Clima Organizacional

Los 5 estilos de liderazgo presentes en las organizaciones

En las organizaciones siempre existe una figura que se destaca del resto de la plantilla por su robusta personalidad y por el impulso que le da a las estrategias necesarias para cumplir los objetivos de la compañía. Por lo general esa figura es el CEO de la empresa y el principal objetivo que debería perseguir es que todos sus colaboradores lo respeten, confíen en él y crean firmemente en sus acciones al frente de la organización.

El estilo de liderazgo que se ejerza en la empresa define los métodos y tiempos de trabajo y es la base para lograr el cumplimiento de las metas corporativas. Los tipos de liderazgo empresarial suelen ser muy diferentes uno del otro, aunque el objetivo debería ser siempre sea el mismo: lograr la mayor productividad y alcanzar el más alto nivel de competitividad. Estos son 5 de esos estilos de liderazgo:

1. Liderazgo innato:

Se refiere al tipo de liderazgo que ejercen algunas personas a pesar que en ocasiones no pertenecen a la alta dirección de la compañía. Estas personas no son siempre catalogadas como lideres pero sus habilidades comunicativas y motivacionales al interior de la compañía los distinguen del resto de colaboradores. Apoya al equipo de trabajo y no impone su visión, cuenta con las opiniones de sus colegas y propende por una toma de decisiones mucho más democrática que beneficie a la empresa y  a sus trabajadores.

2. Liderazgo carismático:

Es una persona con unas habilidades innatas de sugestión, atracción e inspiración para el resto de la plantilla. Su manera de comunicarse con los colaboradores es enérgica y entusiasta, transmite seguridad y confianza en cada una de sus decisiones y genera una satisfacción entre la plantilla que afianza la productividad. El problema con este tipo de líderes suele presentarse cuando abandona la organización puesto que no es fácil encontrar personas con esas cualidades y ese grado de emprendimiento.

3. Liderazgo participativo:

El líder tiene la última palabra pero siempre toma en cuenta las opiniones de su equipo de trabajo para tomar las decisiones. Por medio de este estilo se logra que los colaboradores se sientan valorados y tenidos en cuenta, lo cual va a aumentar su motivación y productividad. Es el tipo de liderazgo que más se adecua cuando los objetivos de la organización demandan un alto grado de trabajo en equipo que exija la calidad y no la rapidez para lograr los desafíos propuestos.

4. Liderazgo transformacional:

Se caracteriza por un líder carismático que antepone los intereses grupales a los suyos personales y que se convierte en una fuente de confianza e inspiración para sus colaboradores y que al mismo tiempo los necesita para sentir un apoyo y un soporte incondicionales a la hora de tomar decisiones. Su principal virtud es la innovación que imprime en cada una de sus acciones e iniciativas lo cual da un valor agregado a cada nueva estrategia adoptada por la compañía. Es un liderazgo capaz de adaptarse con rapidez y flexibilidad a los retos que impone el mercado hoy en día.

5. Liderazgo absoluto:

Es la oposición total al liderazgo participativo, el poder absoluto se concentra en una sola persona y no admite reparos a sus decisiones ni a sus indicaciones con respecto a los tiempos y maneras de llevar a cabo las tareas en la organización. Tiene todo bajo control y trata con dureza y ferra disciplina a su plantilla, lo cual podría disminuir notablemente la motivación y productividad de los colaboradores al no sentirse valorados e imponérseles todas las decisiones sin alternativas. Es un estilo que podría funcionar para tomar decisiones complicadas en momento de crisis.

Es muy importante para el mejoramiento de la productividad y el incremento de la satisfacción de los colaboradores que las organizaciones sean capaces de identificar, promover y consolidar a los líderes, cualquiera sea el estilo de liderazgo que ejerzan, en los diferentes cargos de la compañía. Para lograrlo es necesario evaluar las competencias laborales de cada uno de sus empleados periódicamente y así logrará identificar sus fortalezas y oportunidades de mejora. ¿Y usted qué espera para encontrar a los lideres que hay dentro de su propia organización?

[hs_action id=”12166″]

Artículos Relacionados