Productividad

Verdades sencillas para ayudar a los empleados a mejorar su desempeño

Existen diversas guías, manuales y consejos que buscan mejorar el desempeño de los colaboradores. Sin embargo, a veces se ignoran algunas verdades sencillas que de llegar a ser tenidas en cuenta por los líderes pueden ocasionar mejoras transformadoras que optimizarán los índices de rendimiento y la productividad de la organización.

Ken Blanchard, uno de los mayores expertos mundiales en liderazgo, y Garry Ridge, presidente y director general de la compañía WD-40, escribieron un libro en conjunto que se titula ‘Ayudar a las personas a ganar en el trabajo’ (Financial Times Press, 2009). En él se expresan algunas afirmaciones que permiten mejorar el desempeño de los colaboradores.

Recomendamos: 7 Características de un colaborador de alto desempeño 

En esta entrada vamos a explicar algunas de esas verdades expuestas por Blanchard y Ridge, que buscan ayudar a los empleados a triunfar en su trabajo mediante una mejora de su rendimiento. Veamos:

  1. Todo comienza con la planificación del desempeño

El buen desempeño de los empleados es el resultado de un proceso debidamente planificado en el que participan el área de RR.HH., el jefe inmediato y el colaborador. Un proceso integral de gestión del desempeño consta de tres fases: la planificación (onboarding, asignación de metas, programas de capacitación), el coaching diario (feedback y reconocimiento) y la evaluación (resultados de metas y competencias).

  1. El mayor efecto sobre el desempeño lo ejerce el coaching

Hemos recalcado la importancia del coaching, que es definido por el International Coach Federation como una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Es necesario que los directivos establezcan canales permanentes de comunicación con sus colaboradores para hacer seguimiento a su nivel de desempeño.

Lea también: ¿Por qué es tan difícil para los gerentes hacer Coaching?

  1. El principal valor del coaching es acentuar lo positivo

Una de las principales claves del coaching es resaltar aquellos aspectos positivos del personal. En muchas ocasiones el coaching se centra en los aspectos a mejorar y se dejan de lado las habilidades y fortalezas de los colaboradores. Es necesario “observar y celebrar el progreso en todo momento”, nos recuerda Blanchard, para motivar a nuestro equipo de trabajo.

  1. Hay que reprender con franqueza comprensiva

Si una amonestación se hace de la manera adecuada, con franqueza y comprensión, puede multiplicar la motivación de los colaboradores que han trabajado por encima de sus estándares y alertar a aquellos que no lograron el rendimiento esperado. No siempre se pueden realizar comentarios positivos, pero cuando se deba reprender o llamar la atención hay que brindar una retroalimentación en el marco del respeto y la convivencia.

Encuentre aquí: 6 Consejos para preparar su próxima evaluación de desempeño

  1. El liderazgo servicial es el único proceder válido

Para ser líderes efectivos, los ejecutivos deben dominar el liderazgo servicial que supone tres habilidades fundamentales: la capacidad de diagnóstico, la flexibilidad y el trabajo en equipo. Este tipo de liderazgo supone tener una cultura organizacional integral y sólida que permita la implementación eficaz de estrategias corporativas y programas de bienestar.

  1. Es primordial celebrar el éxito

El reconocimiento de los grandes logros es fundamental para aumentar el engagement de los empleados. Celebrar los buenos resultados les da sentido a los esfuerzos hechos por cada uno de los miembros de la organización. Por medio del reconocimiento se pueden tener empleados autónomos, motivados y que creen en el rol que desempeñan.

Lea acá: 3 Evaluaciones para medir el desempeño de su Talento Humano 

Cada una de estas verdades le permitirá apreciar el cuadro completo en relación con el desempeño de sus colaboradores. En ocasiones nos centramos en los resultados, olvidando que el desempeño sobresaliente es el resultante de un proceso en el que están involucrados todos los miembros de la empresa y en el que cada uno pone de su parte para hacer de la organización una experiencia de éxito. 

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados