Recursos Humanos

Los retos del Employer Branding

La competencia por el talento es cada vez más demandante y retadora, esto a causa de los cambios generacionales en la concepción y priorización del trabajo y los cambios que se han dado en las dinámicas organizacionales per se. Debido a esto, muchas organizaciones le están prestando más atención a fortalecer sus estrategias de employer branding para la atracción y retención del talento.

El employer branding se entiende como el proceso estratégico de mercadeo que genera una organización para el cliente interno. Lo anterior quiere decir que se crean estrategias enfocadas en atraer talento y retenerlo a partir de la percepción que se genere de la empresa, tanto interna como externamente, para considerarla como un lugar ideal para trabajar.

Dado lo anterior, es importante tener claros los retos del employer branding. En primera instancia, se debe considerar el reto que implica la planeación en sí del employer branding, pues significa la coordinación de los procesos de selección, las estrategias de bienestar, los programas de comunicación y publicidad tanto internos como externos y el plan de onboarding, entre otros.

Lea También: Productividad: 5 consejos para equilibrar la vida personal y laboral.

La planeación del proyecto de employer branding incluye cinco momentos importantes. El primero de ellos implica analizar la alineación de clima y cultura organizacionales con los objetivos del employer branding y los objetivos organizacionales en sí. El segundo momento se refiere a definir y desarrollar, para ello se debe generar una encuesta sobre la reputación interna y externa de la organización, un benchmark de la misma frente a otras compañías del mismo sector.

En tercera instancia, se requiere una activación de la marca que implica el compromiso de los creativos de la empresa o asesores externos para la efectividad del proceso. La cuarta etapa implica generar un plan de comunicación que exalte las fortalezas y privilegios de trabajar en la empresa. Por último, se debe medir la efectividad del proyecto para comparar la encuesta inicial de percepción con el momento final y seguir mejorando con el paso del tiempo.

Lo anterior implica un reto, pues se requiere la sumatoria de esfuerzos voluntarios e involuntarios de varias áreas de la compañía que implican un sistema de motivación que pueda generar el compromiso necesario para desarrollarlo y para generar la cultura de pasar la voz como ventajas del employer branding, así no haga parte del día a día de las labores principales de cada cargo.

Vea: ¿Que es el clima laboral y cómo debo evaluarlo?

Por otra parte, debemos considerar el ideal del “great place to work”, el cual ha planteado un estándar definido de características básicas que debe tener una compañía para ser considerada un lugar ideal de trabajo. El hecho que esté tan estandarizado, implica la adquisición de recursos y oportunidades definidas y cambiantes dependientes.

El reto está en generar el valor agregado frente a la oferta de lo planteado como estándar para además de ser un gran lugar para trabajar, ser único frente a lo que los demás categorizados con el mismo nivel ofrecen.

Esto requiere esfuerzo para trabajar en planeación y gestión de posibles cambios organizacionales que implica el poder adquirir alguna certificación o posicionamiento en el mercado definido como “great place to work”. Esto garantiza que el talento quiere estar y quedarse en la organización con un comprobante seguro.

Lea:  4 Acciones para atraer y retener al mejor talento humano.

Por último, es necesaria una constante adaptación organizacional para ser internamente equitativo y externamente competitivo. La adaptación organizacional se da a nivel de actualización del proyecto de employer branding para que sea efectivo desde las nuevas tendencias en mercadeo en sí: redes sociales, e-marketing, voz a voz, requerimientos y factores de motivación de las nuevas generaciones y especificaciones nuevas para seguir creciendo en certificados de calidad y trabajos ideales. También se debe considerar la actualización en la medición y reportes de efectividad para retroalimentar el proceso y buscar oportunidades de mejora.

Al entender el impacto del employer branding para la atracción y retención del mejor talento y para la construcción de un clima y cultura organizacional productiva, se debe analizar todos los esfuerzos y retos que implica un buen proyecto de este tipo para desde el momento 0 generar un plan firme y efectivo desde varios frentes.

 

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados