Productividad

Las ventajas de gestionar el Talento Humano

Siempre que hablamos de la gestión del talento humano, nos enfrentamos a un desafío tan grande y complejo como el tamaño mismo de la organización. Para lograr esa gestión exitosamente, tenemos una gran cantidad de herramientas y estrategias a nuestro alcance, aprovechar las redes sociales y el uso de Big Data son sólo dos ejemplos de esas posibilidades de gestión y desarrollo en RH que nos ofrecen las tecnologías de la información de la sociedad hiperconectada en la que hoy vivimos.

Suele decirse que desarrollar un plan de acción enfocado a gestionar efectivamente el talento humano disponible en las organizaciones es necesario y que no hacerlo causaría una grave pérdida de competitividad con respecto al resto de actores del mercado. Sin embargo, hoy vamos a mencionar con exactitud algunos de los beneficios que le trae a la empresa la aplicación de una estrategia robusta de gestión de RH, que además de permitirle incorporar nuevos y mejores integrantes a la fuerza laboral, va a lograr la retención y la identificación de lo mejor del talento con el que ya cuenta, evitando así afectar negativamente la productividad de la organización por culpa de aspectos como la excesiva rotación y la falta de compromiso.

Los beneficios de desarrollar exhaustivamente una estrategia de gestión de talento humano son, entre otros, los siguientes:

Contratación adecuada

La productividad, la competitividad y la reputación de una organización radican en la calidad y habilidad de su fuerza laboral. Por esta razón, al implementar un proyecto robusto de gestión de talento humano, que incluya aspectos integrales como la evaluación precisa de las capacidades de los aspirantes, se va a poder seleccionar a la persona adecuada para cada vacante disponible. La forma para contar con el mejor talento humano al servicio de la empresa es teniendo a los mejores al mando de la gestión del departamento de RH, por esta razón la selección de esos encargados y el diseño del programa de gestión marca la pauta para que todo el proceso sea exitoso.

Retención de los mejores

La perdida de talento humano sigue siendo uno de los principales problemas de las organizaciones, la dinámica empresarial y la cantidad de posibilidades y ofertas disponibles en el mercado son una tentación para los empleados que van siempre al lugar que les ofrezca las mejores condiciones y la mayor estabilidad laboral posible.  La gestión del talento nos va a permitir retener a los mejores colaboradores brindándoles el mejor clima laboral, lo cual además va a fortalecer el liderazgo y la competitividad de la compañía, de no hacerlo se va a estar en desventaja con respecto a los competidores. El reto está en consolidar una línea eficaz de reclutamiento, capacitación, retención y compromiso con la calidad para poder contar en definitiva con lo mejor del talento humano del mercado.

Evalúe el clima laboral de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Comprensión de la plantilla

Una gestión del talento eficaz nos va a permitir una evaluación integral y profunda del desempeño de los colaboradores, de su comportamiento, de su percepción del clima laboral y de sus capacidades, fortalezas y debilidades. De esta manera, va a ser mucho más fácil identificar y comprender las dudas, inconvenientes y cualidades de los empleados, además de poder diseñar las estrategias adecuadas para resolver esas situaciones y motivar a cada empleado de acuerdo a sus necesidades. Así se logra incrementar la satisfacción de la plantilla y por ende la productividad global de la compañía.

El cargo preciso para cada talento

Por medio de la identificación de las competencias particulares de cada colaborador, vamos a poder tener un balance real de las habilidades disponibles globalmente en la organización. Este es uno de los instrumentos más efectivos para aumentar la productividad, puesto que permite saber si el empleado ocupa el cargo que mejor sabe desempeñar, o si por el contrario, está cumpliendo con las funciones que no son de su competencia. Así se puede reorganizar la plantilla de la manera más productiva posible, a la vez que se aumenta la satisfacción de los empleados al ocupar los cargos adecuados en los que pueden explotar mejor sus habilidades.

Como podemos ver, implantar una cultura robusta de gestión del talento humano dice mucho del compromiso con la calidad, la organización y el nivel de competitividad de la compañía, si el proceso se hace exitosamente, los empleados van a tener mucha más confianza en la empresa y en el futuro de ella. El compromiso y la determinación de superar a los competidores para ocupar la posición de liderazgo en el mercado, son otros de los efectos que produce al interior de la plantilla una gestión de talento oportuna y adecuada.

La evaluación de clima laboral le permite conocer la percepción que tienen sus empleados acerca de su empresa

Artículos Relacionados