Recursos Humanos

3 Razones por las que sus empleados quieren recibir feedback frecuentemente

Las evaluaciones de desempeño y la entrega de feedback anualmente son la parte más conocida de un proceso estratégico tradicional que el área de recursos humanos suele implementar en todas las organizaciones para conocer el nivel de desarrollo y el cumplimiento de las expectativas y objetivos de todos sus colaboradores.

Sin embargo, esa práctica está perdiendo cada vez más efectividad y popularidad en las compañías debido a que reservarse los comentarios acerca del comportamiento y desempeño de los colaboradores para una sola sesión de feedback al año es una pésima idea para la motivación, productividad y compromiso del equipo.

Lea también: 5 Consejos para desarrollar un liderazgo de alto nivel

Si en su compañía aún no están convencidos de implementar un proceso de feedback continuo y efectivo, hoy queremos compartir tres de las principales razones por las cuales a sus colaboradores les encantaría recibirlo. Veamos:

  1. El feedback es constructivo

Cuando la sesión de feedback se reserva únicamente para analizar los resultados de la evaluación de desempeño de fin de año, tantos los líderes como sus colaboradores entran en un estado de estrés y se preparan para defender su punto de vista.

Esto lleva a que incluso una pequeña critica negativa pueda provocar un conflicto. Su organización nunca va a mejorar si ese es el único momento en el que los líderes intercambian comentarios con sus colaboradores.

Cuando los comentarios se ofrecen continuamente, el ambiente se torna más informal, relajado y abierto, lo cual permite convertir al feedback en una práctica cotidiana, amistosa y parte del día a día de los colaboradores.

Encuentre acá: 5 Trucos para completar sus tareas pendientes más difíciles

De esta forma, las criticas no llegan como una tonelada de ataques ni los elogios como un extraño premio que no se esperaba. Además, al empezar a hacerlo continuamente, tanto líderes como colaboradores se verán beneficiados al ofrecer y recibir comentarios que sean específicos, útiles y discretos.

  1. El feedback es relevante

Cuando estamos conduciendo por carretera hacia un nuevo destino, necesitamos recibir recordatorios e instrucciones consistentes para llegar correctamente al sitio esperado. Esto es igual para un empleado que se esfuerza y trabaja todos los días para conseguir los objetivos que se le han asignado.

Los lideres son los mapas que los colaboradores necesitan para navegar en la dirección correcta. Si esa información solo se puede compartir dos meses después de que el empleado se ha desviado del rumbo, ¿qué esperanza tiene esa persona de encontrar el camino correcto?

Descargue acá el eBook gratuito: Guía para mejorar el desempeño de sus empleados

Las personas necesitan recibir instrucciones, comentarios y correcciones de forma continua mientras intentan mantener el rumbo de su trabajo. El feedback continuo es la mejor manera de ayudar a su equipo a ir en la dirección correcta.

La relevancia de un feedback oportuno, respetuoso y adecuado es tal, que sus colaboradores estarán encantados de realizar los cambios que sean necesarios para corregir sus errores y alcanzar el objetivo final, lo cual los beneficia directamente a ellos, a sus líderes y a la organización en general.

  1. El feedback es accionable

En este punto, el feedback se convierte en matemática simple: relevante + constructivo = accionable. Cuando los colaboradores reciben comentarios específicos respecto a sus tareas más recientes, pueden actuar y hacer cambios inmediatamente con base en esa información.

Por el contrario, cuando los empleados solo reciben esa información una vez al año, es mucho más difícil enfocarse en realizar mejoras reales. Pueden ser demasiadas cosas por cambiar al tiempo y es imposible que no se sientan abrumados y desorientados.

Le puede interesar: 22 Preguntas que debe hacer antes de comprar un software de RRHH

Comentarios como: buen trabajo, vas por el camino correcto o lo hiciste mal no son constructivos ni relevantes, y por ende tampoco accionables, en lo absoluto. Este tipo de frases solo logran que los empleados pasen horas preguntándose a sí mismos: ¿qué es lo que específicamente debería hacer mejor la próxima vez?

Por ello, un feedback verdaderamente relevante y constructivo es la clave para lograr que sus colaboradores entiendan con precisión cuáles son los comportamientos específicos que deben mejorar y cuales son las mejores practicas que deben mantener para consolidar un desempeño del más alto nivel.

Recomendamos: Las 4 competencias necesarias para el trabajo del futuro

Los empleados de todas las industrias y organizaciones necesitan recibir feedback continuamente. Este es el mejor camino para mejorar su rendimiento, satisfacción y lealtad con la compañía. Cuando los líderes entregan comentarios consistentes y valiosos continuamente, sus colaboradores responderán haciendo mejoras verdaderamente efectivas en su desempeño.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y promueva el desarrollo de las competencias laborales claves en su organización

Artículos Relacionados