Evaluación del desempeño laboral: 6 señales para renovarla

Tiempo de lectura 4 minutos

Conforme crece una empresa, lo hacen también el número de colaboradores y, por consiguiente, los procesos y resultados a los que hacer seguimiento. Esto pone de relieve la necesidad de cambiar la evaluación del desempeño laboral para que responda a las nuevas necesidades del negocio. 

Una evaluación del desempeño laboral son aquellos métodos para cuantificar la calidad del trabajo ejecutado, el logro de los resultados y la efectividad de la estrategia. 

Si bien son ampliamente aplicados en las empresas, pues son el segundo método más usado para valorar el talento del personal, lo cierto es que el 58% de los ejecutivos cree que su enfoque actual de gestión del desempeño no impulsa el alto rendimiento ni el engagement, según Deloitte. Te explicaremos las razones detrás de esta situación.

El reto de crear un buen modelo de evaluación de desempeño   

Las empresas no pueden ser barcos a la deriva. Necesitan un rumbo y establecer indicadores que le permitan revisar que están avanzando en ese sentido. No importa qué productos o servicios ofrezcas, es importante medir la productividad de los empleados y hacerlo con la mayor precisión posible. Para ello hay diversas evaluaciones de rendimiento para elegir. 

Sin embargo, un pequeño porcentaje obtiene resultados efectivos con estas mediciones. El motivo principal detrás de esto es que las revisiones de desempeño tradicionales son demasiado subjetivas. No representan el rendimiento de un empleado, sino las percepciones de los demás sobre este. Aquí hablamos más de estas razones y te damos tips para solucionarlas. 

Lo cierto es que contar con los instrumentos para medir el desempeño es fundamental pues permite: 

  • Monitorear la productividad y resultados del personal 
  • Aporta claridad sobre las prioridades a ejecutar 
  • Optimiza el rendimiento de la compañía. 
  • Impulsa el desarrollo profesional 
  • Mejorar el feedback entre el personal 
  • Crea una cultura de alto rendimiento y competitividad  
  • Alinear al personal con la estrategia 

¿Cuándo es momento de renovar tu evaluación del desempeño laboral? 

Te explicamos a continuación las señales más comunes que suelen indicar que es hora de renovar la evaluación del desempeño laboral. Debes estar muy atento a reconocerlas en tu empresa. 

1. Cuando hay una baja tasa de participación

Esta es la señal más incipiente. Si muy pocos colaboradores y jefes participaron en tu anterior evaluación de competencias, entonces es hora de renovarla. Pues aplicarla tal cual de nuevo solo traería los mismos resultados deficientes.

Según Workday, el 95% de los gerentes no se siente satisfecho con las evaluaciones de competencias. Así que cuando hay baja motivación del personal por participar en el proceso, hay que identificar las áreas de mejora y hacer cambios. 

2. Cuando los resultados no son transparentes

Los datos de desempeño inexactos perjudican la toma de decisiones laborales y generan desconfianza en los empleados que buscan retroalimentación honesta y transparente. 

Para evaluar el desempeño laboral de forma efectiva, recuerda el motivo de la misma, escoge la periodicidad adecuada,  prioriza el feedback, deja de lado los prejuicios y vincula el desempeño con el reconocimiento.

3. Cuando pocos saben las metas o entienden el proceso 

Un estudio de Officevibe revela que solo un 40% de los empleados saben cuáles son las metas y objetivos de la empresa. Para evitar esto se pueden tener OKRs o KPIs, que alineen los esfuerzos del personal y aporten transparencia sobre lo que se espera que logre cada empleado.  

También puede suceder que el personal no entienda el proceso, bien sea porque es muy complejo o no entienden las razones para hacerlo. La comunicación es clave y despejar sus dudas y mitos. 

4. Cuando no se digitaliza la evaluación 

Hacer las mediciones de forma manual, en papel, Excel o en un encuestador toman mucho tiempo.

Y seamos sinceros, ¿a quién le interesan los resultados de una encuesta de hace 4 o 6 meses? La tecnología agiliza este proceso y reduce sesgos. Además, sin importar el área, el personal está acostumbrado a usar tecnologías en su día a día. 

5. Cuando hay un cambio en la estrategia

Cuando existe un cambio en la industria o el mercado que obliga a hacer un cambio de estrategia, esto implica en las empresas un impacto en los equipos y su forma de trabajar. 

Por ejemplo, cuando las empresas se vieron forzadas a trabajar de forma remota debido a la pandemia. En ese caso, hay otras formas que pueden usar los jefes para medir el desempeño y la productividad en el teletrabajo

6. La empresa reestructurará la cultura organizacional 

Si tu empresa hace un proceso de transición a una nueva realidad, es normal que se quiera que los colaboradores desarrollen nuevas competencias para que se puedan adaptar a esta nueva cultura. 

Allí es cuando se hace importante crear un nuevo modelo de gestión del desempeño pues permitirá medir el rendimiento, planificar el desarrollo de las habilidades y fijar las responsabilidades y las prioridades para este cambio. 

¿Cómo tener un mejor modelo para medir la productividad?

Si ya detectaste alguna de las señales que mencionamos anteriormente en tu empresa, es hora de renovar tu evaluación de desempeño. Para tener más claridad sobre los siguientes pasos, te recomendamos ver este video donde te damos algunas pautas y consejos clave: 

Con un modelo de evaluación de desempeño ajustado a las necesidades del negocio, el estilo gerencial y las necesidades de desarrollo del personal, traerá muchos beneficios a la empresa. 

Te invitamos a poner en práctica pequeños ajustes para obtener mejores resultados al tiempo que mantienes la satisfacción de tu equipo de trabajo. En Acsendo podemos ayudarte en todo el proceso de innovación con nuestro software de desempeño en la nube. 

Evalúe el desempeño de su equipo fácilmente y aumente la productividad y la retención de talentos en su organización

0 Shares
Tweet
Share
Share