Recursos Humanos

7 Buenas prácticas de gestión humana para el 2020

En todas las áreas existen métodos que se consideran superiores a los demás por su capacidad de producir grandes resultados. Por ello reunimos aquí 7 buenas prácticas de gestión humana para que las apliques en tu departamento. 

Un ejemplo reciente de una buena práctica de gestión humana fue la reducción de la jornada laboral en Microsoft Japón. Los empleados pasaron de trabajar 5 días a solamente 4 y los resultados hablan por sí solos: la productividad aumentó en un 40% y además han ahorrado tanto en materiales de oficina como en electricidad.

No queremos decir que todas las empresas deban bajar su jornada como lo hizo Microsoft, pero pueden empezar con acciones sencillas que sin duda les traerán varios beneficios.  

Siete buenas prácticas de gestión humana 

Jeffrey Pfeffer es profesor de Comportamiento Organizacional de la Universidad de Stanford y uno de los pensadores más influyentes y respetados en el campo de la gerencia, el liderazgo empresarial y el talento humano. 

Jeffrey Pfeffer. Foto tomada de la BBC.

En 1998 publicó su libro The Human Equation en el que analiza cómo se gestiona el talento humano en grandes compañías de EEUU, Europa y Asia y porqué es clave para lograr un alto desempeño y alcanzar la excelencia empresarial. En uno de sus artículos propone 7 buenas prácticas de Recursos Humanos para las empresas que desean ser exitosas. 

A pesar de que estas claves fueron escritas hace 21 años, creemos que todavía siguen teniendo mucha vigencia y pueden marcar la diferencia si la incluyes en tu estrategia de talento humano para el 2020: 

  1. Seguridad en el empleo 

La primera práctica tiene que ver no solo con prevenir factores de riesgo laboral, sino también con asegurar estabilidad en el trabajo. Esto empodera a los colaboradores y los impulsa a desarrollar una visión de largo plazo con su trabajo y la organización, lo que aumentará su compromiso y desempeño

Pfeffer pone como ejemplo a Lincoln Electric y General Motors, dos empresas que aumentaron su productividad y superaron épocas difíciles gracias a políticas que aseguraban al talento humano su continuidad en el trabajo. Herb Kelleher, ex-CEO de Southwest, lo explica así: 

“Proporcionar seguridad laboral impone una disciplina adicional a la empresa, porque si su objetivo es evitar los despidos, entonces contrata con moderación. Esto nos ha ayudado a mantener una fuerza laboral reducida y más productiva que la de nuestros competidores.

  1. Ser selectivo al escoger personal 

Dice Pfeffer que “las empresas que se toman en serio las ganancias que genera su personal, harán un esfuerzo grande para reclutar a los mejores”. Para lograrlo, el experto empresarial da las siguientes recomendaciones:

  • Tener un gran grupo de solicitantes 
  • Ser claros sobre las habilidades y atributos críticos que se buscan 
  • Las habilidades y destrezas deben ser consistentes con los requisitos del cargo y con el enfoque de las organizaciones para su sector.
  • Evaluar los atributos que son difíciles de desarrollar con capacitación y enfocarse en las cualidades que diferencian a los solicitantes. 

En Unilever, por ejemplo, se apoyan en herramientas de Inteligencia Artificial (IA) y machine learning para medir competencias específicas en los candidatos y en SpaceX, la empresa de Elon Musk, se precia de tener un proceso donde las entrevistas personales pueden durar de 7 a 8 horas

Leer más: Cómo es un proceso de selección con Inteligencia Artificial 

  1. Equipos autónomos y descentralizar la toma de decisiones

Otra de las buenas prácticas de gestión humana es sustituir la toma de decisiones jerárquica por un modelo donde los equipos deciden en conjunto va a generar mayor sentido de pertenencia al otorgarles mayor autonomía a los equipos. De esta forma se sentirán responsables por cuidar los procesos, buscar soluciones a los problemas y lograr los resultados. 

En una regional de la empresa de teléfonos Bell lograron mejorar la satisfacción de sus clientes y aumentar en un 15% las ventas mensuales gracias a un modelo de trabajo horizontal donde la toma de decisiones era compartida y no dependía únicamente de una sola persona. 

Así que iniciar 2020 usando una metodología agile sería lo indicado para probar esta práctica de talento humano. Aquí encontrarás cómo paso a paso cómo aplicar esta forma de trabajo en tus equipos. 

  1. Brindar altas compensaciones basados en el desempeño 

Pfeffer nos advierte diciendo que muchas veces los salarios son una consecuencia del éxito de la empresa. Sin embargo, también puede ocurrir que sea su causante, como en el caso de John Whitney, quien asumió el liderazgo de Pathmark cuando estaba al borde de la quiebra. 

Whitney encontró que los gerentes de 120 tiendas no estaban recibiendo un buen pago y lo primero que hizo fue aumentar su salario entre un 40 y 50%. Esto permitió que se concentraran en esforzarse para lograr los resultados en lugar de quejarse por el bajo salario que recibían. 

Si no tienes mucha idea de cómo brindar reconocimientos, te recomiendo revisar esta guía donde explicamos cómo crear un plan estratégico para reconocer a los colaboradores.

  1. Entrenamiento integral y continuo 

La capacitación es un componente esencial de los sistemas de trabajo de alto rendimiento porque ayuda a los empleados de primera línea a identificar problemas del negocio y a contribuir en su solución. 

Sabemos que muchas empresas no ven el impacto de sus programas de entrenamiento y formación. Pero esto es porque son programas inadecuados o que se enfocan en habilidades técnicas en lugar de competencias generales que refuerzan la cultura organizacional o críticas que son necesarias para alcanzar resultados específicos. 

Por ello te recomiendo esta guía gratuita con las razones para implementar un Plan Individual de Desarrollo (PID) y la plantilla para crearlo.

  1. Reducir las jerarquías y las diferencias de status 

Pfeffer sostiene que en las empresas menos jerarquizadas y donde casi no existen barreras de estatus se genera en los trabajadores un mayor employee engagement al sentirse parte de la organización. En consecuencia, esto hará que sean más productivos.

Las distinciones entre individuos y grupos causa que alguno se sienta menos valorado, pero existen dos formas de cerrar esta brecha: 

  • De forma simbólica: mediante el uso de lenguaje y etiquetas, espacio físico y vestimenta
  • De forma sustancial: reduciendo el  grado de desigualdad salarial de la organización
  1. Lograr una amplia comunicación 

“Los empleados solo pueden contribuir si tienen la adecuada información sobre sus propios trabajos y sobre la empresa como un todo”, esto es lo que dice Pfeffer sobre la importancia de mantener enterado al talento humano del desempeño financiero, la estrategia y los indicadores operativos, por ejemplo. 

John Mackey, exgerente de Whole Foods Markets, explica así la importancia de tener una comunicación clara y abierta: “si estás intentando crear una organización de alta confianza… una en donde la gente trabaje todos-para-uno y todos-para-uno, no puedes tener secretos con ellos”. 

Sin duda, una comunicación clara y abierta será siempre una de las mejores prácticas de gestión humana, por ello quizá te puede interesar este contenido gratuito: Guía para tener una comunicación interna exitosa

A tener en cuenta 

Ahora bien, te puedes estar preguntando ¿funcionará esto en mi empresa? ¿Si tiene tantos beneficios por qué no todo el mundo las implementa? ¿Cuáles son los contras? 

El principal problema radica en no entender las limitaciones que tiene implementar este tipo de prácticas de RRHH y creer que por el solo hecho de que si funcionaron en otra empresa, nosotros obtendremos los mismos resultados. No es así. 

Por ello recomendamos que respondas estas preguntas antes de implementar no solo estas, sino cualquier tipo de medida. 

  • ¿Tiene sentido para la estrategia de la organización implementar esta práctica? 
  • ¿Cuál es el valor concreto que nos aporta? 
  • ¿Qué consecuencias tendrá para la empresa implementar esta práctica? 
  • ¿Qué dificultades negativas podrían esperarse y como se podrían contrarrestar? 

Si pones en práctica alguna de estas prácticas de gestión humana y la combinas con la tecnología podrás facilitar los procesos de desempeño, desarrollo y engagement. Por ello te invitamos a solicitar una demostración ahora en la herramienta para la gestión del talento humano destacada por El Tiempo y El Espectador
software de talento humano

Artículos Relacionados

28 Shares
Tweet
Share
Share