Productividad

4 Consejos para mejorar tu productividad laboral

La productividad no es accidental. Se necesita planificación y cuidado para aprovechar al máximo los momentos de cada jornada laboral. Aunque no existen formulas infalibles para aumentar el rendimiento, es posible adoptar una serie de prácticas que permitan organizar mejor el tiempo y obtener mejores resultados a nivel laboral.

Alcanzar los niveles de productividad adecuados para cumplir con todas las responsabilidades profesionales puede ser difícil de lograr e incluso aún mucho más difícil de mantener. Los períodos de concentración y atención plena parecen ser cada vez más cortos y cada día aumenta el número de distracciones a nuestro alrededor.

Encuentra acá: 4 Situaciones invisibles que podrían estar afectando tu productividad

Con esto en mente, hoy les traemos cuatro consejos para aquellos que están buscando aumentar su productividad en el trabajo y alcanzar mejor y más rápido sus objetivos profesionales. Veamos:

  1. Cuidar la salud

La comida tiene un impacto directo en el rendimiento cognitivo. Si no se cuida lo que comemos, es muy probable que no podamos concentrarnos durante largos períodos de tiempo en cosas importantes. En lugar de comidas fritas y refrescos, debemos alimentarnos con pescados frescos, frutos secos y mucha agua, lo que nos traerá enormes beneficios cognitivos.

Te puede interesar: Las 4 competencias necesarias para el trabajo del futuro

La dieta es sin duda importante, pero los buenos hábitos de sueño pueden ser aún más críticos para aumentar la productividad. El enfoque, la energía, la creatividad y la felicidad se ven afectados negativamente cuando nos privamos del sueño. Se debe descansar mínimo 7 horas en la noche y apartar los elementos que puedan evitar tener un sueño reparador.

  1. Minimizar las distracciones

No hay duda de que las tecnologías como las redes sociales, los teléfonos y los relojes inteligentes nos mantienen conectados, pero también nos distraen. Cuando hay acceso a una cantidad interminable de información y entretenimiento, es muy fácil evitar hacer lo que tenemos pendiente por terminar.

Consulta acá: 5 Rasgos de los empleados de alto rendimiento

Antes de comenzar a trabajar, es bueno silenciar las notificaciones del teléfono y definir un periodo del día para concentrarse en el trabajo y decirles a los compañeros que no interrumpan durante ese tiempo. La productividad es mucho más alcanzable cuando se minimizan los estímulos externos que desvían la atención de la tarea en cuestión.

  1. Mantener el correo electrónico bajo control

El correo electrónico y las aplicaciones de intercambio de mensajes e información laboral siguen siendo el método más popular de comunicación en el lugar de trabajo. Por esta razón, es importante mantener la bandeja de entrada de mensajes organizada y no convertirlo en un obstáculo para nuestra productividad.

Lee acá: 4 Pequeños hábitos diarios que duplicarán tu energía y productividad

Eliminar la suscripción de cientos de correos electrónicos promocionales y boletines informativos que no nos interesan es un buen primer paso. Es recomendable revisar el correo electrónico cada cierto tiempo para mantener el flujo de trabajo, solo si el mensaje es muy urgente se debe interrumpir la tarea en curso y tomar la acción correspondiente.

  1. Planear cada día de la semana

La capacidad de ser productivo en un día determinado a menudo depende de lo que haga la noche anterior. Antes de ir a dormir, es recomendable hacer una lista de elementos importantes pendientes para hacer el día siguiente. Esto ayudará a mantener el enfoque desde el momento de despertar y permitirá organizar mejor el tiempo para cumplir con las tareas definidas.

Al hacer un calendario de actividades diarias, no solo se debe incluir trabajo que se necesita hacer. También se deben programar descansos y tiempos de pausas activas. Estos períodos de relajación son clave para mantener el bienestar, la concentración y la productividad, así que no deben pasarse por alto.

Recomendamos: 5 Razones por las que está perdiendo su talento humano

La productividad puede ser algo difícil de manejar e impulsar. Al poner en práctica los consejos anteriores, se puede organizar mejor el tiempo y adquirir hábitos que nos ayuden a enfocar más en lo importante y a reducir las distracciones.

La conclusión es que la planificación funciona. Si te despiertas sin un plan, pasarás una gran cantidad de tiempo tratando de descubrir lo que se necesita hacer ese día. Este es un buen momento para comenzar a organizarnos y mejorar nuestro rendimiento laboral.

 

Evalúe el desempeño de tus colaboradores y mejora su productividad fácilmente con Acsendo Flex

Artículos Relacionados

0 Shares
Tweet
Share
Share