Competencias

Los colaboradores y su contribución al employee engagement

El grado de compromiso que los colaboradores tienen con la organización para la que trabajan es clave para incrementar la productividad y lograr la competitividad que exige el mercado. Cuando las personas no están satisfechas y no disfrutan de su trabajo, resulta muy complicado cumplir con los objetivos estratégicos que ha trazado una compañía.

Por esta razón, el compromiso, conocido también como employee engagement, es una palabra que se escucha cada vez más dentro de las compañías. Pero la pregunta es: ¿A qué nos referimos exactamente cuando hablamos del compromiso de los empleados?

La respuesta es: conexión. El compromiso de las personas con su compañía se refiere a la conexión que existe entre ambas. Un empleado conectado entiende lo qué puede y debe aportar para el éxito de la empresa, quiere ver que esa organización alcance sus objetivos y está dispuesto a dar su mejor esfuerzo para que eso suceda.

Consulte más acá: Qué es el Employee Engagement

A mayor compromiso de los colaboradores, mejores serán los resultados y el rendimiento de las organizaciones. Lograr esa conexión satisfactoria es tarea de las dos partes involucradas:

En primera instancia, la responsabilidad es de la compañía, que debería diseñar y ejecutar una estrategia transversal para brindar las condiciones adecuadas que permitan a las personas desarrollar su trabajo motivados, satisfechos y a plenitud.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, aparecen los colaboradores. Las personas buscan sentirse satisfechos con lo que hacen y con su carrera profesional. Si no ponen de su parte para lograrlo y no aportan a la generación de condiciones para ello, tendrán que buscar un nuevo empleo y eso implicaría un desgaste que cualquiera preferiría evitar.

Lea también: Cómo lograr Employee Engagement en su organización

Existen muchos factores que ayudan a consolidar el employee engagement entre los empleados y las organizaciones. Hoy vamos a revisar algunos de ellos, lo recomendable es que los colaboradores estén pendientes del desarrollo de estos y aporten ideas y soluciones para alcanzar la satisfacción laboral que todos buscamos.

  1. Posición y objetivos:

El primer paso para comprometerse con su trabajo es tener claros los objetivos de la compañía, los objetivos personales y la forma cómo podemos aportar a la consecución de esos objetivos. Sí siente que no tiene clara su misión en la compañía, lo recomendable es entablar una conversación con sus jefes para asegurarse que ambos están en la misma línea y tienen claro lo que se espera de ambas partes.

  1. Condiciones adecuadas:

Teniendo claras sus funciones y metas dentro de la organización, el siguiente paso es verificar que cuenta con las condiciones adecuadas para llevarlas a cabo. Asegúrese de recibir los materiales, los equipos y el espacio adecuados para desarrollar su trabajo. De lo contrario, hable con su jefe y preséntele la situación y las necesidades que necesita suplir.

  1. Opiniones válidas:

Aporte opiniones que impacten positivamente el desarrollo del trabajo y que ayude a buscar soluciones a las situaciones que se presentan en el día a día de la organización. Evite encontrar culpables a los posibles errores y asegúrese que sus opiniones aporten valor a su trabajo en la compañía y sean tenidas en cuenta.

  1. Evaluación de desempeño y feedback:

Las evaluaciones periódicas de desempeño son fundamentales para conocer el progreso en el cumplimiento de los objetivos y en el mejoramiento de las competencias laborales necesarias para llevar a cabo el trabajo con éxito.

Lea más acá: Por qué implementar una evaluación de competencias laborales

La evaluación por sí sola no tiene valor, es necesario que su jefe realice una retroalimentación que explique los resultados y encuentre alternativas para aprovechar las oportunidades de mejora. Si en su compañía no existen este tipo de evaluaciones, es recomendable que hable con sus superiores y les sugiera implementarlas. Esto ayudará a su crecimiento profesional y al de su compañía.

Encuentre acá: Feedback negativo: una gran oportunidad de mejora

  1. Oportunidades de crecimiento:

Generalmente, las personas buscan crecer profesionalmente por medio de su desempeño en el trabajo. Si siente que no tiene esa posibilidad en su compañía, converse con sus superiores acerca de sus pretensiones a mediano y largo plazo. Recuerde que para lograrlo es fundamental su dedicación y el esfuerzo que le imprima al desarrollo de sus funciones y al cumplimiento de sus metas.

Recomendamos: Conexión empresa – colaboradores, clave para aumentar la productividad

Disminuya la rotación laboral en su equipo. Los empleados que tienen claro su aporte al cumplimiento de las metas de la organización están más comprometidos

Artículos Relacionados