Competencias

4 Competencias clave para el éxito del liderazgo en la era digital

El concepto de liderazgo, tal y como lo conocíamos hasta hace un tiempo, ha ido cambiando drásticamente con la consolidación de la era digital en la que estamos inmersos en la actualidad.

Este nuevo estilo de liderazgo exige personas capaces de encaminarse hacia una adaptación ágil y flexible que les permita dominar las nuevas tecnologías y valerse de ellas para sortear los desafíos que se presentan en un escenario laboral que está inmerso en constantes transiciones, interrupciones y cambios de estrategia repentinos.

¿Por qué es importante el liderazgo digital?

Hoy en día, los líderes deben lidiar con cambios sin precedentes y con un futuro que se muestra impredecible y desafiante debido al avance imparable de lo que el Foro Económico Mundial llama la cuarta revolución industrial. Esta revolución está impulsada por la tecnología, el internet, la multiplicidad de dispositivos conectados a la red y la digitalización y disponibilidad online de la información.

En un mundo así, el liderazgo en la era digital consiste en capacitar a otros para conducir y crear equipos que puedan auto organizarse para optimizar su operación diaria, eliminar jerarquías y procesos burocráticos, impulsar la participación, el compromiso, involucramiento y contribución de todos los colaboradores del equipo.

Le puede interesar: 5 Formas de cultivar el liderazgo desde adentro de la organización

En este contexto, hoy queremos analizar 4 competencias necesarias para ejercer un liderazgo adecuado al momento tecnológico que estamos viviendo. Veamos:

  1. Proporcionar dirección, claridad y propósito

El mundo digital se basa en la tecnología, pero no podemos olvidar que está mediado por las personas. Un liderazgo moderno necesita comunicar siempre un propósito y proporcionar una dirección clara a sus colaboradores. Los líderes deben crear una visión convincente y transmitirla con precisión para que todo su equipo comprenda lo que se quiere lograr y por qué.

Los líderes destacados son aquellos que tienen la capacidad de descifrar desafíos complejos y descomponerlos en pasos simples para superarlos. Para ello, deben inspirar a sus colaboradores y crear propuestas de valor sostenibles a largo plazo.

Consulte acá: 5 Estrategias para aumentar la productividad de un líder

Las personas alcanzan sus mejores logros cuando están motivados por un propósito con sentido y cuando encuentran el significado de su trabajo. Cuando un colaborador entiende por qué hacer algo, descubre fácilmente cómo hacerlo.

  1. Permitir la participación e inculcar responsabilidad

La economía digital se basa en desarrollos e innovación continuos. Los líderes no pueden tomar el control de cada proceso de su organización ni pretender saberlo todo. El enfoque de liderazgo vertical ya no es sostenible. Por ello, los jefes deben capacitar a sus equipos para que puedan trabajar con autonomía, libertad y tomar decisiones acertadas en el momento indicado.

Las organizaciones deben impulsar el liderazgo en todos los niveles mediante la creación de espacios de participación y entrega de resultados. Para lograrlo, se debe animar a cada miembro del equipo a contribuir con ideas y estrategias innovadoras para lograr los objetivos comunes.

Encuentre acá: 3 Señales de microgestión en una compañía y cómo solucionarlas

Los líderes necesitan construir entornos en los que sus colaboradores se apropien verdaderamente de sus tareas y sean responsables por ellas. Cunado las personas se preocupan por las funciones que desempeñan y trabajan con convicción, es posible alcanzar grandes logros.

  1. Cultivar la innovación en el equipo

Según una reciente investigación, la edad promedio de una compañía listada en el índice Standard & Poor’s 500 de la bolsa de Nueva York en 1964 era de 33 años, en 2016 de 24 años y se espera que se reduzca a 12 años en 2027. Esto significa que la supervivencia y prosperidad de sus organizaciones es el mayor desafío de los líderes en la actualidad.

La complejidad del liderazgo está en lograr mantenerse enfocado en el presente, a la vez que se visualiza el futuro y se diseña una estrategia para abordarlo con éxito. La innovación es el mejor camino para que una organización sobreviva a la feroz competencia, a las enormes exigencias del mercado y a las necesidades de los consumidores.

Lea también: 9 Indicadores clave para medir el desempeño de los empleados

Cuando una compañía crea una cultura de aprendizaje, el resultado de los experimentos son éxitos y fracasos que terminan en constantes invenciones e innovaciones. La masificación de este tipo de practicas en todos los niveles de la organización impulsa el apoyo necesario para que los equipos puedan recorrer con seguridad su camino hacía el éxito.

  1. Adaptarse a la presión y los cambios repentinos

Las industrias tradicionales están experimentando una transformación acelerada en la forma cómo operan y cómo atienden a sus clientes. Basta con mirar el auge de la economía compartida que, por medio de la irrupción de aplicaciones en línea, ha revolucionado la forma en que nos transformamos, hospedamos, pedimos prestamos de dinero y hasta pedimos un domicilio.

El liderazgo necesita comprender diversas funciones comerciales, tecnológicas y de manejo del talento humano para conceptualizar soluciones adecuadas a las nuevas circunstancias. Por ello, sus equipos deben estar preparados para ser más agiles, flexibles y adaptables a los cambios repentinos y desafiar las zonas de confort en las que es tan fácil quedar atrapados.

Un líder exitoso requiere adaptabilidad para manejar la presión, los cambios continuos y para tomar decisiones rápidas e informadas. En momentos de incertidumbre, se debe confiar en los colaboradores, evaluar las opciones, dinamizar las funciones del equipo y elegir el camino correcto.

Recomendamos: Las 5 compañías más innovadoras de Latinoamérica en 2019

En un mundo que vive enmarcado en continuos cambios políticos, económicos y sociales, cuyo combustible es la tecnología y los dispositivos conectados a la red, el liderazgo en las organizaciones marcará la diferencia y definirá su supervivencia en el mercado.

Un líder del siglo XXI necesita inspirar, motivar y conducir a sus colaboradores con optimismo, actitud y confianza. La tecnología puede convertirse en el mejor instrumento para reducir desigualdades y capacitar a los equipos para identificar y resolver problemas críticos terminará moldeando el futuro del mundo en el que vivimos.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y promueva el desarrollo de las competencias laborales claves en su organización

100 Shares

Artículos Relacionados

100 Shares
Tweet
Share
Share