Productividad

Performance Advisor: la nueva tendencia en Recursos Humanos

Suele pensarse que los departamentos y encargados del asunto de recursos humanos en las organizaciones deben centrarse específicamente en su especialidad y ser el soporte principal a la hora de realizar los procesos de contratación o despidos de miembros de la plantilla de trabajadores. Sin embargo, el Instituto para la Productividad Empresarial (I4CP) realizó una investigación titulada “The Future of Human Resources – The Transition to Performance Advisor” y las conclusiones son bastante diferentes.

La investigación del I4CP tuvo en cuenta datos cuantitativos y cualitativos que se obtuvieron por medio de entrevistas con cerca de 70 CHROs y altos ejecutivos de empresas de la lista Fortune 1000 y mediante una encuesta a más de 400 profesionales de recursos humanos en todo el mundo.

El estudio afirma que el profesional de recursos humanos debe convertirse en un Performance Advisor, un asesor de rendimiento, e involucrarse por completo en el día a día de la organización y entender a la perfección el funcionamiento de las áreas financiera y de negocios de su compañía actuando inteligentemente y con el mayor interés y la curiosidad posibles para descubrir y ayudar a superar los obstáculos que se presenten en cualquier departamento de la empresa.

Por esta razón, la tendencia indica que los profesionales de RH deben tener la seguridad y el valor como premisas para investigar los temas más sensibles de la compañía, y el conocimiento y la vocación para ser un apoyo y soporte permanente de los encargados de elaborar y ejecutar las estrategias de negocio para aportarles un valor agregado a la competitividad y productividad que persiguen siempre las organizaciones.

Otra interesante conclusión del estudio indica que las universidades no están produciendo profesionales en recursos humanos con las competencias necesarias para afrontar los desafíos que imponen las actuales dinámicas empresariales. Tradicionalmente, muchas organizaciones se han asociado con las universidades para influir en el contenido curricular de los pregrados en recursos humanos. Sin embargo, actualmente sólo el 26% de las organizaciones de alto rendimiento ven en estas asociaciones una forma efectiva para asegurar la disponibilidad de los futuros talentos de recursos humanos.

En lugar de contratar a los graduados con títulos de recursos humanos, las compañías prefieren realizar capacitaciones a sus propios empleados o contratar a profesionales con base en las competencias necesarias que nombrábamos al principio, tales como negocios, marketing y finanzas mezclados con conocimiento en la administración del talento humano. El 66%de las organizaciones de alto rendimiento están preparando internamente a los líderes de RH con las competencias necesarias para el futuro en vez de contratar a profesionales externos.

Esto sucede porque en la actualidad las organizaciones se enfrentan a retos que abarcan muchas disciplinas al tiempo y para salir adelante prefieren que los profesionales en RH se conviertan en personas estratégicas que puedan aportar su conocimiento para encontrar soluciones de todo tipo. Se buscan personas con un alto grado de adaptabilidad para conformar equipos con profesionales de marketing, comunicación, tecnología, diseño y finanzas que estén en capacidad de resolver cualquier problema de negocios que se presente en la compañía. Según el 71% los participantes en la investigación, la capacidad de pensar y actuar estratégicamente es la competencia más importante que deben tener los encargados de RH en la actualidad y será aún más importantes dentro de cinco años.

Esa noción de Performance Advisor es un asunto que los líderes de RH deberían empezar a estudiar y poner en práctica. El entendimiento de métricas y análisis, la capacidad de influir en las decisiones corporativas, la curiosidad, la capacidad para el pensamiento estratégico y la confianza para aplicar asertivamente sus habilidades son sólo algunas de las competencias que identifican a un profesional de recursos humanos como un verdadero Performance Advisor, además de una mentalidad que combine la capacidad de identificar los problemas de negocio y las respuestas creativas y rápidas a ellos para convertirse en concejeros estratégicos de la alta dirección de la organización.

[hs_action id=”12162″]

Artículos Relacionados