Productividad

5 Consejos para construir un equipo de trabajo excepcional

La construcción, entrenamiento y alineación de un equipo de trabajo fuerte y cohesionado es el primer paso para que una organización pueda alcanzar sus metas con éxito y destacarse en el mercado.

Sin embargo, la competitividad en un lugar de trabajo no debería sentirse como un escenario en el que el miedo o la incertidumbre se apoderen de los colaboradores. Por el contrario, debe convertirse en el motor que impulse y consolide el desarrollo de las capacidades de cada integrante del equipo.

Una organización funciona mejor y asegura su permanencia en el tiempo cuando sus colaboradores trabajan con mentalidad de equipo en donde cada uno de ellos asume el rol que le ha sido encomendado y cumple con sus funciones, responsabilidades y objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Esto es lo que hacemos en nuestra organización para asegurarnos que nuestro equipo de trabajo se mantenga tan fuerte como sea posible y hoy queremos compartirlo con ustedes. Veamos:

  1. Centrarse en el reclutamiento

Para construir un gran equipo de trabajo, lo primero que debe hacerse es un proceso de selección riguroso que garantice la contratación de los mejores colaboradores. Contratar a alguien solo para llenar las vacantes disponibles en su equipo puede hacer mucho daño a la compañía.

Las organizaciones que no eligen con seriedad a sus colaboradores terminan convirtiéndose en una puerta giratoria, ya sea porque sus empleados lo ven como un trabajo temporal o porque finalmente saldrán por no ser los adecuados para la organización.

Le puede interesar: 5 Pasos para resolver conflictos laborales en su organización

Hacer esto termina costando mucho más a largo plazo. Por ello, invertir el tiempo y el dinero en personas que realmente sepan desempeñar el papel requerido y que se ajusten a la cultura de la organización traerá enormes recompensas a mediano y largo plazo.

  1. Valorar cada colaborador

Cada miembro del equipo de trabajo hace un gran aporte para cumplir con los objetivos globales de la organización. Por ello, es crucial tratar a cada colaborador como un elemento esencial para la operación y funcionamiento de la compañía. Todos los miembros del equipo deben sentir que su trabajo es valioso e importante para la empresa.

Encuentre acá: 4 Beneficios de crear un programa de capacitación para sus colaboradores

No es un secreto que entender cuál es el sentido y propósito de formar parte de una organización ayuda a mejorar la motivación y el desempeño de las personas. Cuando los colaboradores sienten que su trabajo está infravalorado o es innecesario, la insatisfacción y la reducción de la productividad van a aumentar notablemente.

  1. Comunicarse todo el tiempo

La mejor forma de crear valor y confianza entre los miembros del equipo es a través de la implementación de unos canales de comunicación claros, transparentes y efectivos. Es difícil sentirse parte de un equipo cuando solamente algunos miembros conocen noticias importantes que aún no se han compartido con todos.

Lea también: 5 Competencias para mejorar la comunicación en tu trabajo

Mantener un flujo de información continuo ayuda a que los equipos permanezcan alineados y a que las noticias y decisiones que afecten el día a día de la organización se puedan difundir a tiempo. Cada colaborador debe tener la posibilidad de exponer libremente sus opiniones, dudas y comentarios para que sean considerados e incorporados por el resto del equipo.

  1. Definir objetivos inteligentes

Establecer objetivos SMART (inteligentes) a corto y largo plazo para los equipos y colaboradores se convierte en la base de cada tarea que se proponen completar cada día.  Estar entusiasmado con los resultados obtenidos y motivarse mutuamente ayudará a los miembros del equipo para que trabajen con un sentido y propósito común.

Consulte acá: Cómo crear metas inteligentes (SMART) para su empresa

Es importante tener en cuenta que esos objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y tener un tiempo límite para su consecución. De lo contrario, la desmotivación se va a apoderar del equipo y van a sentirse navegando sin rumbo.

Definir hitos y fechas específicas para cada tarea permite que todos puedan ayudarse mutuamente y unirse para alcanzar el éxito juntos.

  1. Celebrar los éxitos y los fracasos

Festejar los logros alcanzados también ayuda a unir al equipo de trabajo y les permite ver que cuando trabajan juntos pueden obtener grandes cosas. Si alguien hizo un gran trabajo con algo en particular, reconocerlo delante del resto del equipo ayuda a que todos sientan que sus esfuerzos son visibilizados, apreciados y que tienen un impacto real en los resultados.

Recomendamos: 8 Competencias que todo profesional de recursos humanos debería tener

En contraposición, si el equipo de trabajo falla en algo, su líder y los integrantes deben reunirse para analizar la situación y convertirla en una oportunidad de mejora. Nunca se debe exponer públicamente al responsable ni buscar culpables cuando se trata de una situación urgente. Lo recomendable es buscar soluciones rápidas entre todos y aprender para evitar que vuelva a suceder.

Por supuesto, nadie está obligado a convertirse en el mejor amigo personal de todos sus compañeros de trabajo. Se trata de construir relaciones respetuosas y enriquecedoras que permitan consolidar un equipo de trabajo fuerte y comprometido para que juntos puedan crecer y alcanzar los objetivos esperados por la compañía.

Evalúe el desempeño de sus colaboradores fácilmente y promueva el trabajo en equipo en su organización

Artículos Relacionados

0 Shares
Tweet
Share
Share