Ergonomía ocupacional: cómo afecta el desempeño profesional de tus colaboradores

Tiempo de lectura 4 minutos

El Departamento de Trabajo e Industrias del Estado de Washington revisó 250 estudios de casos de ergonomía para revelar el impacto de la ergonomía ocupacional en los objetivos comerciales de la compañía, como el ahorro de costos, la productividad y la calidad del producto.

¿Qué encontraron? Esa ergonomía bien vale la pena la inversión. Es por esto que dedicaremos este artículo a comprender cómo afecta la ergonomía el desempeño de la compañía y cuáles son los beneficios de prestarle atención a esta simple mejora. 

En este artículo encontrarás

¿Qué es la ergonomía ocupacional?

¿Cómo afecta la ergonomía a la productividad?

Beneficios de un proceso de ergonomía en el lugar de trabajo

Empecemos por entender de qué se trata este concepto que está tomando importancia luego de pasar meses trabajando en la silla del comedor. 

Puede interesarte: Cómo mejorar el mal clima laboral: 10 claves a tener en cuenta

¿Qué es la ergonomía ocupacional?

La ergonomía se refiere a las formas de ajustar el ambiente de trabajo y las prácticas para prevenir lesiones, así como el estrés mental y otras condiciones que a largo plazo pueden tener un efecto en el bienestar de un empleado; de modo que la rentabilidad de la empresa no se vea afectada debido a los días de enfermedad y otras formas de ausentismo.

¿Cómo afecta la ergonomía a la productividad?

Aunque la respuesta puede parecer un poco obvia, sin una ergonomía adecuada, se incrementa el absentismo y las bajas por enfermedad que reducen la productividad de los empleados y afectan a la rentabilidad de la empresa. Por ejemplo, un empleado que experimenta constantemente dolor de espalda debido a las sillas de la oficina faltará al trabajo algunos días para buscar atención médica, lo que significa que a veces no se cumplirán los objetivos.

Se estima que las organizaciones gastan alrededor de $300 mil millones cada año para cubrir los costos provocados por el ausentismo y la atención médica que resulta del estrés relacionado con el trabajo; una cifra que ni siquiera incluye el dinero incurrido por la disminución de la productividad cuando hay empleados desconectados.

La mayoría de los empleados pasan horas en una computadora, lo que aumenta el riesgo de desarrollar problemas de dolor de espalda, dolores de cabeza por tensión, problemas oculares y síndrome del túnel carpiano. Tanto los empleados como los empleadores pueden reducirlos a través de técnicas ergonómicas específicas, como el posicionamiento de pantallas de computadora a más de 20 pulgadas de distancia de los ojos o lejos de luces brillantes y el uso de antideslumbramiento en las pantallas de computadora.

Incluso, a través de la ergonomía, los empleadores, así como los empleados, pueden intercambiar ideas colectivas sobre formas de transformar el entorno de trabajo para que sea propicio para todos sin afectar la productividad en el proceso. 

Beneficios de un proceso de ergonomía en el lugar de trabajo

Estos son cinco de los beneficios de un sólido proceso de ergonomía en el lugar de trabajo: 

1. Reduce los costos

Al reducir sistemáticamente los factores de riesgo ergonómicos, los líderes pueden prevenir los costos de compensación de los trastornos musculoesqueléticos (TME). 

De acuerdo con ErgoPlus, otras reducciones en los costos son: 

  • Disminución promedio del 59% de los trastornos musculoesqueléticos
  • Disminución media del 65% en la tasa de incidencia
  • Disminución del 75% en días de trabajo perdidos
  • Disminución del 53% en días restringidos
  • Disminución del 68% en los costos de compensación al trabajador
  • Disminución del 39% en el coste por siniestro
  • Disminución del 43% en los costos laborales

2. Aumenta la productividad

Esta, por supuesto, es la premisa de nuestro artículo, las mejores soluciones ergonómicas a menudo mejorarán la productividad. Al diseñar un trabajo para permitir una buena postura, menos esfuerzo, menos movimientos y mejores alturas y alcances, la labor se vuelve más eficiente, concretamente en un 25%, según “Los ejemplos de costos y beneficios de la ergonomía”, publicado por El Departamento de Trabajo e Industrias del Estado de Washington. 

3. Mejora la calidad

La mala ergonomía conduce a trabajadores frustrados y fatigados que no hacen su mejor esfuerzo, esto afecta directamente la calidad del producto o servicio y puede afectar la relación con los clientes. El estudio ya mencionado reveló que la ergonomía trae como beneficio disminuir en un 67% los errores en el trabajo. 

4. Alimenta el compromiso de los empleados

Los empleados notan cuando la empresa está haciendo todo lo posible para garantizar su salud y seguridad. Si un empleado no experimenta fatiga e incomodidad durante su jornada laboral, puede reducir la rotación en un 48%, disminuir el ausentismo en un 58%, mejorar la moral y aumentar la participación de tus colaboradores. 

5. Crea una cultura de seguridad

La ergonomía muestra el compromiso que, como empleador, tienes con la seguridad y la salud como un valor fundamental. El efecto acumulativo de los cuatro beneficios anteriores es una cultura de seguridad más fuerte para tu compañía. Los empleados saludables son tu activo más valioso; crear y fomentar la cultura de seguridad y salud conducirá a un mejor rendimiento humano para tu organización.

En conclusión, la ergonomía ocupacional afecta el desempeño de tus colaboradores porque disminuye su calidad de vida perjudicando su salud física y mental, es por eso que crear un proceso o plan para mejorarlo, trae cinco beneficios importantes, entre ellos la reducción de costos y la mejora de la calidad de tu servicio. 

¿Quieres aprender más sobre cómo potenciar el desempeño de tus empleados? Esta semana es para ti

0 Shares
Tweet
Share
Share