7 Métodos para medir la cultura organizacional de tu empresa

Tiempo de lectura 6 minutos

No es un secreto que la cultura organizacional de cada empresa es diferente, incluso siendo del mismo sector. Lo mismo ocurre con las herramientas para hacer un diagnóstico de la cultura: el abanico de opciones es amplio, pero muchas veces las empresas se quedan con el mismo método de siempre. 

Como lo explica Ricardo Matamala, especialista en RRHH y fundador de OCC, en nuestro ebook de cultura empresarial, el verdadero reto “no es necesariamente quienes participan, sino la calidad de la información que es recolectada”. Así que el método escogido es crucial. 

En este artículo te explicamos qué métodos existen y cómo usarlos adecuadamente para medir la cultura organizacional. ¿Quieres conocerlos? ¡Entonces sigue leyendo! 👇👀

¿Qué es la cultura organizacional?

No nos adelantemos. Antes de explicar el cómo, veamos el qué. La cultura organizacional es la forma de pensar, sentir y actuar que distingue a los miembros de una organización. 

“La cultura organizacional es un conjunto de relaciones vivas en las que se trabaja por un objetivo compartido. No se trata del qué se hace sino el cómo”

Daniel Coyle – The culture code

Se trata del reflejo de las creencias más profundas, de los valores, normas y tradiciones que, de cierta manera, definen la personalidad de cualquier empresa. No se trata del qué cosa hacen sino el cómo

Imagina una reunión de equipo en Google frente a las de un banco central como el Bank of America, por ejemplo. Seguramente las de un lado serán más informales que las del otro. Pero no solo se trata de si los empleados tienen reuniones en jeans o comen pizza. Va mucho más allá. Así que adelante te explicamos la importancia de realizar una buena medición, que realmente te muestre el ADN de tu equipo. 

La importancia de medir bien la cultura organizacional

Sabemos lo poderosa que puede ser una cultura bien definida, pero no siempre las empresas ponen la misma atención al proceso de medición. 

Un estudio de la firma Spencer Stuart demostró que el 95% de los líderes ven la cultura como una fuente de ventajas competitivas, pero casi el 30% no cuentan con herramientas para medir la cultura organizacional. Conocer qué tipo de cultura tiene la empresa es importantísimo, pues será decisiva si la empresa desea: 

  • Acelerar su crecimiento 
  • Mejorar su calidad de servicio
  • Aumentar la productividad
  • Incursionar en nuevos mercados
  • O fusionarse

¿Pero cómo medir la cultura de forma adecuada? En nuestra experiencia trabajando con empresas de todo Latinoamérica, hemos encontrado que la confidencialidad es importante para evitar sesgos: 

“Cuando la gente pudo intuir que se podía saber quién había respondido la evaluación, el nivel de satisfacción con la cultura fue del 82%. Cuando volvimos a aplicar la medición pocos meses después y pudimos demostrar que las respuestas eran totalmente confidenciales, este nivel bajó al 24%”.

Ricardo Matamala, Guía fundamental de Cultura de Acsendo. 

Te recomendamos leer: El rol estratégico de la cultura organizacional

7 Métodos para medir la cultura organizacional 

Los pilares de la cultura son los valores, los cuales a su vez deben traducirse en conductas (comportamientos observables) y políticas (criterios para tomar decisiones).

Por lo que los métodos para medir la cultura deben ayudar a verificar determinadas conductas. Algunos de los métodos más comunes y sencillos para hacer esto son: encuestas de cultura y clima, grupos focales o entrevistas individuales, observación en terreno y hablar con otros grupos de interés. 

1. Encuesta de Cultura 

En esencia, una encuesta de cultura te permitirá revisar las creencias, los comportamientos y las prácticas únicas de tu empresa frente a cómo las perciben los colaboradores de la organización. 

Son cuestionarios diseñados para ayudar a diagnosticar su cultura organizacional, determinar si es saludable y está bien alineada con la estrategia. Los hallazgos pueden ayudar a la empresa a afinar sus procesos para pasar de los patrones de comportamiento actuales a aquellos que respaldan los objetivos estratégicos de la organización.

2. Encuesta de clima 

La cultura se mide a nivel organizacional y el clima se mide a nivel de equipos. Esta última medición brinda a los líderes un indicador de las opiniones, actitudes y sentimientos del personal por departamento, mientras que la de cultura muestra el conjunto de valores de toda la empresa.

En Acsendo contamos con una plantilla de encuesta de clima laboral, usada por más de 500 empresas en Latinoamérica. También un video de los métodos para medir el clima: 

3. Inventario de cultura organizacional (OCI) 

Ayuda a medir el estilo de liderazgo y los comportamientos que todos en la organización tienen al momento de interactuar entre ellos.  

Este inventario define 3 tipos de cultura organizacional: pasivo defensivo, el agresivo defensivo y el humanista, siendo este último el ideal de las empresas. 

4. Instrumento de Evaluación de la Cultura Organizacional (OCAI) 

Desarrollado por Kim Cameron y Robert Quinn en la Universidad de Michigan, este es un método de investigación validado para evaluar la cultura organizacional. 

Esta herramienta de evaluación mide la efectividad de una organización dependiendo de si tiene enfoque e integración interno o externo y la estabilidad y control versus la flexibilidad y discreción.

5. Test de supuestos funcionales de David Fischman

En este test el colaborador encontrará dos columnas con afirmaciones relacionadas con la cultura de su empresa. 

Cada afirmación tendrá una escala de calificación que va de 1 a 7. Esta herramienta busca evaluar qué tanto las situaciones que se dan en el común de la empresa (columna izquierda) se acercan a las situaciones de la cultura ideal (columna derecha). 

6. Encuestas de employee engagement 

La encuesta de participación busca medir el compromiso y el esfuerzo que tus empleados están dispuestos a realizar porque están muy motivados por trabajar para tu empresa. 

Esta encuesta te permitirá medir el compromiso verdadero de los colaboradores con la organización, la cultura, los valores de la empresa y qué tan dispuestos están a hacer un esfuerzo adicional por mejorar estos aspectos. 

Esto es fundamental, dado que un empleado comprometido es cuatro veces más propenso a esforzarse y mejorar la cultura de su empresa que un colaborador no comprometido.

7. Métodos complementarios 

Ningún proceso de medición es del todo suficiente, así que sugerimos acompañar el diagnóstico con las siguientes acciones:

  • Observación en terreno:

Observar el código de vestido, la distribución de las oficinas, la decoración y otras dimensiones observables, es fundamental. Presenciar reuniones sociales o conversaciones fuera de espacios de trabajo, también es otra forma importante de diagnosticar la cultura.

  • Hablar con otros grupos de interés:

En varias ocasiones, acompañamos el diagnóstico de la cultura actual, con la percepción de clientes, proveedores, accionistas y la comunidad en general.

  • Grupos focales y entrevistas individuales:

Es una buena práctica reunir personas de diferentes áreas y niveles para preguntarles, en un espacio distendido y agradable, su percepción acerca de los valores de la organización.

Te puede interesar: Tipos de encuestas para empresas: ¿Cuáles deberías implementar?

Aspectos clave al medir la cultura organizacional

Diagnosticar la cultura organizacional nos permite conocer el estado actual de la misma con el fin de definir la cultura requerida, que es la cultura que se debe desarrollar para lograr implementar la estrategia y alcanzar los resultados.

Arriba te hablamos de la confidencialidad, pero existen otros criterios que debes tener en cuenta para seleccionar la herramienta de medición adecuada de la cultura:

  • Precio: La decisión de medir o no la cultura debe estar determinada por la necesidad y la pertinencia y no por el presupuesto disponible.
  • Resultados: Ten en cuenta que los informes de resultados que presentan comparaciones y rankings generan distorsión y confusión.
  • Herramientas de predicción: Se deben evitar herramientas que no tienen contexto o conocimiento sobre la forma de ser de tu empresa. 
  • Capacidad de gestión: Hay herramientas que, a la hora de gestionar, alinear o desarrollar la cultura, no permiten un accionar lógico, práctico o contundente. 

¿Quiénes participan en la medición?

En la medida de lo posible, todos los colaboradores deben hacer parte de la medición, pues le da mayor confiabilidad y transparencia al proceso. Solo en el caso de las organizaciones con mucho personal o con dificultad para recoger la información, se sugiere un muestreo estadístico.

Lo que sí es fundamental, es que al momento de socializar los resultados, participen todos los colaboradores de la organización. En nuestra experiencia, puedes desarrollar esta socialización a través de grupos focales o sesiones de feedback por área.  

Pon en práctica la medición de tu cultura  

Ya lo dice el empresario, H. James Harrington, “La medición es el primer paso que conduce al control y, finalmente, a la mejora. Si no puedes medir algo, no puedes comprenderlo. Si no puede comprenderlo, no puede controlarlo. Si no puede controlarlo, no se puede mejorar”. 

Si estás luchando para dar vida a tu plan estratégico, es hora de examinar el impacto que la cultura organizacional está teniendo en los resultados de la organización. Evaluar la cultura es crucial para impulsar el éxito organizacional.

Emplea nuestro software para medir la cultura de tu empresa

En Acsendo contamos con una plataforma para aplicar encuestas de clima y cultura, además de asegurar la confidencialidad en las respuestas del personal. Por su parte, las áreas de RRHH y Talento Humano reciben información de valor para orientar la toma de decisiones. 

Una cultura organizacional sana, una medición adecuada de la misma y un talento humano alineado a los objetivos, son la combinación perfecta para lograr resultados en tu empresa. La cultura organizacional es como la vida, un camino en el que debemos mantener vivo el proceso y hacer un seguimiento para poder aprender, corregir y avanzar hacia los resultados que queremos. 

Descarga nuestra práctica guía para gestionar la cultura organizacional de tu empresa

0 Shares
Tweet
Share
Share