Recursos Humanos

9 Pasos para un proceso exitoso de onboarding

El onboarding se encarga de planificar el recibimiento de un nuevo integrante a la compañía, tanto en su puesto de trabajo, como en sus labores específicas.

Hablamos de la integración en su equipo de trabajo y el proceso de adaptación a la cultura organizacional de la empresa, esto es el onboarding. Y esta fase del recibimiento del nuevo empleado, es una fase importante que debe ejecutar recursos humanos.

Sin embargo, la palabra onboarding suele ser malinterpretada. En Latinoamérica, por ejemplo, este proceso sigue siendo asumido como un proceso de inducción, cuando se trata de un proceso verdaderamente estratégico para la operación de la empresa.

Leer más: Guía para tener una comunicación interna exitosa

Pasos para hacer un onboarding

El proceso de onboarding juega un papel muy crítico en el mejoramiento de los siguientes aspectos: impacto en la productividad, retención de buen talento y descentralización. Y para que este proceso sea aún más eficiente y traiga mayores beneficios a las empresas, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Alinear las expectativas de los encargados de realizar el proceso de onboarding y las del área al cual el nuevo empleado entrará.
  2. Llevar a cabo actividades y cumplimiento de requisitos de preabordaje. Esto quiere decir que el nuevo integrante debe comprender con los documentos que solicite la organización.
  3. Brindarle la oportunidad al nuevo integrante del equipo de ser partícipe de actividades del equipo ejecutivo.
  4. Demostrar y vivir los valores bajo los cuales se rige la organización, más allá de simplemente exponerlos.
  5. Empoderar a sus empleados lo suficiente para que la persona que ingrese a la organización tenga una buena imagen de la organización.
  6. Permitir que la persona que ingresó sea autónoma de su proceso de onboarding.
  7. Otorgar feedback oportunamente para identificar y corregir posibles errores que perjudiquen a la organización.
  8. Automatizar los procesos y agregarle interactividad. Esto hace que el compromiso de los colaboradores y de todos en la organización incremente.
  9. Realizar encuestas de seguimiento que permitan ver tanto los aspectos positivos como los aspectos negativos del proceso de onboarding. Desde el primero contacto que se tiene con el candidato, hasta su selección y la vinculación de este a la organización.

Estos pasos no solo permitirán que el ingreso del nuevo integrante sea agradable, sino que se asegurará una mayor retención de su talento. Es importante recordar que el proceso de onboarding no termina en el proceso de inducción de la persona seleccionada.

Metas del proceso

Este proceso debe tener una continuidad durante un determinado período de tiempo. Lo ideal es que finalice hasta el momento en el cual el candidato pueda demostrar resultados por sí mismo. Es decir, cuando haya superado la curva de aprendizaje y tenga claras sus funciones.

El onboarding debe cumplir con algunas metas del candidato seleccionado en determinados tiempos.  Estas metas son las siguientes:

Bajo un plazo de 30 días el candidato debe:

  • Aprender sobre las herramientas que debe utilizar para desarrollar su trabajo.
  • Sentirse a gusto y de acuerdo con la cultura de la empresa.
  • Aprender acerca del producto y conocerlo a profundidad.
  • Completar una meta o un proyecto pequeño que haya estado estipulado para ser cumplido durante el periodo de 30 días sin ningún inconveniente.

Bajo un plazo de 60 días:

  • Completar un proyecto o meta grande que haya sido estipulado para cumplirse durante el periodo de 60 días de trabajo.
  • Colaborar y trabajar con otros equipos que no sean necesariamente de su área de trabajo.
  • Volver las reuniones semanales parte de la rutina diaria.
  • Aprender a cuantificar los resultados propios de las metas por cumplir. Esto lo puede lograr apoyándose en un software de talento humano.

Bajo un plazo de 90 días:

  • Completar un proyecto de manera independiente y ser capaz de exponerlo ante el área al cual sea perteneciente.
  • Tomar mayores responsabilidades y casos de estudio manejados en la empresa.
  • Ser capaces de manejar cualquier tipo de dificultades en su trabajo.

Lea más: ¿Cómo crear un plan estratégico para reconocer a los empleados?

El equipo de recursos humanos, quienes están encargados de explorar y retener talento humano, está en búsqueda de nuevas estrategias para mejorar el proceso de onboarding. Una de las estrategias a la cual está recurriendo es acudir al departamento de mercadeo, pues puede ayudarle a crear un programa mucho más integral y alineado con las expectativas que tiene la gerencia del nuevo empleado.

Las organizaciones van a tener dificultades siempre y cuando la taza de rotación sea elevada, ya que se está invirtiendo mucho tiempo y recursos en los procesos de reclutamiento y onboarding. Por tanto, este proceso debe ser crucial para toda la organización. Con un plan sólido y claro de onboarding, se puede llegar a reducir la rotación de empleados para que el equipo pueda enfocarse en el crecimiento de la compañía.  

proceso de onboarding

Artículos Relacionados