Domesticar al elefante: un libro que nos enseña a ser feliz

Tiempo de lectura 5 minutos

Todos queremos ser felices, ¿pero qué significa ser feliz en la vida? Es un tema subjetivo y difícil de definir que está en la mente de todos.

Así que para hablar más sobre la ciencia de la felicidad y a propósito del lanzamiento de su nuevo libro ‘Domesticar al elefante’, conversamos con Fernando Plata sobre cómo podemos aprender a sentirnos felices.

Descarga aquí la introducción y el primer capítulo del libro. Comienza a leerlo y conoce qué tienes que hacer para ser más feliz. 

👉 Y eso no es todo… al registrarte también entrarás en el sorteo de una charla exclusiva para tu empresa.

Quién es Fernando Plata 

Fernando plata

Fernando es un ingeniero caleño que trabaja como coach ontológico, profesor de inteligencia emocional y conferencista en temas de felicidad.

Fundó Happy Factor, una compañía dedicada a llevar la ciencia de la felicidad a las empresas. Fue emprendedor en el campo de las tecnologías de la información y ha trabajado en empresas como Spring Mobile Solutions, Infor y Oracle

Sobre el libro

Domesticar al Elefante’ nos plantea una propuesta: desarrollar la habilidad de ser felices por nuestra cuenta. Fernando dice que la felicidad no es una meta, sino una actitud que a medida que desarrollamos, nos permite lograr lo que queremos. 

Entrevista sobre cómo ser feliz

A: Hablemos de ti, Fernando. Siendo un ingeniero de sistemas te convertiste en un experto en felicidad. ¿Cómo sucedió? 

F: Todo comenzó en 1998 en la especialización en Gerencia Estratégica de la Universidad de la Sabana con un profesor maravilloso lleno de sabiduría. Él logró que yo, todo un “viejo” de 31 años, me hiciera preguntas básicas desde el SER: quién eres, qué quieres, qué es la felicidad y cómo vas a lograrla. 

Entendí que todo parte de sí mismo y que tenemos capacidad para ser mejores personas y disfrutar más nuestra experiencia humana. Esta búsqueda se convirtió en un propósito y una pasión que años después decidí compartir con el mundo.

A: ¿A qué te refieres con “domesticar el elefante”? 

F: El elefante es la acción inconsciente en la mayoría de los seres humanos. Es esa reactividad emocional e instintiva. En otras palabras, esa parte de nosotros mismos que actúa sin que medie nuestra voluntad. 

Domesticar el elefante es despertar la conciencia para vivir una vida con poder, sentido y mucho bienestar. Para hacerlo se requiere entender gradualmente cómo el sistema de creencias que construimos desde pequeños pueden ser una fuente de infelicidad y sufrimiento.

Cambiar los “cuentos” del elefante es un proceso de domesticación.

A: ¿Qué es la felicidad?

F: Es importante aclarar que la felicidad es subjetiva. Es una sensación que depende de cada ser humano y sus circunstancias. Sin embargo, puedo presentar una definición que juzgo poderosa:

La felicidad es la actitud que cesa el sufrimiento y que acciona los resultados”. 

Observemos las implicaciones. Primero, es una invitación a la acción y a mirar la vida con positivismo. Segundo, exige sentido de progreso. Tercero, no hay necesidad de esperar los resultados para darse licencia a sentirse mejor, completo y feliz. 

Allí es donde está la clave. Todo comienza por la actitud y como tal, puede ser enseñada y se pueda aprender. 

A: ¿Todos podemos ser felices? 

F: La respuesta es un sí rotundo. Todos, sin excepción, tenemos no solo el derecho de ser felices, sino las facultades para construir una vida de mayor plenitud y bienestar. Desde nuestro nacimiento contamos con las herramientas para ser felices en la vida. 

La felicidad no es producto de la suerte, las circunstancias o el favor divino. Es resultado de la acción consciente diaria y por ello, todos merecemos conocer la forma para llegar a ella.

Promover el bienestar laboral en el trabajo

A: ¿Cómo puedo ser feliz solo? 

F: Inicialmente la felicidad es un poco egoísta. Se trabaja desde un plano muy individual y desde allí la sensación de bienestar es alcanzable en ausencia de otras personas. Es como convencerse a sí mismo de que basta con tenerte a ti mismo. Esa es la autorrealización y como dije, se puede conseguir.

Pero en el largo plazo tenemos esta necesidad superior a nosotros mismos. Maslow la llama la autotrascendencia y como cualquier necesidad es una búsqueda humana. Así que por solos que estemos o queramos estar, la máxima realización de la existencia es una sensación colectiva y en mi concepto su máxima expresión es el servicio a otros.

En resumen, creo que la felicidad en soledad no es sostenible y quiénes estén allí, mi consejo es buscar actos de servicio que los lleve a ese plano superior de experiencia y amor por los otros.

A: Si no me siento feliz en mi trabajo, ¿la empresa tiene alguna responsabilidad? 

F: Esta es una pregunta difícil, porque la felicidad es subjetiva y por lo tanto es una responsabilidad personal. Pero para que una persona sea completamente feliz se requiere también de su medio ambiente.

Bien sea el hogar, su comunidad, las condiciones del país y obviamente la empresa en la que trabaja. Por lo tanto, si estamos inmersos en culturas empresariales tóxicas, claro que le cabe cierta responsabilidad al empleador. No obstante, la ciencia de la felicidad nos entrega varias herramientas para sobrellevar una situación así.

A: ¿A mayor felicidad del empleado, mayor productividad?

F: Muchos estudios confirman que es así. Pero no es un tema exclusivo de la vida laboral. Podemos también ser mucho más productivos en nuestra vida personal: mejores relaciones, mejor salud o mejor desempeño económico. 

En la empresa, mejoran las ventas, la calidad, la innovación, la resolución de problemas, entre otros indicadores que confirman que la productividad se dispara cuando invertimos en el bienestar de los empleados.

A: Debido a la pandemia se han aumentado los índices de estrés y ansiedad, ¿qué es lo que más te preocupa de este fenómeno?

F: La felicidad se presenta como la vacuna contra estos males que aquejan al mundo moderno. Mi mayor preocupación es entonces, que la mayoría de las personas no sepan que este antídoto existe y cómo activarlo en sus vidas.

A: En tu libro compartes 14 principios para llevar una vida feliz, acompañados de herramientas prácticas. ¿Podrías compartir alguna con nuestros lectores?

F: Claro que sí. Ya he compartido dos: que la felicidad es subjetiva y por tanto es la responsabilidad de cada uno, y es una actitud que acciona los resultados. Quisiera compartir otros dos. 

Uno es el principio de que “la acción genera ser”. No es intuitivo, pero sí poderoso. Esto significa que cada vez que actuamos, vamos cambiando el ser que somos y por tanto que no importa que tan “bueno” o “malo” consideras que eres, siempre tienes la libertad de ser una mejor persona. 

El segundo es que “los juicios no son verdades, son solo interpretaciones”. Cada cual puede expresarse, pero el respeto es la base de la colectividad y la felicidad. 

Enlaces de interés sobre felicidad laboral y bienestar

0 Shares
Tweet
Share
Share