Clima Organizacional

La ciencia detrás de la felicidad en el trabajo

Varias investigaciones aseguran que sentirse feliz en el trabajo trae beneficios tanto para la salud de los colaboradores como para las finanzas de las empresas. La felicidad en el trabajo aumenta el rendimiento, el compromiso y la motivación de las personas al punto de convertirse en una ventaja estratégica. 

Pero a pesar de lo anterior, muchos empleados se sienten insatisfechos o aburridos con sus trabajos. Hablamos del 90% de los empleados en Brasil, del 80% en Colombia y del 75% en México. Según una encuesta global de la consultora Mercer, más de la mitad de los colaboradores se siente desconectado y poco realizado en su actual empleo.

No estamos diciendo que todo en la oficina tenga que ser glorioso

En todos las empresas se experimentan situaciones de estrés, desgaste y trabajo bajo presión. Incluso en el empleo que siempre hemos soñado.  

Sin embargo, es importante que tanto colaboradores, jefes y empresarios conozcan los datos científicos que respaldan la conveniencia de una cultura de felicidad, que no es otra que aquella en donde se reconoce el esfuerzo, se brindan condiciones dignas de trabajo y se colaboran unos con otros. 

¿Qué significa ser feliz en el trabajo?

Solemos asociar la felicidad en el trabajo con imágenes muy idílicas: comida gratis, masajes en la oficina, servicios de guardería e instalaciones de gimnasio. Y aunque a todos nos gustarían estas cosas en nuestras oficinas, es una imagen muy limitada

No estamos diciendo que todas las empresas tengan que ser como Netflix, Google o Nestlé. En realidad no se trata de un tema de dinero ni de lujos, sino de ofrecer unas condiciones dignas de trabajo en temas de remuneración, crecimiento y riesgos psicosociales. 

Uno se puede sentir feliz en el trabajo si tiene cubiertas sus necesidades básicas y si además puede desarrollar relaciones de alta calidad con otros y siente que su esfuerzo tiene significado y propósito. El emprendedor e inversionista Craig Shapiro lo resume en el siguiente cuadro: 

Felicidad en el trabajo

La felicidad en el trabajo depende de su sentido de salud, amor y realización.

Por su parte, la Fundación de la Felicidad Laboral la entiende de la siguiente manera: ser feliz en el trabajo es tener una calidad de vida íntegra que es rica en una variedad de emociones, incluso episodios de ira, tristeza y estrés.

La ciencia de la felicidad laboral  

Desde campos como la psicología positiva, la administración y la neurociencia se han logrado avances que nos han permitido entender el impacto de la felicidad en nuestras vidas personales y laborales.

Somos distintos y respondemos a estímulos diferentes. Un helado de chocolate no te hace tan feliz a ti como a un niño. O de pronto sí. Lo importante es que conozcas cómo la interacción entre estas tres hormonas te hacen feliz:

  • Dopamina: El secreto de la motivación 


La dopamina es responsable de regular los centros de recompensa y placer del cerebro. Es esa sensación de victoria que nos envuelve luego de haber alcanzado un logro y que nos motiva a alcanzar el siguiente. Un empleado con altos niveles de dopamina estará motivado. Y, según Gallup, será un 28% más productivo

También liberamos dopamina cuando recibimos un regalo o un mensaje de agradecimiento. Cuando esto sucede, tu mente inunda el cuerpo con dopamina, haciéndote sentir feliz y satisfecho. Por ello es vital que los jefes reconozcan el esfuerzo y los resultados de sus empleados para aumentar su motivación y, por consiguiente, su productividad. 

Si deseas aumentar la motivación en tu equipo puedes establecer metas que refuercen su sentido de propósito y significado o creando un sencillo programa de reconocimiento. Aquí ofrecemos una guía gratuita sobre cómo crear metas SMART y esta otra, por si quieres crear un plan de reconocimiento.  

  • Serotonina: La hormona de la comunidad 


La serotonina fluye cuando te sientes significativo o importante por quienes te rodean. Tu cuerpo experimenta esta hormona cuando cuentas un chiste del que todos se ríen o cuando te sientes parte de una comunidad en la que importas. También podemos sentirla tomando el sol o recordando logros pasados. 

Puedes experimentar su ausencia porque empiezas a sentirte más solo y deprimido.

Por esto los investigadores suelen asociarla con los niveles de ánimo, pues nos permite reforzar el autoestima, aumentar los sentimientos de dignidad y crear un sentido de pertenencia. 

Los humanos somos seres sociales y nos sentimos felices cuando nos sentimos parte de un grupo. En el trabajo no debería ser distinto. Además, porque un buen clima laboral puede aumentar en un 31% la productividad y en un 37% las ventas, según HBR y la Universidad de Warwick. Así que prueba a hacer actividades de integración que mejoren el ambiente. 

  • Oxitocina: La hormona de la unión 


La oxitocina se relaciona directamente al contacto humanola confianza y la lealtad. Cuando fluye nos permite experimentar intimidad, confianza y relaciones saludables con los demás. Por ello es que tener amigos en el trabajo aumenta en un en un 50% el engagement y en un 35% la calidad del trabajo

Es la base para desarrollar relaciones positivas y felices en el trabajo y es conocida como la “hormona del abrazo”. Pues en un abrazo aumentan nuestros niveles de oxitocina.

En un estudio de 2003, los niveles de oxitocina aumentaron tanto en el perro como en el dueño después de pasar un tiempo abrazados. Así que prueba a dar más abrazos o intenta organizar actividades donde se produzca contacto físico. 

La felicidad en el trabajo se contagia 

Por último, queremos cerrar con un dato que ya conoces pero que quizá has pasado por alto: la felicidad se contagia. ¿Nunca has escuchado reír a alguien y te han entrado ganas de reirte?   

James Fowler y Nicholas Christakis, autores del Framingham Heart Study, estudiaron durante 20 años a más de 4000 personas para llegar a esta conclusión. Encontraron que la felicidad afecta nuestras relaciones hasta tres grados de separación. Es decir que nuestra felicidad afecta a la de los amigos de nuestros amigos. Y pasa lo mismo con la infelicidad. 

¿Por qué esto es importante? Porque un ambiente de trabajo donde varios colaboradores muestran señas de estar desmotivados o infelices van a contagiar a los demás. Entonces, ¿por qué no contagiar al equipo con los efectos positivos de la felicidad?

¿Por qué esto debería importar a las empresas?

Shawn Anchor, autor de The Happiness Advantage, ha cuantificado los beneficios de una empresa feliz: las ventas aumentan en un 37%, la productividad en un 31% y la precisión en las tareas mejora en un 19%, sin mencionar las mejoras en la salud y la calidad de vida del personal. 

Vale la pena apostarle a la felicidad laboral. Por ello te damos algunos tips de lo que tú puedes hacer o en tu empresa:

  • Hacer ejercicio. Esto libera proteínas y endorfinas que te harán sentir mejor. 
  • Meditar y practicar mindfulness. 
  • Reírse más. El humor nos relaja, quema calorías y mejora nuestro sistema inmune. 
  • El olor a vainilla y lavanda incentiva la producción de endorfinas. Así como comer chocolate negro y alimentos picantes. 

En Acsendo creemos que si todos nos comprometemos, podemos hacer que más empresas se sumen a una cultura de aprecio. La felicidad en el trabajo hace que todos tengan una vida profesional mucho más profunda, creativa y desarrollada. 

felicidad laboral

Artículos Relacionados

39 Shares
Tweet
Share
Share