Cómo medir efectivamente el clima laboral en modalidad híbrida

El clima laboral en una modalidad híbrida

Los modelos de trabajo híbrido ha permitido a muchas empresas repensar los procesos y dinámicas que se desarrollan dentro del espacio de trabajo, viendo desde otras perspectivas lo que significa las actividades en equipo y los métodos para la medición de productividad e innovación.

Los objetivos a alcanzar abarcan nuevos espacios y las expectativas de tus colaboradores son específicas y únicas, lo que ha llevado a recursos humanos a adaptar el clima laboral para satisfacer las necesidades del equipo.  

Sin embargo, en los últimos años ha habido una caída significativa frente a la percepción que tiene los colaboradores sobre la preocupación que tiene las organizaciones frente a su bienestar, un estudio de Gallup reveló que solo el 24% de los colaboradores siente que su compañía se preocupa por su bienestar, un número que es significativamente bajo en comparación con las percepciones del 2020, que eran del 49%.

Una cifra que impacta fuertemente el clima laboral dentro de las organizaciones, afectando la productividad de los equipos y poniendo en riesgo la tasa de rotación en tu empresa. Por esto, en este artículo conocerás el impacto de tu clima dentro de la modalidad híbrida y cómo puedes medirla, comencemos.

¿Qué significa clima organizacional dentro de un modelo híbrido?

El clima laboral son las diferentes condiciones, tanto físicas como emocionales, y las percepciones que los colaboradores experimentan durante el desarrollo de sus labores diarias. 

También puede interesarte: Guía fundamental para optimizar su Clima Laboral

Tradicionalmente, este término estaba fuertemente asociado a las acciones que tomaba la empresa dentro del espacio físico de trabajo, por ejemplo, si el diseño y organización de la oficina fomentaba un espacio limpio y abierto para el trabajo colaborativo, y las relaciones directas entre líderes y el equipo, pensando en las cargas laborales y las relaciones que establecen dentro de la oficina. 

Sin embargo, para un modelo de trabajo híbrido, el peso que la comunicación, la flexibilidad y la transparencia en los procesos adquiere es mucho mayor y, por ende, requiere de acciones únicas por parte no solo de la empresa, sino también del equipo, que determinarán las percepciones del clima y, al final, la productividad de la empresa.

 

Beneficios de un clima laboral positivo

Con la implementación de modelos híbridos, la definición de lo que significa un buen ambiente laboral y los requisitos que debe tener un buen empleador ha cambiado. Por ejemplo, se ha visto que el equilibrio entre la vida laboral y personal posee un peso mucho mayor y la flexibilidad de las empresas es un factor que los colaboradores buscan.

Para tus colaboradores, quienes son la clave para alcanzar el éxito en un mercado laboral cada vez más exigente, es fundamental sentirse escuchados e importantes dentro de sus labores diarias, promoviendo un espacio que invite al crecimiento e innovación contigo. 

Cambios que, en algunos casos extensos, han brindado grandes beneficios para las empresas. Los colaboradores que se sienten incluidos, respetados, importantes y su bienestar es una prioridad para su empresa son 69% menos propensos a buscar activamente un nuevo trabajo y es tres veces más probable que estén comprometidos con la empresa.

Adicionalmente, el clima laboral será fundamental a la hora de enfrentar el agotamiento dentro de tu equipo de trabajo, que afectó a un 35% de los gerentes durante el 2021. Lo que impacta directamente el trabajo en equipo y, por ende, los resultados que se obtienen diariamente.

Conoce 5 Consejos para mantenerse lejos del burnout

Cómo promover un buen clima laboral

Uno de los retos más grandes que puedes enfrentar está relacionado con el equilibrio entre los dos tipos de grupos que están presentes en el modelo híbrido, debes asegurarte que la experiencia en los espacios, virtuales y físicos, sea satisfactoria para tus colaboradores. Por esto debes conocer algunos de estos factores que afectan tu clima laboral.

El espacio de oficina:

Para tu equipo presencial debes asegurarte de que tus colaboradores posean un entorno cómodo, fresco, amplio, con las herramientas necesarias para desarrollar sus labores, como lo es una red de internet rápida, y que fomente el trabajo colaborativo. Adicionalmente, asegúrate que posean lo necesario para desarrollar tareas en línea, lo que permite a tus colaboradores conectarse con todos los miembros del equipo, estén en virtual o no.

Frente a tu equipo virtual, debes asegurar que su puesto de trabajo se encuentre en un lugar del hogar con una gran cantidad de luz natural que sea de uso exclusivo para el trabajo, evitando espacios distractores o ruidosos. También deberás revisar que cumpla con los requisitos mínimos de seguridad y que posean las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo de manera cómoda y eficiente, como lo son una silla ergonómica y una conexión rápida de internet.

Flexibilidad y autonomía:

Las empresas con pequeños equipos autónomos responden mucho más fácilmente a los cambios, lo que permite a los colaboradores trabajar eficientemente en los tiempos y espacios que desean, al mismo tiempo que promueven una participación activa con la empresa desde cualquier lugar y, en general, aumentan la productividad.

También será necesario que alineen los objetivos personales y de equipo con la meta general de la empresa, lo que permitirá que todos los colaboradores conozcan los avances que se tienen en los resultados y el impacto que sus acciones poseen para su empresa. Motivando la creatividad en sus labores diarias y te permite llevar un proceso transparente con todo tu equipo.

New call-to-action

Una comunicación clara y constante:

Dentro del modelo de trabajo híbrido, la comunicación será el canal principal de trabajo para tu equipo, por ende, mantener un espacio positivo y constante con ellos permitirá un desempeño eficiente de sus labores. Para tu equipo virtual es el espacio que les permite conectar con otros.

Asegúrate de establecer y divulgar el canal oficial para las comunicaciones internas, que debe permitirles desarrollar sus labores diarias y realizar un trabajo colectivo de manera cómoda. También debe mantener informado al equipo de los avances y cambios que se realizan y promover actividades colectivas en donde se fortalezcan las relaciones entre el equipo y con la compañía. 

Además, con un sistema de feedback podrás conectar con tus colaboradores, entender cuáles son sus experiencias dentro del trabajo e identificar a tiempo diferentes situaciones que pueden poner en peligro la productividad, lo que les permitirá tomar acciones pertinentes y fortalecer al equipo.

También puede interesarte: Feedback positivo: ¿qué es y cómo entregarlo a tu equipo?

Reconocimientos 

Reconocer los logros y el esfuerzo de los empleados es uno de los aspectos más influyentes frente al bienestar emocional y las percepciones que poseen sobre su trabajo. Los reconocimientos consiguen que los colaboradores sepan que son valorados y tenidos en cuenta por la compañía, además celebran los éxitos de todos, lo que mejora las dinámicas de trabajo en equipo.

No todos los reconocimientos son monetarios, asegúrate de que tu equipo participe activamente en el proceso, de tal modo que se promueva la innovación para el cumplimiento de objetivos. Una buena estrategia para esto es organizar jornadas o pausas activas en donde se celebre en equipo el trabajo realizado.

Las herramientas ideales para gestionar el clima laboral

La gestión del clima laboral es una responsabilidad que está en manos de todos los colaboradores. Dentro de cada equipo, los líderes deberán promover la integración y el intercambio de ideas y conocimientos entre sus colaboradores para fomentar la innovación, la creatividad y mejorar las dinámicas laborales. 

Asegúrate de que todos participen dentro de los procesos del equipo y se mantenga una comunicación clara y transparente que les permitirá conectar sin importar el espacio en donde desarrollen sus tareas, lo que mejorará la productividad de la empresa

Al evaluar el clima laboral podrás identificar claramente las condiciones físicas y emocionales en las que tus colaboradores trabajan diariamente. Por esto, al momento de evaluar tu clima laboral debes acudir directamente a tu equipo a través de una encuesta que te permitirá identificar rápidamente las percepciones y necesidades de tu equipo.

Con Acsendo podrás configurar rápidamente los cuestionarios que te permitan medir la percepción de bienestar, comunicación y experiencia de cada colaborador, personalizándolas acorde al modelo que deseas evaluar, ya sea a tu equipo virtual o las experiencias dentro de las oficinas. Este en un proceso anónimo, lo que permitirá a tu equipo brindar respuestas honestas con tranquilidad para tener una medición acertada.

Además, podrás obtener reportes automáticos y detallados en el formato que mejor se adecue a tus necesidades, ya sea PDF, Excel o en línea, que te permitirá tomar acciones pertinentes y eficientes orientadas al bienestar y el desarrollo de los colaboradores. Solicita tu demo ahora.

Digitaliza la gestión del talento humano y descubre como tener una cultura genial en el trabajo

Solicita gratis una DEMO y mejora las capacidades de tu equipo

También te puede interesar:

Mide la madurez del proceso de clima organizacional

“El clima laboral es uno de los factores más importantes para la productividad, innovación, creatividad y desarrollo de una compañía”, así lo dijo Eliana López, Executive Manager de Michael Page al hablar sobre un reciente estudio.