Competencias

Los 5 pasos para descubrir si sus empleados ocupan el cargo adecuado

Anteriormente hemos dicho que la productividad de los colaboradores en una organización depende de muchos factores, entre ellos la motivación y el compromiso por ejemplo. Hoy vamos a hablar de un aspecto muy importante para impulsar esa productividad laboral, se trata de la evaluación de las competencias de los colaboradores, para saber si están realmente ubicados en el cargo que corresponde a las funciones que ellos mejor conocen y desempeñan.

La carencia de un sistema adecuado de información al respecto puede ocasionar una distribución equivocada del talento humano en la compañía, esto implica la ubicación de empleados en cargos que su perfil no cubre y la asignación de funciones y objetivos que no corresponden al empleado.

Si esto llega a suceder en la organización y no se ejecuta una estrategia para solucionar la situación, el resultado en cuanto a productividad y competitividad va a ser sin duda bastante negativo puesto que se va a desaprovechar por completo el talento humano con el que cuenta la compañía, además de desmotivar a los colaboradores que se van a sentir perdidos y desorientados desempeñando unas funciones para las que no son aptos o que desconocen.

Para identificar si esta situación está ocurriendo en su empresa hoy vamos a explicar los 5 pasos básicos para lograrlo y corregir la situación. Veamos:

1. Definir las competencias del cargo:

El primer paso es crear un perfil de las competencias necesarias para desempeñar cada cargo de la compañía de la manera más ágil y productiva posible. Esto se refiere a definir las prácticas, los comportamientos, las habilidades y los conocimientos que requiere un empleado para ocupar un cargo determinado en la organización y para ser capaz de encontrar estrategias efectivas para solucionar los problemas y alcanzar las metas que le exige su posición en la compañía.

2. Realizar la evaluación:

El segundo paso es realizar la evaluación de competencias, la evaluación 360 grados que hemos explicado acá es un instrumento confiable y efectivo para identificar las competencias mejor y menos desarrolladas de los empleados, lo cual permitirá obtener un perfil detallado de cada uno para saber si está o no ubicado en el cargo adecuado.

3. Crear un plan de acción:

Una vez tenga en sus manos los resultados de la evaluación de competencias de sus empleados, el siguiente paso es proceder a crear un plan de acción para aprovechar las debilidades y las fortalezas identificadas en el desempeño de las funciones de cada colaborador.

El plan se refiere a establecer un dialogo con la plantilla y comunicarlos los resultados para que con cada empleado pueda definirse la estrategia pertinente para incrementar su productividad, puede ser una capacitación, un traslado a otro cargo para el que tiene mejores competencias en la compañía o realizar un proceso de contratación para cubrir los cargos que no están siendo ocupados por los perfiles adecuados.

4. Hacer seguimiento:

Las medidas que se tomen en el plan de acción no pueden quedar en el papel, la idea es ponerlas en práctica lo más pronto posible y realizar un proceso de seguimiento sólido y duradero que permita saber si se están llevando a cabo o no las estrategias de solución acordadas para incrementar la productividad y aprovechar realmente las competencias de cada empleado.

5. Repetir la evaluación:

La forma más efectiva para saber si el plan de acción que se diseñó luego de aplicar la evaluación de competencias funcionó o no, es realizando una nueva evaluación de competencias. La segunda evaluación debe hacerse pasado un tiempo prudente para que el plan de acción pueda aplicarse, pueden ser 6 meses y a partir de ahí programar las siguientes periódicamente.

Realizar un análisis profundo y determinar  las funciones y competencias propias de cada uno de los cargos de la compañía es un ejercicio al que no siempre se le da importancia en las organizaciones.

Pero como podemos ver, el no hacerlo puede traer unas consecuencias muy negativas para la productividad de su organización, el clima laboral y la motivación de sus empleados también se verán afectados si no ocupan los cargos adecuados para sus competencias. No espere más y evalué las competencias de su plantilla para incrementar su competitividad!

Artículos Relacionados