Productividad

Los 5 hábitos que reducen la productividad laboral

La procrastinación, más conocida como postergación o dilación, es el hábito de retrasar las tareas que deben realizarse, reemplazándolas por otras menos importantes o más amigables. Mientras que la mayoría de personas son propensas a ello, otros que no quieren hacerlo caen en ella por culpa de las distracciones presentes en su rutina laboral.

Un estudio publicado por la compañía norteamericana de reclutamiento online Career Builder, descubrió cuales son los principales hábitos que reducen la productividad y afectan el desempeño de las personas en su trabajo. Los resultados van desde las pausas para ir a fumar hasta el excesivo ruido que generan algunos compañeros, pasando por la adicción al celular y las redes sociales.

Lea también: 5 Claves para administrar el tiempo eficientemente

El estudio fue encargado por Career Builder a Harris Poll, firma encuestadora vía internet, e incluyó a más de 2175 directores de recursos humanos y reclutadores. El 52% de ellos afirmó que el uso del Smartphone reduce drásticamente la productividad, el 17% dijo que el ruido de los compañeros, el 37% mencionó al chisme, el 27% que las pausas para comer y fumar y el 31% manifestó que el correo electrónico.

Encuentre acá: 3 Errores organizacionales que disminuyen la productividad

Aunque es complicado, existen soluciones para tratar de reducir el impacto de esas prácticas que llevan a aplazar las actividades laborales, reducen la productividad y afectan el desempeño de las personas y las organizaciones. Veamos:

  1. Teléfonos celulares:

Muchas investigaciones han encontrado que las personas sufren ansiedad cuando pasan demasiado tiempo lejos de su teléfono. Cuando se reciban llamadas importantes es recomendable dirigirse a un espacio más privado o alejado para evitar molestar a los compañeros.

Las numerosas notificaciones distraen y cada aplicación instalada las genera, lo ideal es desactivarlas y cuando una actividad o reunión requiera de toda su atención y sienta que su celular lo distrae, lo recomendable, aunque extremo, es apagarlo o dejarlo en otro lugar de la oficina.

  1. Compañeros ruidosos:

Aunque el espacio de una oficina es limitado, la dirección puede organizar a sus colaboradores de tal manera que quienes deban dar soporte y atención al cliente queden separados del resto del equipo. Por otro lado, algunas personas conversan mucho y tienen tonos de voz altos que pueden molestar a las personas a su alrededor que tratan de concentrarse. El respeto es clave en estos casos, si la situación no cambia por sí sola, lo ideal es hablar con ellos.

Lea también: Espacios de trabajo, claves para aumentar la productividad

  1. Salir a fumar:

Es común pensar que salir a fumar un cigarrillo puede ayudarnos a relajar y liberar tensiones, pero es una práctica que interrumpe el ritmo de trabajo, igual sucede con la comida y las bebidas. Esto no quiere decir que no se deba fumar, comer o beber durante el trabajo, pero hay que asegurarse que esto no se hace con el fin de aplazar las tareas. Recuerde también que una alimentación sana es clave para la productividad.

Encuentre acá: 5 Consejos para aumentar la productividad laboral

  1. Chismes:

El chisme es un enorme problema para la productividad en las organizaciones, nadie quiere ir a trabajar y sentir que está en un colegio lleno de rumores y habladurías malintencionadas. La comunicación transparente empieza desde la dirección. Los gerentes deben comunicar los cambios y decisiones con claridad para evitar que se genere pánico o se tergiverse la información, dando pie a rumores infundados que afectan el clima laboral de la compañía.

Recomendamos: Cómo mejorar la comunicación interna en su compañía

  1. Correo electrónico:

Todos podríamos ser más eficientes con nuestro correo electrónico. La cantidad de tiempo que pasamos gestionando nuestra bandeja de entrada podría usarse para atender actividades más urgentes y prioritarias. Dedique un momento especifico de la tarde y la mañana para revisar su correo, responda brevemente y con claridad los mensajes, envié a spam el correo promocional y elimine la suscripción a boletines innecesarios.

Aprenda acá: Cómo usar el correo electrónico productivamente

Otros de los principales distractores mencionados por los directores de recursos humanos fueron las redes sociales con el 36%, las reuniones con el 26%, internet con el 44% y el sedentarismo con el 10%.

Como podemos ver, son muchas los factores que pueden alterar la concentración y reducir la productividad de las personas en su trabajo. Lo ideal es identificarlos y conversar con los involucrados para que los eliminen gradualmente de su rutina diaria, si esto no es posible, se deben establecer normas rígidas que permitan controlar la situación y evitar que vuelva a suceder.

La evaluación de clima laboral le permite identificar las razones por las cuales sus empleados están desmotivados

Artículos Relacionados