Recursos Humanos

Los 7 siete pecados capitales de un Director de Recursos Humanos

Los dramáticos cambios y nuevos retos de negocios que suelen presentarse en momentos de crisis económicas impactan fuertemente en las organizaciones y en sus resultados. La desconfianza de los mercados bursátiles, la reducción del flujo de capitales y los bajos índices de consumo se convierten para las organizaciones en problemas no sólo en el ámbito financiero sino también en el de la administración del talento humano.

En medio de este panorama, la firma  de reclutamiento ejecutivo Korn/Ferry International reveló las conclusiones de un estudio de su autoría que indica que las condiciones básicas para mejorar la productividad e incrementar la competitividad de las organizaciones son tres. La primera es lograr obtener y potenciar siempre lo mejor del talento humano con el que se cuenta, la segunda es mantener a los colaboradores completamente comprometidos y en línea con las metas y valores de la organización y la última es retener siempre al mejor talento humano dentro de la organización.

Para poder mantener estas tres condiciones se necesita de un departamento de recursos humanos actualizado y en capacidad de gestionar eficazmente al talento humano con agilidad y flexibilidad para adaptarse a los cambios. Frente a la enorme responsabilidad que se debe asumir frente a estos nuevos retos Korn/Ferry International dice con respecto a la dirección de recursos humanos que “solo quien aporta valor al negocio, es valorado por el negocio”.

Son varios los errores que no deberían cometer los líderes de los departamentos de recursos humanos de las organizaciones en el momento de adoptar las estrategias necesarias para responder a los cambios potenciando, manteniendo y comprometiendo con la empresa al talento humano de la organización. Los nuevos retos y las nuevas exigencias deben afrontarse con herramientas y estrategias agiles, innovadoras y precisas. Acá están los 7 principales:

1. Enfocarse sólo en su departamento:
 
Pensar que por manejar el departamento de talento humano se está eximido de entender las dinámicas de negocio que maneja la organización es el error más grave de todos, los líderes de recursos humanos deberían estar en capacidad de explicar a cualquier persona los portafolios de productos y servicios que ofrece la organización. No tiene que ser un experto en el tema, pero sí entender las dinámicas del negocio y estar en capacidad de proponer estrategias futuras que vayan de la mano con el bienestar del talento humano.
 
2. Encerrarse en la oficina:
 
No producir efectos positivos o no motivar a la plantilla es otro problema de la gestión de recursos humanos. Los encargados de RH deberían buscar retos para liderar los cambios que impliquen entrar en contacto directo con la plantilla para motivar y hacer sentir a los colaboradores que son parte importante y activa del proceso en pro de mejorar la productividad de la compañía, este punto es clave para que todos los empleados tomen la misma dirección y actúen conjuntamente.
 
3. No practicar los valores de la organización:
 
El líder del departamento de recursos humanos debería ser un modelo dentro de la organización, debería convertirse en el más fiel reflejo de los valores y principios que se exige y espera de los colaboradores. Al ser directamente la persona que lidia con el talento humano el líder de RH debe actuar con firmeza y el mayor respeto para generar la confianza y motivación necesarias en los trabajadores.
 
4. Evitar las decisiones complejas:
 
Dejar de lado y saltarse los conflictos internos de la plantilla es un gran error de los líderes de RH, los momentos negativos y en los que se presentan problemas deben convertirse en oportunidades para hacer las correcciones necesarias y consolidar un óptimo clima laboral en la compañía. Los cambios y problemas requieren tomar decisiones complicadas, ser capaz de manejarlos aun cuando requiera medidas como despidos o recortes es parte fundamental del proceso

5. No separar las relaciones personales de las laborales:
 
Tratar a los colaboradores de acuerdo al grado de amistad o relación que se tiene con cada uno de ellos es un asunto que podría generar problemas internos en la organización, los lideres de RH deben dejar de lado sus relaciones o preferencias personales a la hora de tomar decisiones o evaluar aspectos que comprometan la estabilidad laboral de la compañía.

6. Desaprovechar el talento de los empleados:
 
No motivar a los colaboradores para que den lo mejor de sí en su trabajo es un gran error de los lideres de RH, ellos deberían diseñar un esquema de roles dentro de la organización que posibilite obtener las mejores capacidades de cada colaborador para convertirla en un modelo de agilidad y flexibilidad capaz de adaptarse a los retos del mercado.
 
7. Evaluar a la plantilla basándose en percepciones:
 
Evaluar el desempeño de la plantilla y sus competencias de acuerdo a percepciones personales es otro aspecto que deberían evitar los líderes de RH. Una evaluación cuantitativa y con indicadores sólidos permite conocer verdaderamente a los empleados, entenderlos, ayudarlos a mejorar y ser flexibles y comprensivos para adaptarse a sus necesidades y mejorar su rendimiento.

[hs_action id=”12166″]

Artículos Relacionados