Alinear la estrategia corporativa con su ejecución

Tiempo de lectura 3 minutos

Las empresas de hoy en día se enfrentan con mayor frecuencia al reto de planificar estrategias que en la práctica se ejecuten tal y como quedaron plasmadas en el papel. Adaptarse a los posibles cambios y responder a las necesidades actuales será crucial para acabar con este obstáculo. Aquí te daremos 5 claves para que puedas alinear la estrategia corporativa con su ejecución.

Las causas de esta brecha

El entorno empresarial cambia constantemente. Esta transición ha alterado las reglas del juego para las empresas a un punto en el que no logran diseñar y ejecutar en una misma línea. Según la coalición liderada por el Project Management Institute (PMI) junto con organizaciones de primer nivel mundial, estas serían las 4 causas principales:

–          La aparición de la tecnología y su continuo desarrollo.

–      Falta de claridad sobre las opciones que se están tomando versus la dirección deseada para la organización.

–          Escasa comprensión de la capacidad de logro de la empresa.

–          Falta de conocimiento del entorno en el que opera la compañía.

Este desconocimiento en las nuevas reglas del management y gestión de las empresas requieren abrir esquemas y adaptarse a los posibles cambios que puedan presentarse en el camino.

Si como organización realmente quieres acabar con esta brecha, te presentaremos algunas claves para que puedas lograr una acertada alineación entre la estrategia corporativa y su ejecución.

Recomendamos: 4 Consejos para un proceso de planificación estratégica adecuado

Claves para alinear la estrategia corporativa con la ejecución

Según un estudio de The Economist Intelligence Unit, más del 60% de los ejecutivos reconocen que sus organizaciones tienen dificultades a la hora de pasar de las ideas del desarrollo de las estrategias a ponerlas en marcha.

A pesar de estas cifras poco alentadoras, aún hay esperanzas. Desde nuestra experiencia, te daremos algunas claves para que puedas coordinar mejor estos dos aspectos y traducir exitosamente las palabras en hechos para tu organización:

1.       Personal claro con la misión y visión de la compañía: 

Para elaborar un plan estratégico se deben tener en cuenta varios elementos que no pueden faltar, entre ellos se encuentran los valores, las tácticas, la misión y la visión.

Tus colaboradores deben conocer y sobre todo, entender, cuál es la razón de ser de la compañía. La idea es que se logren identificar con su visión y valores. De esta forma podrán conocer mejor cómo su aportación contribuye al logro de metas y al éxito del negocio.

2.       Involucra a toda tu empresa: 

Si no se incluye en el plan a todos los colaboradores necesarios, el momento de la ejecución se convertirá en un problema al no tener claras las responsabilidades de cada colaborador.

La comunicación interna es la clave. El proceso debe ser abierto y honesto, se deben comunicar con claridad los problemas que hay que solucionar, la información necesaria para desempeñar las tareas y los objetivos que se persiguen.

 3.   Alinea a tu equipo de trabajo: 

Todo proceso de planeación estratégica requiere mantener una sincronía entre la misma con los esfuerzos de tu talento humano. Todos deben estar en la misma página.

Para lograr esta alineación, es necesario que transmitas a tu personal aquellas mejoras que se puedan realizar al momento de formular una nueva estrategia y así optimizar los procesos evitando cometer esos errores y lograr el éxito.

4.      Apropia el plan en toda la empresa:

Asegúrate que una vez hayas involucrado a toda tu organización y los alinees a la estrategia empresarial exista una apropiación por parte de todo el organigrama.

Cada colaborador debe tener claro lo que debe hacer, por qué debe hacerlo, para qué lo va a hacer y sobre todo entender el impacto directo que tiene su departamento en la ejecución.

5.       Liderazgo por parte de la empresa: 

El gerente de la empresa debe liderar y motivar a todos en la organización para que el plan estratégico tenga éxito. Debe ser la persona más comprometida en que dicho plan se lleve a cabo. 

El líder del plan estratégico debe involucrar a todas las personas de la organización para identificar los problemas y las oportunidades, para formular estrategias que ayuden a conseguir los objetivos marcados y entre todos contribuir a su éxito.

Para lograr todo esto, las empresas han de ser conscientes de cuáles son sus puntos fuertes y también sus carencias. Cerrar brechas entre estrategia y ejecución requiere del compromiso de todo tu capital humano.

El diseño y consecución de las estrategias depende de su claridad, deben ser verdaderas cartas de navegación. Por más planificación que exista, si no se logra una implementación y ejecución eficientes no se va a llegar a ninguna parte.

Mantén a tus equipos alineados en los objetivos que impulsan resultados con nuestro software de OKRs.

0 Shares
Tweet
Share
Share