Competencias

4 Métodos para desarrollar las competencias de su talento humano

Mucho se ha escrito sobre la importancia de desarrollar las competencias de los empleados para impulsar la productividad de la organización. Sin embargo, lograrlo implica definir una estrategia integral que comprenda diversas técnicas y herramientas. Por esta razón, en este artículo vamos a hablar de cuatro mecanismos que le permitirán desarrollar las competencias de su equipo de trabajo.

Cuando hablamos de competencias laborales nos referimos al conjunto de habilidades y destrezas que permiten a un empleado llevar a cabo con éxito las actividades y funciones que le corresponden en el cargo que ocupa. En otras palabras, se refiere a su capacidad para alcanzar los resultados proyectados.

Lea también: ¿Qué habilidades necesita para ser más competitivo en una economía digital?

La gestión de competencias es la piedra angular para lograr una alta productividad en cualquier empresa, pues de esta manera se podrá asegurar que todos los colaboradores pongan en práctica todo lo que saben para aportar al cumplimiento de las metas de la empresa. Aquí cinco métodos para lograrlo:

  1. Rotación de puestos

Como su nombre lo indica, es una actividad en la que a un colaborador se le asigna de manera temporal otro puesto que no es el propio y que incluso puede ser el de otra área. Cuando los empleados ponen a prueba sus competencias en un nuevo ámbito, se pueden detectar sus fortalezas y las áreas de mejora que le permitirán ser un profesional íntegro y competente.

  1. Gestión de proyectos

Cuando los colaboradores se involucran en el desarrollo de un nuevo proyecto ponen a prueba no sólo sus competencias profesionales, sino también aquellas habilidades sociales que son necesarias para alcanzar los objetivos que persigue el proyecto. Además, este mecanismo adquiere mayor valor cuando el equipo encargado está compuesto por miembros de diversas profesiones y disciplinas.

Recomendamos: 5 Competencias emergentes que todo empleado necesita desarrollar 

  1. Entrenamiento experto

El mentoring es una metodología en la que se establece una relación entre dos personas, una con gran experiencia y conocimiento en un campo del saber (mentor), y alguien que busca adquirir ese conocimiento (aprendiz). Este método mejora la habilidad para resolver problemas y asegura la transferencia de aprendizaje. Es bastante común dentro de los almacenes de retail cuando ingresa un nuevo empleado, y se le asigna la tarea de capacitarlo a uno más antiguo.

  1. Plan Individual de Desarrollo

Si alguien quiere aprender inglés, ¿qué acciones debe seguir? Algunas alternativas pueden ser inscribirse a un curso o asistir a un club conversacional. Esta es a grandes rasgos la dinámica que sigue el Plan Individual de Desarrollo (PID): desarrollar las capacidades de los empleados a través de actividades específicas que son escogidas en conjunto entre jefes y colaboradores para asegurar su crecimiento profesional.

Le puede interesar: Gestionar la incompetencia, un enfoque necesario 

Sumado a los métodos mencionados con anterioridad, se aconseja incluir la realización de una evaluación de competencias 360 para determinar el nivel de desarrollo de las habilidades de los colaboradores. Con los resultados, el área de recursos humanos podrá definir con facilidad planes estratégicos que intervengan diversas áreas de mejora.

Los resultados de la evaluación de competencias proporcionan un completo diagnóstico de las fortalezas y debilidades de los colaboradores para convertirlas en oportunidades de mejora y establecer un plan de desarrollo encaminado a cerrar las brechas identificadas, optimizar el desempeño individual y elevar la productividad global de la organización.

OBTENGA LA ‘GUÍA PARA IMPLEMENTAR UN MODELO DE COMPETENCIAS DE PRINCIPIO A FIN’

Artículos Relacionados