Competencias comportamentales: qué son, tipos y las más importantes

Tiempo de lectura 5 minutos

Las competencias comportamentales hacen la diferencia entre alcanzar o no un buen trabajo. ¿Por qué? Aquí te explicamos en qué consisten.

¿Has escuchado que grandes líderes mundiales de la talla de Bill Gates, Mark Zuckerberg y Steve Jobs no terminaron sus estudios universitarios?

Sin embargo, esto no fue un impedimento para que ellos crearan sus icónicas compañías y tuvieran una trayectoria laboral exitosa. Su liderazgo, su pensamiento innovador y sus demás competencias, fueron las que los llevaron a este nivel.

Según los teóricos Spencer y Spencer, una competencia es: “una característica del individuo que está casualmente relacionada con un estándar de efectividad y/o con un desempeño superior en un trabajo o situación”. En las organizaciones se clasifican en estos dos grupos:

  • Las profesionales o técnicas, también llamadas ‘duras’
  • Y las competencias comportamentales, también llamadas ‘blandas’

Forbes se refiere a este último grupo de las ‘habilidades blandas’ como aquellas que tienen que ver con la inteligencia emocional y que favorecen  las relaciones sociales. Entre estas podemos encontrar habilidades tales como: flexibilidad, comunicación efectiva, trabajo en equipo, autonomía y disciplina, entre muchas otras. 

Aunque no siempre parezca así, estas competencias están al mismo nivel que el conocimiento, las habilidades y las destrezas. Siendo determinante cerrar las brechas que tenemos en ellas para conseguir un empleo, avanzar en la carrera y, con el tiempo, convertirse en un líder.

Antes de leer: De pronto este contenido es muy básico para ti, de pronto te interesen estos recursos gratuitos que son más completos:

  1. Guía para implementar un modelo de gestión por competencias
  2. Guía para evaluar las competencias del personal

Tipos de competencias comportamentales

Según la clasificación que hacen en Morgan, estos son los 5 tipos de habilidades que existen: 

  • Individuales: Atributos propios como la confianza o la automotivación. 
  • Interpersonales: Características como habilidades de comunicación, trabajo en equipo, capacidad de persuasión. 
  • Motivacionales: Atributos como el liderazgo a través del ejemplo, tomar la iniciativa, generar nuevos proyectos. 
  • Gestión: Habilidades de liderazgo, capacidad de tomar decisiones importantes, manejar equipos e individuos. 
  • Analíticas: Habilidades de tomar decisiones de manera oportuna tras analizar los datos o la información necesaria. 

Las competencias de comportamiento generalmente son aplicables a cualquier rol en cualquier organización. Eso significa que son portátiles y que resulta un gran beneficio establecer cuáles son las tuyas o cuáles habilidades blandas se requieren para un cargo. 

¿Por qué te deberían importar?

“Los trabajadores que recibieron una capacitación en habilidades blandas fueron un 12% más productivos que aquellos que no lo recibieron”, asegura Achyuta Adhvaryu, docente investigador que hace parte de un estudio del Boston College, la Universidad de Harvard y la Universidad de Michigan.

Una vez finalizado el programa, encontraron que trabajar en las competencias comportamentales podía representar un retorno de la inversión del 250% en una mayor productividad y retención.

Además, contratar empleados con habilidades blandas avanzadas puede tener un impacto significativo en la efectividad de toda la organización y el funcionamiento adecuado de la estructura interna. 

Si bien las ‘habilidades duras’, como el conocimiento técnico y las habilidades computacionales, solían ser los requisitos principales para los trabajos, la posesión de competencias blandas ahora se considera esencial y, en algunos casos, incluso más importante que lo técnico

Por ejemplo, durante esta coyuntura en la que el trabajo flexible fue la opción más popular y aquellos empleados con mejores habilidades de comunicación, colaboradores y empáticos fueron de un incalculable valor para sus organizaciones. 

Los centros de pensamiento más destacados, como la Universidad de Stanford han notado la importancia de estas competencias y en su caso ofrecen un curso llamado ‘Dinámica Interpersonal’, que los estudiantes han apodado como curso de “tacto sensible”.

Y empresas como Google ofrecen a su personal ‘Buscar dentro de ti mismo’, un programa enfocado en capacitar a las personas para que sean más conscientes de sus emociones, más compasivas con los demás y más capaces de construir relaciones sostenibles. 

Otro ejemplo son los resultados del análisis interno de Google, donde encontraron que de las ocho cualidades más importantes en sus mejores empleados, la experiencia técnica fue la última. Todas las demás eran habilidades blandas.

¿Cuáles son las competencias más requeridas por las empresas? 

En este punto ya debes tener clara su importancia en el mercado laboral. Ya sea como empleador o como empleado resulta útil conocer cuáles son las habilidades más solicitadas por las empresas. Según un estudio de Linkedin las competencias más solicitadas en lo que va del 2020 son: 

  • Creatividad

Igual que en los resultados del 2019, las organizaciones necesitan gente que ofrezca soluciones creativas a los problemas y a las tareas. Desde los ingenieros encargado del software, hasta los asistentes de recursos humanos. 

  • Persuasión

Los líderes y gerentes de contratación valoran a las personas que pueden explicar el “por qué”. Es importante contar con la capacidad para comunicar ideas de manera efectiva y persuadir a colegas de que les conviene seguir tu ejemplo.

  • Colaboración

Los equipos de alto funcionamiento pueden lograr más que cualquier individuo, y las organizaciones lo saben. Lo ideal es que exista una sinergia entre  las fortalezas del equipo para alcanzar objetivos comunes y para esto es necesario que exista la voluntad para hacerlo.

  • Adaptabilidad 

La única constante en la vida y en los negocios es el cambio y si hay un año en el que esta competencia haya sido necesaria es el 2020. Una actitud positiva, mezclada con una mente abierta y profesional es fundamental en situaciones estresantes. 

  • Inteligencia Emocional 

Esta competencia entró este año al ranking.  La inteligencia emocional es la capacidad de percibir, evaluar y responder a sus propias emociones y las emociones de los demás. Además, de la importancia de responder e interactuar efectivamente con los colegas.

Te recomendamos: 4 Competencias blandas para mejorar el desempeño

¿Se pueden gestionar las competencias comportamentales? 

La gestión por competencias es un proceso que nos permite identificar las capacidades de las personas requeridas en cada puesto de trabajo a través de un perfil cuantificable y medible objetivamente.

A pesar de lo complejo que puede resultar medir los comportamientos, sí es posible y se debe hacer. Para esto te puedes apoyar con un software que te permita definir ciertas variables a evaluar de forma cualitativa o cuantitativa. 

El lugar de trabajo debe estimular el crecimiento de las habilidades para promover un entorno laboral estable y productivo que beneficie tanto al personal, como a la empresa. 

Las competencias por ser comportamientos, habilidades y conocimientos pueden ser desarrolladas y modificadas por medio de capacitaciones. Los docentes, coaches o los líderes pueden ayudar a otros a desarrollar sus competencias. 

Entonces, los líderes tienen un rol fundamental en el desarrollo de estas competencias en su equipo. Sin embargo, ellos también deben contar con ciertas habilidades. Una encuesta de Gallup mostró que los empleados consideran que el 82% de los gerentes y ejecutivos carecen de habilidades de liderazgo. 

Las emociones están siempre presentes en nuestras vidas y permean nuestras decisiones a nivel laboral. Por esto es necesario que tu personal tenga una buena combinación racional de sus capacidades. 

En muchas ocasiones se minimizan estas habilidades ‘blandas’, pero blandas no significa innecesarias.  Por el contrario, la personalidad, las actitudes y las competencias comportamentales son muy importantes para seleccionar al mejor talento humano disponible en el mercado.

guía para mejorar el desempeño de los empleados
0 Shares
Tweet
Share
Share