Recursos Humanos

6 Consejos para desconectar del trabajo durante sus próximas vacaciones

Muchas personas esperan con ansias el comienzo de su periodo de vacaciones, incluso planean con mucha anticipación las actividades o viajes que van a realizar. Pero cuando llega el momento de disfrutarlas, a la mayoría les cuesta mucho desconectar realmente de la rutina laboral y se llevan consigo el trabajo a su momento de descanso.

Las vacaciones son la mejor manera de darle al cuerpo y la mente el descanso necesario del estrés y las preocupaciones provocadas por el día a día en la oficina. Sin embargo, la hiperconectividad, representada en la disponibilidad casi universal de internet y el fácil acceso a los teléfonos inteligentes en todo momento, se ha convertido en un obstáculo para conseguir un descanso verdaderamente reparador.

Aunque, desafortunadamente con el paso del tiempo, esta situación se ha convertido en algo normal, lo que los trabajadores no han pensado es que no tomarse periodos de verdaderas vacaciones, en todo el sentido de la palabra, afectará a largo plazo su desempeño y provocará que sus resultados sean menos positivos de lo esperado.

Le puede interesar: 5 Estrategias para aumentar la productividad de un líder

Por esto, para aprovechar al máximo las vacaciones, hoy queremos compartir una lista de consejos que se pueden poner en práctica fácilmente. Si bien es posible que no pueda aplicarlos todos, con algunos de ellos podrá mejorar los beneficios de descansar del trabajo. Veamos:

  1. Desactivar las notificaciones

Deshabilitar todas las solicitudes, aplicaciones y alertas de correo relacionados con el trabajo es el primer paso para disfrutar de unas verdaderas vacaciones. Si la persona ocupa un cargo directivo, puede prometer a sus colaboradores que va a revisar sus mensajes y correos máximo una vez al día, pero sin mayor frecuencia que esa.

Recomendamos: Las 4 competencias necesarias para el trabajo del futuro

En ese caso, los líderes pueden pedirle a alguno de sus colaboradores que revise su correo y que lo llame a su teléfono en caso que la situación solo pueda ser resuelta por él. De lo contrario, todos los pendientes pueden esperar y no interrumpir las vacaciones en curso.

  1. Establecer un contacto limitado

Si es absolutamente necesario que usted deba comunicarse con su equipo, programe un horario y un límite de tiempo específicos para hacerlo.  Al definir esos límites, se establecerán prioridades y todo lo que pueda esperar hasta su regreso se pondrá como asunto pendiente.

Lea también: Los 4 beneficios preferidos por los millennials en su trabajo

Asignar una hora predeterminada para las llamadas hará que sus colaboradores busquen la forma de manejar las diferentes situaciones que se presenten hasta que llegue el momento acordado para comunicárselo, en lugar de interrumpirlo diez veces al día.

  1. Programar correos de respuesta automática

La mayoría de los servicios de correo electrónico corporativos permiten enviar automáticamente respuestas predefinidas para cualquier email entrante. Redactar un mensaje que le informe sobre sus vacaciones a los remitentes es la mejor forma de evitar enormes cadenas de correos que no obtienen respuesta alguna.

Este mensaje debe especificar desde cuándo y por cuanto tiempo estará fuera de su trabajo, además de informar a quién puede contactar en su lugar para tratar la situación. Finalmente, comunique cuando planea responder los mensajes y agregue uno o dos días adicionales al final de sus vacaciones para que tenga tiempo de adaptarse nuevamente a la rutina de su correo.

  1. Bloquear la agenda un día antes

Muchas personas ocupan su agenda programando reuniones justo el mismo día que empiezan sus vacaciones. Esto no solo hace que las cosas sean aún más estresantes, sino que es una muy mala idea para la productividad de los involucrados.

Encuentre acá: 4 Competencias blandas para mejorar el desempeño

En vez de hacer esto, bloquee el horario el día anterior a su salida y aproveche ese tiempo para terminar con el trabajo pendiente, delegar responsabilidades, revisar lo que debe adelantarse mientras no esté y hacer una lista con los asuntos que debe retomar a su regreso.

  1. Bloquear la agenda un día después

Completando la estrategia anterior, no permita que le programen reuniones justo el primer día después de terminar sus vacaciones. Si salió de la ciudad y llegara a tener problemas para regresar el día indicado, esto solo causara retraso y confusión en la agenda de todos los involucrados.

Lo ideal es poder llegar a tiempo, evacuar mensajes y correos electrónicos, ponerse al día con las novedades del equipo, retomar la lista de asuntos pendientes que había redactado al momento de salir y comenzar con su rutina habitual.

  1. Preparar una lista de objetivos para las vacaciones

Para muchas personas no hacer nada en su tiempo de vacaciones no es una opción. En lugar de ello es recomendable crear una lista de objetivos para cumplir en este periodo. Esto puede incluir actividades como: leer libros, pasar tiempo con la familia, viajar, meditar, etc.

Consulte acá: 5 Consejos para desarrollar un liderazgo de alto nivel

Desconectarse de la rutina laboral no significa sentarse todo el día en el sofá a mirar series o películas, más bien es la oportunidad ideal para cambiar radicalmente las costumbres, dedicarse un tiempo para sí mismo y aprovechar al máximo el tiempo para hacer las actividades que liberen su mente.

Unas verdaderas vacaciones pueden darle el tiempo y el espacio que necesita para despejar el caos laboral y personal que existe en su mente, además de fortalecer todas sus capacidades para afrontar con inteligencia los retos que deberá afrontar al momento de regresar al trabajo.

Tomar un descanso de la rutina de la oficina es vital para volver con la mente, el cuerpo y las energías totalmente renovadas. Esa nueva actitud le va a permitir compensar rápidamente el tiempo que pasó afuera y retomar sus labores de la mejor manera y con una mayor productividad por mucho más tiempo.

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

Artículos Relacionados