer todos los colaboradores, sin importar el nivel estratégico, en una organización. Veamos:

1. Trabajo en equipo:

Está perfecto disfrutar realizando y cumpliendo con el trabajo individualmente. Pero al mismo tiempo, es imprescindible estar en capacidad de trabajar con los otros colaboradores cuando un proyecto así lo requiera. La actitud y la comunicación adecuadas son necesarias para que los proyectos en equipo terminen con éxito.

Lea también: 4 Consejos para lograr un trabajo en equipo efectivo

2. Comunicación:

La comunicación interna es clave para la productividad de la compañía. Existen muchos medios de comunicación en la actualidad en la oficina, el correo electrónico, los chats internos, las reuniones y las charlas personales. Es recomendable analizar cuál de esos mecanismos es el adecuado siempre que necesitemos transmitir algo a alguien en la oficina para asegurarnos que el mensaje llegue en el tiempo y la forma adecuados.

Lea además: 4 Consejos para mejorar la comunicación interna en la oficina

3. Solución de conflictos:

Los conflictos entre colaboradores ocurren en todas las organizaciones. Los implicados deberían tener la capacidad de resolver sus diferencias por sí mismos de la forma más respetuosa y equilibrada posible. Aunque no es lo ideal, si la solución no se logra por esa primera vía, la dirección debería intervenir en la situación para conjurarla y beneficiar a ambas partes y al propio clima laboral de la compañía.

Lea acá: 6 consejos para evitar conflictos laborales

4. Gestión del tiempo:

Los empleados deberían estar en capacidad de gestionar correctamente su tiempo en el trabajo para completar todas sus tareas sin exceder su horario laboral y evitar así el estrés o el burnout. Esto hará que tengan el tiempo suficiente para compartir con su familia y atender sus asuntos personales. El equilibrio entre vida y trabajo es fundamental para el bienestar y la productividad de las personas.

Recomendamos leer: 4 consejos para una correcta gestión del tiempo en el trabajo

5. Aceptar sugerencias:

El feedback que se entrega en la oficina, ya sea por parte de los jefes o compañeros, merece toda la atención y el respeto de las personas a las que va dirigido, sin importar si es positivo o negativo. Lo recomendable es escuchar con atención, responder con argumentos válidos y poner en práctica las sugerencias que se están recibiendo.

Además puede leer: Feedback negativo, una gran oportunidad de mejora

6. Gestión de reuniones:

A muchas personas les molestan las reuniones y preferirían evitarlas, pero eso no va a suceder y no se van a eliminar de las compañías. Lo recomendable es gestionarlas, si somos los organizadores, o aportar al desarrollo, si somos participantes, para que al final del encuentro la información, acuerdo y conclusiones sean productivas para todos.

En muchas ocasiones se minimizan las habilidades blandas, pero blandas no significa innecesarias.  Por el contrario, la personalidad, las actitudes y las competencias comportamentales son muy importantes para seleccionar al mejor talento humano disponible en el mercado.

Evalúa las competencias de tus colaboradores y descubre los talentos ocultos en tu compañía

 

Artículos Relacionados

  • Juan

    Estas pruebas son tan subjetivas, no todo el
    Mundo tiene que pensar como el que las diseño y no deben tener respuesta exacta como las matemáticas

  • Raul Jurado Paredes

    Cordial Saludo, muy admirable, señor Carlos me gustaria saber como realizar muy bien un examen de competencias basicas, muchas gracias. Excelente Articulo Felicitaciones!!!